por: Madrid
Compartir

Châtelaine

914358853

Goya, 82, Madrid, 28009

Salamanca (Goya)

L2, L4 Goya

L a V: 10:30 a 14:00 y 17:15 a 20:30 S: 10:30 to 14:00 17:15 a 20:00

Moda Châtelaine

Châtelaine abre sus puertas al mundo de la moda en 1998, estando en constante renovación para adaptarnos a las tendencias del momento. El objetivo de Châtelaine es realzar la elegancia y sofistificación de cada mujer con una esmerada selección de diseños. Tenemos un gran servicio de asesoramiento para cada mujer es única, por ello ofrecemos un asesoramiento individual y personalizado.

Sus colecciones ponemos especial hincapié en la elección de diseños y tejidos, cualidades indispensables para que un modelo haga deslumbrar a una mujer en un día tan especial.

De compras, Moda, Complementos, Moda mujer

Artículos en los que aparece Châtelaine

Sitios interesantes cerca de Châtelaine

Sube una foto de Châtelaine

Sube una foto de este sitio

Escribir comentario sobre Châtelaine

¿Qué te ha parecido el sitio?
6 comentarios
Su valoración:
SOL
Hace once años que conozco la tienda y a sus propietarias, me vestí allí para ser la madrina de la boda de mi primer hijo y quede muy contenta, tanto que desde entonces he repetido para asistir como invitada a otras bodas y no solo yo, sin no mi hermana y alguna de mis amigas. Ahora vuelvo a ser madrina de mi tercer hijo y desde luego me pondré en sus manos. Entiendo que cada uno cuente la feria según le va pero ya digo que somos varias personas de mi familia y amistades que han ido recomendadas por mi, quienes hemos pasado por la tienda por lo que la satisfacción de todas no es casualidad ya que tenemos gustos y tallas diferentes. Confío plenamente en ellas y para nada me han parecido nunca mal educadas. Las personas podemos caer bien o mal a depende quien. Tampoco las clientas somos todas iguales.
Su valoración:
Marisa
Hola, me llamo Marisa me gustaría contar mi experiencia en esta tienda ya que algunas opiniones que he leído parecen ser de alguien de la competencia más que clientas reales. El otoño pasado busqué en esta tienda un vestido para una boda de invierno, a pesar de ser una época atípica, no tuve problemas de encontrar lo que mejor me sentaba, como es normal tuvieron que tomarme medidas y ajustar el vestido, por coincidencia o azar me crucé con la modista de la tienda, y llamadme loca pero creo que no tenía mucha pinta de ser extranjera, al menos los rasgos y la lengua me parecieron española ( o yo entiendo el idioma asiático de repente) bueno, el tema es que tras un par de pruebas y dos buenos consejos me llevé un vestido que me quedaba ideal, a un precio bastante competitivo y algún piropo y alago os digo que le lleve en la boda, sin duda volveré a confiar en estas profesionales.
Su valoración:
bgrgarcia
No compro aquí ni muerta!. Buenas tardes, Fuimos a elegir mi vestido de novia por la zona del Barrio de Salamanca en una de las mejores tiendas de novias de la zona y tras elegir mi vestido estuvimos en varias tiendas de los alrededores buscando vestidos de madrina e invitadas para mi boda, al llegar a este establecimiento las 2 dependientas, que dudo mucho que sean las propietarias, por su actitud y malas formas, no sólo nos resultaron desagradables sino también mal educadas, entramos y nada más entrar tenían una actitud soberbia y actuaron con muy malas formas, cerraron la puerta en las narices a mi hermana y mi cuñada y las dejaron fuera de la tienda sin motivo aparente y una vez dentro de la tienda nos estuvieron mirando con muy malas caras!!!, como si nuestra presencia las estuviera molestando, os podéis imaginar lo poco que tardamos en marcharnos al ver ese detalle tan horrible, parecía que nos iban a hacer un favor!, ¿pero estamos locos o qué?, es una tienda pequeña y por lo poco que pudimos ver bastante paleta y desfasada en el estilismo de sus modelos, ya quisieran estar a la altura de la mayoría de tiendas de la zona, zona que conozco demasiado bien ya que trabajo en la misma, esta gente no tienen clase ni glamour ninguno, una lástima que quieran dar esa penosa imagen cara al público. No la recomiendo en absoluto y no me pondría uno de sus modelos ni aunque me lo regalaran. Este tipo de sucesos merecen una mención para que la gente sepa donde va a comprar, ya que si de primeras el trato es así no me quiero ni imaginar qué es lo que no te puede pasar.
Su valoración:
Anónimo
Anónimo. Estas dos hermanas, son buenísimas, son muy aconsejadoras, te aconsejan muy bien y hacen las cosas con mucho gusto, da gusto estar con esta gente, me he cogido un vestido precioso gracias a ellas.
Su valoración:
Anónimo
Emilia. En mi caso, estamos muy contentos, precisamente con estas dos hermanas. Te asesoran, te ayudan y concretamente, tanto mis hijas como yo, nos hemos comprado vestidos, hecho bolsos y zapatos ¡comodísimos y bién hechos!; entregado a tiempo y sin problemas. La modista está en Madrid (la que hace los arreglos). Entiendo que con tanta gente como compra allí, alguna vez puedan tener problemas. yo cuento mí experiencia.
Su valoración:
estibaliz
Son muy poco profesionales e irresponsables. Las dos hermanas propietarias de la tienda son un desastre. Acudí a dicha tienda a comprarme el vestido de la boda de mi hermano; nada más verlo me decidí. Lo encargué en Diciembre (mi hermano se casaba en Abril), así como los zapatos y el bolso a juego. Cuando en Febrero fui a probármelo, el vestido no me entraba, no es que yo hubiera engordado, sino que las medidas estaban mal, así que de vuelta el vestido al taller (que está en un país asiático). Todo se retrasó un mes, así que en Marzo, fui a probármelo, y el traje, de nuevo mal hecho. Ahora, el problema era que no daba tiempo a que me lo hicieran de nuevo (pues la Semana Santa estaba en medio) por lo que tenía que elegir un traje de los que allí había, y que me valiera. Elegí otro, pero me lo tenían que arreglar un poco. A las dos semanas fui a probármelo, y me dieron plantón, mi vestido no estaba allí (y nadie llamó para avisar). El día antes de la boda, aún me faltaban los zapatos y el bolso, y cuando los fui a recoger, me encuentro con que no son los que yo había encargado, ¡menos mal que por lo menos eran de mi número!
Todas las clientas con las que coincidí tuvieron problemas y las reclamaron, unas porque los trajes no estaban bien arreglados, otras porque no eran lo que habían encargado, se confundían en los colores, en las telas ...
El vestido me costó 700 euros, el bolso 100 y los zapatos otros 100. No atendieron a reclamaciones, y me invitaron a irme de la tienda.

Châtelaine
Châtelaine

Volver arriba