menu
por: Madrid
Compartir

Las Mil y Una Noches

915595785 - 606302368

Martín de los Heros, 28, Madrid, 28008

Moncloa-Aravaca (Argüelles)

L3 Ventura Rodríguez

L-D de 14:00 a 02:00

15 €

Restaurante Las Mil y Una Noches

Las Mil y Una Noches es un restaurante con más de 30 años de experiencia que te conquistará con su cocina oriental y mediterránea. Está situado en la calle Martín de los Heros de Madrid, en el barrio de Argüelles y a pocos metros de la parada de metro de Ventura Rodríguez.

En Las Mil y Una Noches están especializados en la cocina libanesa. Para empezar, puedes escoger alguno de los entrantes de su carta, como las empanadillas libanesas, el hummus o el labna (bolitas de queso conservadas en aceite de oliva).

Como platos principales, no puedes perderte sus especialidades como el cordero asado al horno, deshuesado y relleno de arroz, carne picada y piñones o la parrilla (chuletas de cordero, pinchos morunos o churrasca), pero también son muy recomendables el cous cous royal, la pastela magrebí, el shawarma, la musaka o el tayin (guiso de carne con ciruelas pasas).

Las Mil y Una Noches también es una tetería en la que se imparten danzas y otras actividades representativas de la cultura oriental. Disfruta de ellas acompañado de un delicioso té, una shisha o una de sus pipas de agua con tabaco y miel.

Se trata de un lugar de confort con un ambiente 100% oriental y una atmósfera agradable que varía según la ocasión. En Las Mil y Una Noches cada día puede ser diferente. ¡Compruébalo!

Restaurantes, De noche, Exótica, Opciones para vegetarianos, Menú del día, Teterías, Servicio a domicilio, Zona WiFi/Conexión Internet, Bares de copas y pubs, Cocina internacional, Abierto en domingo, Con espectáculo, Menú degustación, Acepta tarjeta de crédito/débito, Comida para llevar, Salas privadas, Catering, Coctelerías, Árabe, Libanesa

Artículos en los que aparece Las Mil y Una Noches

Sitios interesantes cerca de Las Mil y Una Noches

Sube una foto de Las Mil y Una Noches

Sube una foto de este sitio

Escribir comentario sobre Las Mil y Una Noches

¿Qué te ha parecido el sitio?
19 comentarios
Su valoración:
Nublado
Queja sobre la reserva. Habiendo hecho una reserva con mas de dos días de antelación y habiendo expuesto que quería ver el espectáculo,me metieron en un salón....en el cual le costaba trabajo entran la que hacia la danza del vientre hacer su espectáculo y encima me mintieron ya que me dijeron que pasaba por todos los salones y eso es mentira.Paso al salón donde yo estaba por que un cliente se lo pidió.
Su valoración:
robin1989
robin1989. Me encanta la decoración pero es lo único apreciable que le veo. Los tes no tienen sabor rico
Su valoración:
AileC
Hay que probar cosas nuevas. No está mal. Es un local muy grande, y totalmente decorado en su estilo. Yo fuí con un grupo de amigos a cenar, y no está nada mal para probar cosas nuevas... . El precio es acorde a la cantidad de comidad que ponen, pero no lo recomiendo a personas que sean muy clásicas en sus comidas y se nieguen a expermientar sabores nuevos... . A mi personalmente, si me gustó. Amenizan la cena con un breve espectaculo de la danza del vientre, y el personal es muy atento. Me gustaría volver, para probar alguna de las shishas, que me quedé con las ganas.
Su valoración:
bohemianbeyo
Una tetería distinta. Los que estén acostumbrados a la típica tetería de esquina, cutre, oscura y probablemente sucia, quedarán maravillados en las Mil y Una Noches.
Yo no he comido ni cenado nunca allí, pero ya es casi una costumbre ir a este local a fumar una sisha y tomarme en buena compañía uno de los buenísimos tés que tienen o una cerveza. El ambiente es perfecto, el local es muy grande y el servicio (en su mayoría, siempre te encuentras con algún antipático) es bueno.
Eso sí, los fines de semana a partir de las 22.00 habrá que esperar para encontrar un sitio para sentarse.
Su valoración:
sumasyrestas
Para pasar las tardes. En la misma calle que los cines Renoir o los Gollem, nos encontramos con esta tetería. Aunque desde fuera parece un local pequeño, lo cierto es que tiene una sala detrás bastante grande.
Cuentan con gran variedad de tés, la schischa ronda los 10€ y también se puede cenar. El menú degustación está bastante bien y el cous cous está buenísimo. Puedes llegar a las 4 de la tarde y salir a las 10 ya cenado…
Su valoración:
alain
Precioso, bueno y único. Ojalá todos los restaurantes en Madrid fueran así. Y lo digo en serio. Porque es precioso en cuanto a la decoración, buenísimo en cuanto a su oferta gastronómica y único por su ambiente. Se trata de un restaurante árabe del barrio de Argüelles. Cuando vivía allí, solía ir bastante, y de todo lo que he citado antes, me quedo sobre todo con su decoración espectacular, y sus originales y diferentes pipas de agua.
Su valoración:
JANOREMESAL
De película. Y lo del título no es sólo porque esté decorado de forma exquisita, muy logrado su estilo árabe, ni porque sus tés estén realmente buenos, ya sean sólo con agua o americanos, ni tampoco porque se pueda comer una gran variedad de platos salados y postres... Sino porque a menudo se han grabado escenas de series, cortos y largos tanto en sus interiores, rebuscados y llenos de rincones, como en sus exteriores, en una calle tan cinematográfica como Martín de los Heros.
Su valoración:
indienauta
Como en un palacio árabe. Desde fuera no parece muy grande, pero una vez dentro te encontrarás con varias salas larguísima y con decoración árabe muy recargada, que da la impresión de encontrarte dentro de un palacio. Los tés están muy buenos, y tambien puedes pedir pastelitos árabes para acompañar.
Su valoración:
mapaxe
Como Aladino. Bonito sitio muy bien ambientado, donde comer, tomar unos tés o fumar una shisha (pipa de agua típica de esas tierras). Respecto a la comida no puedo opinar, pero todo el mundo habla muy bien de ella; yo he ido principalmente a tomar té y fumar alguna pipa. Los fines de semana es difícil encontrar un hueco, quizás por los espectáculos de la danza del vientre que también ofrecen. Un sitio para soñar.
Su valoración:
tximeleta
Diferente. Esta es la primera tetería a la que fui y será por ello por lo que me parece diferente a las demás. Allí he llevado a un montón de amigos que han venido de otras provincias y se quedaron encantados. Lo malo es que para cenar varios no es, respecto a la cena mejor ir con tu pareja porque si no sale algo carillo. Pero para tomer un té, fumar una shisha y tomarse un dulce árabe es ideal, es amplia y además hay espectáculo de la danza del vientre el sábado.
Su valoración:
olivita
Para tomar una a media tarde. Tienen unos tés estupendos, pero yo siempre pido cocacolas y botellas de agua, con este calor ¡qué vamos a hacerle! La decoración es genial, y el itio es muy amplio. Además, los bollitos de hojaldre tienen una pinta exquisita, pero aún no me he animado a pedirlos. Aparte de eso, tienen porciones de tarta, y alguna otra cosita para comer en plan tapichuela. La verdad es que me he quedado con ganas de ir allí a comer, porque los salones están muy chulos, y dan buena impresión. Los camareros muy simpáticos, pero eso sí: no se puede pagar con tarjeta importes de menos de 20 euros. Así es la vida.
Su valoración:
josanar
Muy exótico. Un cachito de El Líbano se ha trasladado a la calle Martín de los Heros, por que entrar a este local es meterte automáticamente en otro mundo, el mundo del exotismo, pues no sólo de comer se trata, sino también de disfrutar del logrado ambiente y de la fantástica decoración mientras presencias una de las típicas actuaciones de la danza del vientre que definitívamente hará que olvides que te encuentras en la capital de un país occidental.
En definitiva, buena comida, infusiones exóticas, cachimba y danza del vientre. ¿Quien da mas?
Su valoración:
Esmeralda23
Viaje al mundo árabe. Los brocados de colores del interior del local recuerdan a un palacio árabe de la más mística factoría Disney. Tanto la sala de fumadores como la reservada como espacio libre de humos, anuncian ya lo que el paladar está a punto de degustar. En Las mil y una noches no hay medias tintas, los sabores trasladan al comensal al mismo Líbano. No se pueden perder las empanadillas de espinacas y piñones y la suculenta Kefta.
Su valoración:
HenarSupastar
Mágico y divertido. Hace unos días visité junto a unas amigas esta tetería, buscando un sitio original y acogedor para pasar la tarde. No pudimos estar más acertadas acercándonos a este lugar!!

La decoración, el ambiente... desde el momento en que entras todo te envuelve con la brisa mágica del cuento de Las Mil y Una Noches, con sus luces doradas y paredes esmaltadas de mil colores. Sofás acolchados para tumbarse si te place, mesitas de marquetería y tintes rojizos, lámparas arábigas y arcos por puertas... Los camareros, puros árabes, son amables y serviciales, y están bastante atentos por si necesitas cualquier cosa. Los tés están deliciosos (tomamos unas 5 variedades, nata, violetas, vainilla... cada cual más rico), y podéis degustar una tetera de cada variedad (para unos 2 o 3 vasos) por 2'50 €. Por otro lado, las pipas son espectaculares, todas diferentes en cada mesa, y están riquísimas (recomendación: la de fresa está buenísima!!). A 9€ las de agua y unos 10 u 11€ con alcohol.

Además los sábados, de 22:30 a 23:30 hay espectáculo de la danza del vientre. Un consejo: ¡procurad reservar mesa! Si no será casi imposible que cojáis sitio, aunque incluso estando lleno no es agobiante!

Así que ya sabéis, para disfrutar de un buen té y una cachimba como Dios manda en un marco incomparable, acercaros a "Las Mil y una Noches". Saldréis encantados por el espíritu de Oriente.

Su valoración:
ozores
Erase una vez. Érase una vez un restaurante que te traslada al exótico Líbano sin moverte de Madrid. Un lugar donde las comidas especiadas se riegan con té de mil sabores. Un lugar donde se fuma 'shisha' al compás de la danza del vientre.

"Las mil y una noches" es uno de mis rincones favoritos de Madrid. Está en pleno centro de la capital (al lado de Plaza España) y siempre que puedo me acerco a tomar algo. El lugar tiene un encanto especial. Es grande, con varios salones, y está todo decorado con motivos árabes.

Nada más entrar te reciben el olor del incienso y las especias. Si no hay jaleo, no es extraño encontrarte a los dueños fumando en su 'pipa de agua' o jugando a las damas.

La comida es deliciosa, un contraste sorprendente de sabores dulces y salados. Os recomiendo que si vais en grupo pidais el menú degustación. Es un poco caro (22 euros por persona), pero merece la pena porque es mucha cantidad y os permitirá probar muchos platos diferentes. Todo está buenísimo, pero os recomiendo el cordero, el cuscús... y los dulces!

Cónviene reservar mesa, porque es un sitio concurrido. Al hacerlo, no os olvidéis de preguntar si ese día hay danza del vientre. El espectáculo es la guinda perfecta para una auténtica noche de cuento.

No os lo podéis perder.
Su valoración:
anaiD
Para fanáticos de lo árabe. Como yo, que me quedé alucinada con la decoración del garito, que por otra parte, tiene tantas salas que no tuve la ocasión de verlas todas, y no por falta de ganas... Entre arcos cubiertos por yeso policromado de mil colores, hay incluso un pequeño patio con plantas y una fuente.

A parte de restaurante es también tetería, con mesitas bajas de esmalte dorado y negro y taburetes de cuero. Donde puedes probar una pipa de agua para acabar de creerte un jeque árabe en un país lejano de oriente. O acompañar un té delicioso(2 euros)_a elegir entre más de 40 tipos distintos!_ por un pastelito de miel y frutos secos, una de las delicias del lugar y de lo más barato que puedes encontrar. Pero si te apetece una cerveza porque cambiar no es lo tuyo, no hay problema. Eso sí, es uno de esos sitios que no te esperas y que se disfruta mucho más si te acercas con ganas de probar algo nuevo y dejarte llevar.

No vi el espectáculo de danza del vientre, si así fuera supongo que le habría puesto un diez.
Su valoración:
alita_Vo
Un toque diferente. Yo he ido solo uan vez y la verdad es que me gusto bastante.

Entre cachimba, danza y dulces se nos pasa la noche echando fotos a diestra y siniestra.

Yo la verdad es que no me puedo quejar del lugar. Y hablo humildemente desde la postura de quien no tiene ni idea de cocina árabe.

Por eso, no sabría clasificar si la comida era auténticamente libanesa o no, pero si no lo era tampoco me siento defraudada.

Todo lo contrario, me encanto lo que pédí. Probe de todo y la verdad es que fue una experiencia muy grata.

Además, el espectaculo está bastante currado, es larguito y además se ve bien desde todos los sitios del lugar.

Y la cachimba mola mogollon porque te la ponen de vodka y whisky y para hacer la gracia está bastante bien.
Su valoración:
carlos
No tienen jarras?. Salí un poco escarmentado de aqul sitio. Aunque lo tengo justo al lado de casa no voy. Fuimos un grupo de unas 15 personas y nos trataron bastante mal. Se les olvidaron platos y fueron bastante antipáticos. Pedimos "unas jarras de agua" y nos aparecen con 8 o 9 botellines.

La comida estaba bastante bien, pero nos la tomamos un poco incómodos o enfadados, por lo que tampoco la disfrutamos demasiado. El precio caro si tienes 20 años. Salimos cada uno, con "agua" plato y postre para compartir por entre 15 y 20 euros. Para un día vale, pero espero pillarles de mejor humor.
Su valoración:
priscila
Comida y danza oriental. Las mil y una noches es un buen lugar para descubrir otro tipo de gastronomía ( en este caso la libanesa), los fines de semana hay una bailarina de danza del vientre que nos deleita con sus sensuales movimientos. No tienen problema después en que tu bailes si sabes y quieres.
La comida está muy rica pero no espara todo el mundo, yo por ejemplo invité a mis amigos por mi cumple y no les gustó mucho la comida, que si las hojas de parra no se que, que si el cuscus tal... Lo recomiendo pero teneis que saber a que vais. Tambien tiene varias salas, por si va mucha gente.

Las Mil y Una Noches
1 de 35
Las Mil y Una Noches

Volver arriba