menu
por: España
Compartir

Lazos

5,8
IMDb

Lacci

Tráiler de Lazos

17/09/2021 - Italia

Drama

Daniele Luchetti / Daniele Luchetti, Francesco Piccolo

Alba Rohrwacher, Luigi Lo Cascio, Silvio Orlando, Giovanna Mezzogiorno, Laura Morante

1h 39mins

No recomendada para menores de doce años

Imágenes de la película

Sinopsis de Lazos

Nápoles, principios de los años 80. Aldo y Vanda están a punto de separarse después de que él confiese que tiene una aventura. Sus dos hijos pequeños se debaten entre sus padres, sumidos en un torbellino de resentimiento. Pero los lazos que unen a las personas no desaparecen, ni siquiera cuando ya no hay amor. 30 años después, Aldo y Vanda siguen casados.

Estrenos relacionados

Dónde ver la película Lazos

Cines destacados

Escribir comentario sobre Lazos

¿Qué te ha parecido la película?
1 comentario
Su valoración:
Vicente García Giménez
LAZOS (Ataduras)
La primera parte se desarrolla en su actualidad narrativa (años 80); la segunda parte trata de asustar 30 años después. Hubo alguna forma mejor de explicarlo, pero cada uno tiene sus ideas y vale; aunque desorientó un poco o un mucho a los pacíficos espectadores de la calurosa tarde. Una pareja napolitana treintañera y dos niños –chico y chica mayor- preadolescentes, y la misma pareja en su sesentena. No fueron los mismos actores y alborotó a la gente.
El espectador puede sacar críticas, apoyos o el espíritu alienígana entre los comportamientos de Aldo y Vanda, de los niños y de Labés. Yo diría que en nuestras calles se ve más a Aldo que a Vanda. Cada espectador, según su experiencia cargará con positivos y negativos las mochilas vitales de ambos. Muy pocos de losm espectadores coincidirá entre sí: no porque sea difícil sino porque cada espectador ha vivido experiencias, culpables o no en reacciones de efectos positivos o negativos.
No está filmado para que cada espectador se identifique con una u otra figura, no hay identificación posible. Él traiciona contra compromiso, los dos se comprometieron para toda la vida “hasta que la muerte nos separe” y no era un decir. Y el “quiero cambiar” es capricho que se viste de políticamente correcto desde que, ya de pequeños, nos escandalizábamos al ver, oir y callar sobre las ocho bodas de Sinatra, las del Lex Barker que hacía de Tarzán o las no sé cuántas de Agha Kan… ¿Porqué en otros sitios sí y nosotros no? se preguntaron nuestro mayores Y el nacionalcatolicismo se puso a ello. Y entramos en la separación , en el divorcio, en los matrimonios de colores Y así estamos. Pero no voy de números de divorcios exprés, de armamientos y de problemas de los hijos que buscan a sus padres y de padres que buscan a sus hijos (película actual francesa “Adiós, idiotas”). Los vínculos inexistentes en la pareja hoy existieron alguna vez. ¿Educamos a los hijos para que sea el Aldo adulto? ¿Son vínculos recuperables? ¿Es posible como quiere Vanda la recuperación familiar? Actos sociales y eclesiásticos refuerzan el compromiso de los padres. Ni la separación ni el divorcio con hijos son soluciones racionales. Son lazos y ataduras que marcarán a los hijos.
Lazos
1 de 6
Lazos

Volver arriba