por: Sevilla
Compartir

Reserva del Castillo de las Guardas

955952568 - 955952573

Carretera A-476, Km 6,820, El Castillo de las Guardas, 41890

Desde Sevilla, Autovía Mérida A-66, salida 782 Aracena-Portugal-Venta del Alto, dirección Aracena, desvio al Castillo de las Guardas, y pasando 5 km d

Reserva del Castillo de las Guardas

A 50 kilómetros de Sevilla capital encontrarás la Reserva del Castillo de las Guardas, un espacio dedicado a la naturaleza y a los animales salvajes que está situado en una antigua mina de cobre y en un pareja de imponente belleza.

Esta reserva natural es uno de los parques de animales de Europa más grandes y con una mayor variedad de fauna y flora de todo el mundo. Aquí encontrarás más de 1000 animales de un centenar de especies distintas que viven en un entorno muy parecido al de su hábitat natural: tigres, leones, hipopótamos, jirafas, leones marinos ¡y muchos otros más!

Actividades, Parques temáticos, Parques y Jardines, Actividades para niños, Zoos

Artículos en los que aparece Reserva del Castillo de las Guardas

Sitios interesantes cerca de Reserva del Castillo de las Guardas

Sube una foto de Reserva del Castillo de las Guardas

Sube una foto de este sitio

Escribir comentario sobre Reserva del Castillo de las Guardas

¿Qué te ha parecido el sitio?
8 comentarios
Su valoración:
Piscis_azul
Pocas medidas de seguridad. Estuvimos hace pocas semanas visitando la reserva, concretamente nos alojamos en los bungalows que tienen dentro del parque. No sé, me esperaba otra cosa, los animales muy demacrados, algunos presentaban un estado muy lastimoso.
Pero lo que mas me llamó la atención fueron las escasas medidas de seguridad presentes alli, los animales sueltos, como cebras o avestruces se acercaban peligrosamente a los niños que montaban en el tren o k iban circulando en los coches...el tren de paseo que tienen para recorrer el parque es una bomba de relojeria...las personas en pie dando de comer a los animales...con el consiguiente riesgo de caidas...los animales se acercan peligrosamente a los coches en busca de comida...en definitiva no es un lugar para repetir y por supuesto no lo recomiendo para ir a visitarlo...les doy una estrella porque no me dan la opción de no darle ninguna...
Su valoración:
Anónimo
No fue tanto. las instalaciones están bien pero no me esperaba ver la reserva así, pocos animales salvajes, estos demacrados y muchos animales de granja, los niños disfrutaron los adultos
volvimos decepcionados,
Su valoración:
a1a2a3a
29-03-2011. Hemos estado este fin de semana pasado con los niños y la verdad es que nos hemos divertido mucho, bueno y los que mejor lo han pasado son los peques que en definitiva son los más importantes. A los animales se les podía dar de comer e incluso acariciarlos en algunos casos.
El hotel de For West está fantástico, muy conseguido, todo al detalle y el trato es cordial.
Tambien tuvimos la oportunidad de ver los bungalow que hay, perfectos para el verano. Dimos un paseo en barca, los peques montaron en los Kart que también había.
Yo aconsejo a todos aquellos que se lo estén pensando, que vayan, no se arrepentirán.
Su valoración:
Camenaria
Un entorno inmejorable. Merece la pena subir hasta el Castillo de las Guardas y disfrutar de las bondades de esa Reserva. Junto a unas estupendas pistas de kart y canoas, también ofrece unas vistas maravillosas y una gran cantidad de animales exóticos. Es una pasado poder ir con tu coche paseando por la reserva y contemplar jirafas, camellos, elefantes,...
Su valoración:
Maraviper
EN LA SELVA POR UN DÍA. Me lo pintaron muy espectacular y cuendo fui no me decepcioné. Fuimos cuatro amigos en un coche, y a la entrada compramos unas bolsas con pan duro para dar de comer a las cebras y a las avestruces. Fue alucinante, tenemos fotos en las que los animales están, íntegramente con la cabeza dentro de nuestro vehículo. Está muy bien para pasar un día divertido, además te puedes llavar la comida y tomártela dentro en los merenderos que hay instalados. Tiene una pega, el precio de la entrada que debe rondar ya los 18 euros, aunque soy consciente de que mantener todo ese terreno y a todos esos animales debe ser muy caro.
Su valoración:
syra
Conoce la naturaleza. Este espacio situado en la sierra norte es la mayor reseva de animales de la provincia de Sevilla, en ella viven en libertad un gran numero de especie procedentes de todo el mundo: cebras, jirafas,ciervos, hipopotamos,...
Todos pueden ser contemplados sin pertubar el entorno, tanto en vehiculo como en tren.
Ademas existe un lago con pequeñas embarcaciones, restaurantes, merenderos, tiendas de souvenirs e incluso una pista de karts, con lo que la visita a esta reserva puede ser la mejor opcion para pasar un gran dia.
Su valoración:
Cokinazn
Un Zoo gigante. En Sevilla hace bastante tiempo que no hay Zoo. Para ver animalitos como mucho puedes visitar las palomas del parque de Maria Luisa. El Zoo de Sevilla está en Guillena pero este es bastante mejor, ya que se trata de una reserva natural en la que viven muchos animales distintos en relativa libertad.

Al entrar podrás hecharte una foto con un mono o con una enorme serpiente al lado de una tienda de souvenirs en la que tienen todo tipo de recuerdos de la reserva. Después tienes la opción de hacer el recorrido en el tren que va por toda la reserva o en tu propio coche. Yo lo hice en tren y la verdad es que estuvo bastante bien.

El tren no es de esos trenecitos que va por las ciudades. Es un tren con unos vagones bastante grandes y espaciosos. En el recorrido verás todo tipo de animales, como osos, camellos, cebras, leones, jirafas, elefantes...

Una vez terminado el recorrido tienes la posibilidad de comer dentro de la reserva. Hay un sitio reservado para barbacoas en el que se está bastante bien.

Cerca de la salida, dentro de uno de los edificios están los reptiles y anfibios. Al que le gusten este tipo de animales también tiene la posibilidad de ver algunos.
Su valoración:
krl
Animales el libertad. Si te gustan los animales, ésta es la oportunidad de ver en régimen de semilibertad a una importante colección.

Se trata de un espacio enorme, nada menos que 230 hectáreas, en las que se suceden animales procedentes de todo el mundo ordenados en varias zonas temáticas.

Aunque el recorrido puede hacerse en el propio vehículo, resulta mucho más divertido hacerlo en el tren neumático. Por tres euros podremos recorrer el espacio haciendo paradas para ver los osos o para dar de comer pan a los caballos y a los camellos. Animales que, como están acostumbrados a la rutina de las visitas, van en busca de los visitantes en cuanto sienten el ruido de los motores.

En todo momento el personal te avisa de los animales a los que se les puede y a los que no se les debe dar de comer por la peligrosidad innata y desconida que tienen. Así ocurre con las cebras que, pese a todos pensamos que son dóciles, ya han intentado morder a alguna persona incauta que ha querido acariciarles desde el tren.

Se trata de una visita ideal para realizar en cualquier momento del año, sobre todo si la vas a hacer con niños o niñas. Además, como los precios no son desorbitados (10 euros niños; 14 euros adultos), puedes ir en grupo.

Además, en el último año han incorporado un nuevo espectáculo con leones marinos, muy divertido e interactivo con el público.

Cuentasn con zonas de restuaración de dos tipos: self service y restaurante. Es más recoendable es el segundo. Sobre todo en invierno, cuando encienden la chimenea y puedes disfrutar del verde del monte. Claro que, si prefieres llevarte tu propia comida, también hay zona de merenderos.

También cuenta con chalets y bungalows que se pueden reservar para periodos vacacionales.

De hecho está abierto todo el año aunque durante la semana cierra para labores de mantenimiento del centro.

Próximamente tendrán un hotel -que están constuyendo en la actualidad- que ha adquirido aspecto de fuerte del antiguo oeste.

En la zona de acceso a las instalaciones, aunque sin contacto con los animales, hay también un espacio para practaicar el karting.

Impresionantes: las reuinas de la antigua mina en la que está ubicada la reserva. Todo un lujo de nuestro pasado más reciente.

Reserva del Castillo de las Guardas
Reserva del Castillo de las Guardas

Volver arriba