por: Barcelona
Compartir

Comer calçots en Barcelona

 
Comer calçots en Barcelona

¡Disfruta de unos ricos calçots en Barcelona! Con la llegada del buen tiempo, la oferta de comer calçots abunda en toda Cataluña. Los restaurantes de cocina catalana ofrecen interesantes menús pensados para degustar este plato tan tradicional y que se sirve acompañado de la deliciosa salsa romesco. Si quieres disfrutar de un buen menú "calçotaire", nada mejor que leer este artículo de Salir.com en el que te descubrimos los mejores restaurantes para comer calçots en Barcelona. Espacios especializados en la gastronomía catalana y que te ofrecen una propuesta riquísima y tradicional. Bon profit!

L'Antic Forn de Villarroel - Esquerra Eixample

En L'Antic Forn de Villarroel, en pleno Eixample, también podrás disfrutar de unos ricos calçots en Barcelona. Aquí puedes disfrutar de lo mejor de la cocina catalana y la mejor brasería con recetas de siempre y, otras, que cuentan con toques creativos.

En temporada no puedes perderte su menú de calçots que está complementado con platos tradicionales de esta gastronomía como, por ejemplo, carnes a la brasa, butifarra, entrecot de ternera, etc. Todos sus productos son de mercado y de primeras calidades para que disfrutes de una experiencia deliciosa.

Can Travi Nou - Horta

Si quieres comer calçots en Barcelona tampoco puedes perderte Can Travi Nou, un restaurante situado en una masía catalana que data del XVII. Hoy en día la masía se ha restaurado para convertirse en un espacio gastronómico tradicional y delicioso. Un rincón donde lo rústico y lo clásico se dan la mano para ofrecer platos de cocina tradicional y mediterránea.

Entre sus especialidades destacan platos como el timbal de patata, butifarra negra y cebolla gratinada, el arroz caldoso de bogavante con almejas y, pos supuesto, sus calçots. Innovación y desarrollo son una constante en los fogones de Can Travi Nou

Can Cortada - Horta

Can Cortada se considera el "hermano menor" de Can Travi, un restaurante de cocina catalana que ofrece precios más ajustados y una cocina más informal. Se trata de un espacio situado en un antiguo castillo del siglo XI y que, ahora, alberga un restaurante perfecto para descubrir la gastronomía de la región.

Esta masía Pairal forma parte del Patrimonio Artístico de la ciudad Condal y en el interior alberga una antigua torre de defensa para prevenir posibles ataques feudales con más de mil años de antigüedad. El menú de calçots se complementa con unos calçots a la brasa, alioli, una parrillada de carne y un postre tan tradicional como la crema catalana.

Restaurante La Font de Prades - Montjuïc

El Restaurante La Font de Prades es otro de los mejores sitios para comer calçots en Barcelona. Es un precioso establecimiento que se encuentra en la montaña de Montjuïc. Se trata de un restaurante con una gran historia detrás y que cuenta con detalles únicos y espacios de imponente belleza como, por ejemplo, la preciosa terraza exterior en la que se encuentra la fuente de Prades que aporta el nombre al local.

Se trata de un espacio diferente y lleno de elegancia para disfrutar de una velada única con los tuyos. Su carta se caracteriza por ofrecer platos de cocina catalana pero con base mediterránea para, así, renovar la cocina de siempre y ofrecer sabores distintos y deliciosos.

Restaurante Balmes-Rosselló - Esquerra Eixample

Muy cerca de Paseo de Gracia nos encontramos con el restaurante Balmes-Rosselló, un lugar emblemático por su extensa variedad de comida mediterránea y su especialidad en carnes a la brasa, tapas y pizzas hechas al horno de leña.

Aunque esté especializado en pintxos, lo cierto es que en temporada ofrece un buen menú de calçotada que merece la pena conocer. Este menú está integrado por alcachofas, tostadas de "pa amb tomàquet" y parrillada de carne a la brasa. Un restaurante en el que la sencillez y el sabor son los principales protagonistas.

El Disbarat - Gràcia

El Disbarat es una excelente elección para disfrutar de comida mediterránea, platos tradicionales catalanes y exquisitos vinos a buen precio. Está situado en el corazón del barrio de Gracia y presenta una decoración tradicional en la que parece que el tiempo se haya quedado parado. Una taberna típica catalana que sirve platos que se adecuan a cada estación.

En temporada, sirven un menú de calçots que vienen de Vilafranca del Penedès y cuyo cultivo es ecológico. Este menú viene acompañado de una parrillada de carne, verduras a la plancha y postres caseros. Un lugar con mucha personalidad y que merece la pena conocer para vivir una especie de viaje en el tiempo.

La Parra - Hostafrancs

La Parra es un restaurante que se encuentra en el barrio de Hostafrancs de Barcelona y que tiene más de 250 años de historia. Se trata de un establecimiento inspirado en la cocina catalana y fresca y, por eso, entre sus platos nos encontraremos delicias como escalivada, ternera de Girona, flan de mató, etcétera.

Decorada como si de una masía tradicional se tratara, La Parra es un restaurante cuya carta se especializa en la cocina tradicional y catalana. Todos sus platos están elaborados con producto local y de temporada y, además, en su carta de vinos encontrarás las mejores referencias de los catalanes, así como de otras denominaciones.

Caliu de Gràcia - Gràcia

El Caliu de Gràcia presenta una carta basada en platos de la cocina catalana tradicional, entre los que destacan especialmente sus carnes a la brasa. Además presenta una oferta adaptada a la cocina de mercado, con los productos típicos de cada temporada y con platos de la gastronomía mediterránea. Entre sus especialidades destacan las paellas, la caldereta de bogavante, el entrecot de buey a la brasa y sus ricos calçots.

Con una decoración en tonos pastel, el Caliu de Gràcia hace honor a su nombre gracias a un ambiente agradable, familiar y cálido. Los motivos orientales que engalanan su comedor le da un toque étnico muy atractivo que convierte el establecimiento en un lugar informal, moderno y juvenil.

El All i Oli - Porta

El restaurante El All i Oli es un lugar perfecto para comer calçots en Barcelona. Originalmente decorado simulando una cueva y famoso por el tamaño de las cartas, es uno de los locales más típicos de cocina catalana de Barcelona.

Sus carnes a la brasa, sus especialidades en caracoles y la forma de preparar los calçots durante la temporada de los mismos han hecho que este restaurante sea muy conocido entre los barceloneses. Entre los platos estrella de la casa, destacan el bacalao 4 estaciones, jabalí con setas, conejo setal o el xatò de Vilanova. ¡Un lugar ideal para ponerte las botas!

¿Quieres que tu negocio aparezca en este artículo?

Añadir mi negocio

Escribir comentario sobre Comer calçots en Barcelona

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Comer calçots en Barcelona

Volver arriba