Compartir

Rubén Escudero

983385081

José Garrote Tovar 45,, Valladolid, 47014

Domingo tarde y Lunes tarde, cerrado.

30 €

En pleno barrio de Parquesol, junto al Centro de Salud se ubica este cautivador restaurante de aires frescos, ideal para el buen gourmet, pudiendo disfrutar también de su excelente bodega. Prueba también nuestras tapas elaboradas.

Restaurantes, Cocina de mercado, Creativa y de autor

Sitios interesantes cerca de Rubén Escudero

Sube una foto de Rubén Escudero

Sube una foto de este sitio
Comentarios (3)

Escribir comentario sobre Rubén Escudero

¿Qué te ha parecido el sitio?
3 comentarios
Su valoración:
Anónimo
Un sitio diferente. Es un sitio ideal. La comida es deliciosa, me encanta. Carne y pescado estupendos. Los postres todo un lujo. De esos sitios en los que comes muy bien y son diferentes hasta las ensaladas. Se nota que cuidan mucho el detalle. La única pega que puede tener es el precio, pero ahora tiene menus fin de semana que estan genial. Un sitio muy, pero que muy recomendable.
Su valoración:
waitsorcos
Autor, diseño y buena comida. Este restaurante podría enmarcarse en las nuevas tendencias de cocina de autor, donde las recetas, los productos y los platos se combinan a la perfección con el diseño y el estilo del propio establecimiento. Se trata de un sitio fresco e ideal para los paladres más sibaritas. Tapeo y platos en un lugar muy chulo con una decoración moderna que hace juego con su carta.
Su valoración:
runaway
Cocina de autor en Parquesol. Las nuevas tendencias en el mundo de la restauración avanzan con fuerza. La cocina de autor se ha ganado un importante hueco mientras su prestigio y su fama crece a pasos agigantados entre el público. El Restaurante Rubén Escudero puede enclavarse perfectamente en esta descripción, pues además es de esos sitios que dejan muy buena impresión entre la gente.

La principal pega de este establecimiento se percibe nada más entrar en él: es algo pequeño. Eso motiva que la barra y el comedor estén demasiado juntos, lo cual puede llegar a ser incómodo. Dejando a un lado este detalle, el local destaca por su elegancia, mezcla de modernidad y minimalismo. Bastante atractivo, todo sea dicho.

¿Y la comida? Pues realmente deliciosa. Mezclas raras… pero resultados excelentes. El foie de frutos rojos con salsa de ciruelas que nos pusieron nos dejó alucinados. Pero más nos sorprendieron la lubina braseada y el solomillo de buey con cebolla… realmente deliciosos. Quizás las raciones sean algo escasas (algo demasiado de moda en la actualidad), pero la presentación es perfecta. Además, te llenas y no te sueles quedar con hambre.

Lo peor de todo es el tema de la cuenta. Y es que, sin ser excesivamente caro, no estamos hablando de un sitio económico y suele salir por unos 35 eurazos por cabeza. No es poco, pero visto lo que te dan a cambio, merece la pena. Así es este tipo de cocina. Desgraciadamente, de barata tiene poco.

Rubén Escudero
1 de 3
Rubén Escudero