por: Sevilla
Compartir

Casa La Anselma

606162502

Pagés del Corro, 49, Sevilla, 41010

L a S: 23.45 a 03.00

Casa La Anselma es uno de los locales de música en vivo más populares de Sevilla. La propia Anselma, la dueña, es la que está al frente del negocio y la que recibe a los clientes cada noche. La entrada a Casa La Anselma es gratuita pero te obligan a tomar una consumición mínima para poder asistir al espectáculo.

Los músicos que actúan en casa Anselma suelen ser artistas locales que animan al público interactuando con ellos y haciendo que formen parte activa del show. Eso sí: hay que ir pronto porque antes de que abra, se crea cola en la puerta.

De noche, Actuaciones en directo, Bares de copas y pubs, Música en directo, Flamenco

Artículos en los que aparece Casa La Anselma

Vídeos de Casa La Anselma

Vídeos de Casa La Anselma

Sitios interesantes cerca de Casa La Anselma

Sube una foto de Casa La Anselma

Sube una foto de este sitio
Comentarios (24)

Escribir comentario sobre Casa La Anselma

¿Qué te ha parecido el sitio?
24 comentarios
Su valoración:
Martae
Marta Somoza. Lamentable antro en Sevilla donde a la dueña sobervia mal educada y muy subidita a la qie creo ni le guste el flamenco ni sienta Sevilla hace un negocio sucio de algo tan bonito como escuchar un poquito flamenquito si quieres que la gente que está sentada vea bien gane un poquito menos y límite la entrada sólo a la gente que pueda estar sentada no se.rodee de su gente para usar la sobervia ya que usted sola no es nada ha y lugares más bonitos en Sevilla y con mucha más clase
Su valoración:
Esthermarpe76
Lamentable . Mal educada sin respeto , ella ni canta solo dice tonterías no lo recomiendo es una pérdida de tiempo
Su valoración:
Menorquinas
Una pasada!. Un sitio para visitar. Por solo 7€, casi 3 horas de música en directo más consumición. Muy auténtico, buena música, animación con el público entregado... No te lo pierdas!
Ah! Ir 20 minutos antes de las 12, o no podras sentarte
Su valoración:
Geo_LDN
Noche de diversion y entretemimiento en el corazon de Triana. Estuve en el local de Anselma el sabado pasado y fue un experiencia increíble. Es un espectáculo a mitad de camino entre comedia, música y baile. Muy cercano! Prepárate para bailar, cantar, etc. El servicio es estupendo, lleno de carácter y amabilidad. Me parece increíble que no cobre en la puerta ya que es muy popular. El tomar algo dentro es ‘obligatorio’ pero la copas son generosas y a buen precio (€7). La próxima vez que visite Sevilla, allí me veras Anselma.
Su valoración:
pipima
Lamentable. Estuvimos el 3 de Noviembre y no tengo palabras, la dueña estuvo lamentable, no se lo recomiendo a nadie, que no pierda el tiempo.
Su valoración:
PUCELANA6
Impresentable. El pasado 12 de octubre estuvimos en el local de Anselma porque nos lo había recomendado y nos pareció simplemente deplorable. Tienes que hacer cola a la espera de que la señora llegue y abra el local. Nadie te informa acerca de la hora de apertura e inicio del espectáculo. Había muchísima gente y tras hacer una hora de cola se presenta la tal Anselma y abre una puerta lateral por la que cuela a todo aque que la parece. A pesar de eso seguimos esperando y cuando abrió la otra puerta en la que los demás estábamos haciendo cola empezó a meter a más gente si tener en cuenta el aforo del local. Una vez dentro empujaba a la gente hacia la barra para que pidiesen copas y no cervezas porque según ella eran más caras... No aguantamos mucho en su local ya que no nos gustaron sus formas. No se lo recomiendo a nadie porque creo que debe haber otros sitios en Sevilla mejor organizados y gestionados por gente más amable. Además, flaco favor le hace esta señora a la imagen de los sevillanos.
Su valoración:
Chery
Ofendidas por Anselma. Fuimos un grupo de amigas a La Anselma, después de escuchar varias recomendaciones, pero la experiencia nos defraudó bastante. Después de soportar una enorme cola, y entrar a empujones en el pequeño local, todos amontonados, conocimos a La Anselma. Lo primero que nos dijo fué que nos acercasemos a la barra a consumir, lo cual era bastante complicado por el abarrotamiento de gente. Salimos a la puerta porque nos sentíamos agobiadas, y La Anselma que estaba allí nos preguntó de dónde éramos. Al decirle que éramos vascas, muy inoportunamente nos salió con el tema del terrorismo y a hablarnos con malos modos y nos marchamos. Afortunadamente, el resto de lo vivido en Sevilla aquellos dias fue estupendo y la gente con la que tratamos era encantadora, pero a La Anselma no volveremos nunca.
Su valoración:
jjorti
José Javier Ortí. Está claro que cada cual cuenta la historia conforme él la ha visto o le ha parecido verla y que a veces los pequeños detalles pueden hacer las cosas más o menos agradables; pero los extremos nunca son buenos y más si carecen de fundamento.
Es cierto que la espera puede hacerse cansada y que el local es insuficiente para el público que acude, pero no es cierto que prime el interés económico: pagas 7 € por la silla con derecho a una consumición con o a dos sin alcohol; si luego te acercas ( si es que puedes) a la barra y repites, ya es tu problema y lo será tantas veces como repitas.
Tampoco observé en Anselma ningún detalle de mala educación; la vi campechana, familiar y muy correcta cuando le pedí permiso para realizar unas fotografías; incluso luego encontré en ella una complicidad que me hizo sentirme muy cómodo. Lo que pasa es que en ocasiones ser tan espontáneo... tiene sus interpretaciones y si se dice todo lo que se piensa a veces no se piensa todo lo que se dice.
Lo que es cantar, ha cantado, cantó y sigue cantando poniendo el alma; pero los años pasan para todos y creo que es en el fondo y en el aguante en lo que más se nos nota a todos los humanos; pero garra, sentimiento y coraje desde luego que no le faltan.
En cuanto a los" amiguetes para los que reserva los menjores puestos", sí que es cierto que no me pude sentar en la 1º fila, pero estuve en la 2ª y nadie me dijo nada.
Lo de salir a bailar y a cantar de manera espontánea, lo hicieron (y de maravilla) las dos chicas que estaban a nuestro lado y con las que entablamos una curiosa y casi "paternal" relación.
Finalmente el grupo que le acompaña se lo trabajó de lo lindo.
En resumen: enhorabuena por lo original, la espontaneidad y la falta de marketing del espectáculo. Si vuelvo a Sevilla "intentaré" volver a entrar y por supuesto que lo recomiendo al visitante por ser una experiencia emotiva (la "Salve Rociera" se canta con toda el alma) y original.
Gracias Anselma por permitirme hacerte el reportaje que tienes en "flickr".
Su valoración:
catalanaenamoradadesevilla
Catalana enamorada de Sevilla. El pasado 4 de Mayo, estando 6 amigas por unos dias en Sevilla, acudimos a casa Anselma con el fin de pasar una noche alegre i divertida, cual no fué nuestra desilusión cuando al intentar una de nosotras bailar una sevillana, Anselma, por cierto, muy maleducada, preguntando primero ¿ de donde vienes? y al responder que de Barcelona, se lo negó alegando que los CATALANES no saben bailar sevillanas (que más quisiera ella que bailar como las baila nuestra compañera). En fin, la polémica estaba echada y la juerga terminada, mucha gente nos apoyó, alegando que la Anselma habia estado impresentable. Decidimos abandonar el local y algunos detras nuestro, cuando Anselma lo vió, salió detrás nuestro ... que aquello era un negocio y que entráramos a oir las Salves. Por Diós, después de lo ocurrido ganas teníamos de ir a pasarlo bién a otra parte. Que cuide su negocio pués de no ser así lo va a perder.
Su valoración:
corsa
defraudados . todo bien cena tranquila con amigos risas y demas. el problema llego a la hora de ir a hacer la cola, un desorden dos puertas sin ninguna indicacion, gente en un lado y otro. cuando llega la señora por decir algo a anselma, deja pasar a sus amiguetes que ocupan por supuesto los mejores sitios siendo bastantes personas, y los demas de esa cola nos dice que la cola para entrar esta en el otro lado, pues toda la gente para la otra puerta y entonces llego el follon padre, que si yo estoi el primero que siyo llevo dos horas que tal que cual toda la gente agolpada en la puerta tanto los que llevan dos horas como los que acababan
de llegar, todo esto con malas formas de hablar y malos rollos. decision final del grupo irnos a otro local cercano que nos trataron como personas.conclusion final no recomendar a nadie porque primero son sus amiguitos y lo que sobra para los tontos de la cola que llevan dos horas y solo entraran cuatro

Casa La Anselma
1 de 2
Casa La Anselma