por: Barcelona
Compartir

Café de l'Òpera

933177585

La Rambla, 74, Barcelona, 08002

Ciutat Vella (Gòtic)

L3 Liceu

De lunes a domingo de 08:30h - 02:30h

Café de l'Ópera

El Café de l'Òpera es un espacio que fue inaugurado en el año 1929 y que resume en parte la historia de la Ciudad Condal. Su mobiliario y sus camareros han sido testigos de la evolución de la ciudad y el apogeo cultural.

Situado justo en frente del Gran Teatre del Liceu, este café cuenta con unos interiores decorados con sumo gusto y detalle que son perfectos para tu velada romántica en Barcelona. Un lugar ideal para disfrutar de un rico café, un delicioso té o unas pastas dulces y deliciosas.

El glamour de la Barcelona de antes sólo se respira en algún que otro establecimiento de la ciudad. Uno de ellos es El Café de l'Òpera. Inaugurado en 1929, este café resume en parte la historia de la Ciudad Condal. Su mobiliario y sus camareros han sido testigos del pulso de una generación por querer hacerse un hueco en el día a día.

De noche, Cafeterías, Bares de copas y pubs

Artículos en los que aparece Café de l'Òpera

Sitios interesantes cerca de Café de l'Òpera

Sube una foto de Café de l'Òpera

Sube una foto de este sitio

Escribir comentario sobre Café de l'Òpera

¿Qué te ha parecido el sitio?
7 comentarios
Su valoración:
Anónimo
Juani. Bonito lugar con mal servicio. Ejemplo claro de la picaresca hispánica, si pides un cubito de hielo de más, has de saber que lo pagarás a parte
Su valoración:
imagenia
para los que van al teatro y los que no. Éste es el café que hay justo delante del teatro del liceo y en él se congrega todo los asistentes de las funciones antes de comenzar éstas atomar un café, por eso, casi siempre está lleno, aunque eso sí, es un local lo suficientemente grandes para que encuentres tu mesa en un rinconcito y puedas disfrutar de un café en un sitio mítico.
Su valoración:
yrdiana
el cafe elitista. Este café por mucha solera que tenga no es un café del todo público, ya que como vayas un día a tomar un simple café justo antes de que haya una sesión de ópera, no te sirven aunque haya pasado una hora porque tienen la política de servir antes a la gente que va a la ópera, que no pagamos todos igual?
este política me parece pésima!
y casi siempre esta súper lleno y con un ambiente muy cargado!
Su valoración:
Mariolilla
Café modernista. Puede que esta cafetería tenga mucha solera porque sus principios se remonten a la época de la Barcelona modernista y que incluso muchos de los bohemios del lugar pero, sobre todo, por una gran representación de la aristocracia catalana y por algún que otro artista residente. Pero a mí me defraudó enormemente: la decoración del local no me hace ni lo más mínimo, los famoso espejos con dibujos, típicos de la época, no son tan sobresalientes como me los imaginaba y el servicio, al menos cuando yo me senté en una de las mesas a merendar, fue de lo peorcito que ha parido madre. Definitivamente, es uno de los lugares míticos de la ciudad que, de no conocerlo, no te pierdes absolutamente nada.
Su valoración:
milady
Un cafè de antiguas divas. Muy recomendable. Es un lugar tan plausible como las granjas del carrer Petritxol para disfrutar de una taza de chocolate caliente cuando hace frío, y lo recuerdo especialmente por eso.
Eso sí, su ubicación en las Ramblas eleva sus precios y hay horas en que se encuentra lleno de turistas que admiran su decoración en consonancia con el Liceu. Por lo demás, su encanto reside en disfrutar de un ambiente de otro tiempo en el que mantener una agradable conversación tranquila.
Su valoración:
megghara
Mítico. Sí, es un lugar mítico de las Ramblas. Se erige frente al Liceu, otro lugar mítico de la ciudad, que sigue guardado una magia especial, a pesar de los incendios que lo han boicoteado a lo largo de su historia. Ideal para la sobremesa o un desayuno tempranero, pero nunca para ir los sábados por la tarde, que está llenísimo y hay demasiado ruido como para poder mantener una conversación. Tiene dos ambientes, uno arriba y otro a nivel de calle, en el que está permitido fumar.

El servicio es agradable, los camareros quizá, cumplen con el perfil de camarero de toda la vida, con sonrisa amplia, bromas y risas. Lo malo, lo que tienen muchos lugares así de zonas céntricas de ciudades turísticas: los precios. Pero si vas avisado, lo aceptas, qué remedio. La carta tiene una gran cantidad de tés y cafés, para elegir, especialidades de la casa. Además, existe la posibilidad de comer platos combinados. Por eso, aunque se puede ir a cualquier hora del día, el mejor ambiente se encuentra a partir de las 5 de la tarde, donde reina la sobremesa de café y té especial.
Su valoración:
Slainte
Un café con solera. El café de l`ópera es una de las cafeterías con mayor solera de todo Barcelona. Con muchos años de historia a su espalda mantiene el encanto de un café modernista de principios de siglo XX.

Ubicado en un lugar privilegiado ha sido punto de reunión y tertulia, y aun hoy sigue siendo uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Ideal para un desayuno de domingo o una sobremesa animada.

Café de l'Òpera
Café de l'Òpera

Volver arriba