por: Madrid
Compartir

Mamá No Lo Sabe

Castelló, 117, Madrid, 28006

Salamanca (Fuente del Berro)

L4,L6,L7 Avda. de América

http://www.mamanolosabe.com/

Bajo el curioso nombre de Mamá no lo sabe se esconde uno de los locales de referencia de la noche madrileña. Es un divertido bar de copas, donde la noche cobra vida y el buen rollo contagia a los presentes. Disfrutarás con su animada música y sus copas y cócteles, hechos por grandes expertos.

De noche, Bares de copas y pubs

Artículos en los que aparece Mamá No Lo Sabe

Sitios interesantes cerca de Mamá No Lo Sabe

Sube una foto de Mamá No Lo Sabe

Sube una foto de este sitio

Escribir comentario sobre Mamá No Lo Sabe

¿Qué te ha parecido el sitio?
7 comentarios
Su valoración:
Anónimo
Auténtico. Pues xa mi este local me parece super auténtico...si es verdad q se llena, xo como si eso fuese malo!!!yo lo conoci xq una amiga organizó su cumpleaños y le hicieron muy buen precio en las copas...xa primeras copas es muy buena opción!.un saludo
Su valoración:
Anónimo
sandra. Unos de los locales más divertidos de madrid el ambiente es genial la musica super bailable.para mi de los mejores locales de madrid sin duda.
Su valoración:
sumasyrestas
Ambiente ochentero. Un gran descubrimiento. Música para la nostalgia en pleno barrio de Salamanca. Pinchan música de los años 80 y algo de los 90 bastante chula y el ambiente es muy agradable -aunque a veces el ambiente mismo se satura cuando hay demasiada gente).
La bebida no está mal, aunque podria mejorar.
Su valoración:
alain
Lo primero es lo primero: la diversión. Se trata de unpub que tiene un local en la Calle Guzmán El Bueno, más conocido, pero que también posee otro en la calle Castelló, (al que fui menos pero también fui). Ambos son más o menos igual de divertidos. Sé que en general el establecimiento no tiene nada que le haga destacar especialmente (aparte de la nota negativa de lo pequeño y agobiante que llega a ser en ocasiones), pero yo siempre me lo paso bien con mis colegas estuchando música de los 80 y 90 sin llegar a ser demasiado comercial como para aburrirnos.
Su valoración:
veghita
Le salva la falta de competencia. Trabajo aquí cerca, y cuando nos cierran el Bo Finn normalmente acabamos en El Cuento. Un día que venía gente de fuera nos llevaron a este bar y, desde luego, comparado con El Cuento, gana por goleada. La música era todo pop ochentero, y cuando llegamos se estaba bien. Aunque al poco tiempo se llenó de gente y tuvimos que salir por piernas si queríamos seguir respirando...
Su valoración:
adegreen
Si tú lo sabes, no vuelvas. Mamá no lo sabe es el típico club al que vas después de tomarte unas cañas y tapas con tus amigos, y que al llegar, seguramente porque has cenado relativamente rápido, no hay casi nadie. Pero antes de terminar la primera copa, ya no puedes ni moverte hacia la barra de la gente que hay. La verdad es que el local es bastante pequeño e incómodo, parece una gran tienda diáfana con una barra, incluso algunos parecen los maniquíes de un escaparate ya que uno de los laterales de cristal da a la calle. En definitiva, Mamá no lo sabe es uno de esos bares a los que vas por casualidad y si vuelves es porque tu mamá no te ha enseñado bien.
Su valoración:
labrujaaveria
Y mejor que no lo sepa…. Si yo le digo a mi madre que he ido a este garito, acabo con la fama de “divine” que tengo ante ella.

Si lo tuviera que definir con una palabra, utilizaría el vocablo vulgar (dícese, según la RAE, de lo común o general, que es impropio de las personas cultas).

El lugar no es muy grande, la música es horrorosa (pop de Los 40 a lo Canto del Loco), no tiene ventilación y hay mucha, muchísima gente, por lo que el calor es tan brutal que la única vez en mi vida que estuve allí, debí de perder dos o tres kilos. Si no perdí más, fue porque a las dos horas salí horrorizada del lugar en el que bailar es algo más que imposible.

Mamá No Lo Sabe
Mamá No Lo Sabe

Volver arriba