menu
por: Madrid
Compartir

Museo del Jamón (Atocha)

913692204

Atocha, 54, Madrid, 28012

Centro (Cortes)

L1 Antón Martín

15 €

Ver carta de Museo del Jamón (Atocha)

http://www.museodeljamon.es/

El Museo del Jamón es una franquicia muy exitosa que como su nombre indicia tiene al jamón como su principal producto estrella. También encontraréis los mejores quesos y vinos de nuestros país, y siempre a precios muy asequibles.

Restaurantes, Cocina tradicional, Tapas - pinchos

Artículos en los que aparece Museo del Jamón (Atocha)

Sitios interesantes cerca de Museo del Jamón (Atocha)

Sube una foto de Museo del Jamón (Atocha)

Sube una foto de este sitio

Escribir comentario sobre Museo del Jamón (Atocha)

¿Qué te ha parecido el sitio?
18 comentarios
Su valoración:
Veronica Muñoz
La atencion Pesima en Barra el Ecuatoriano super borde espantan a los clientes
Su valoración:
bucanerofuerte
Maikel. Bueno el otro día pase por el museo de jamón de Atocha 54, para tomarme un ¡bocadillo y una cañita como todos decís! Llegue con calor y la caña me sentó de maravilla, comienzo a comerme el bocadillo, levanto la vista y veo a Manuel el camarero (según su placa de identificación) sudaba como si estuviera dentro de una sauna, lo veo secarse el sudor que le chorreaba por la mano, se la limpia en el pantalón, y acto seguido lo veo meter la mano en el expositor y coger otro bocadillo y ponérselo a la chica que estaba sentada a mi diestra en la barra. Yo tenia mucha hambre, y por lo visto la chica también, esta acción se la vi hacer varias veces en los 10 minutos que estuve sentado en la barra.
Su valoración:
Anónimo
Angel. He sido un cliente asiduo de estos establecimientos, aunque el dia 26 fué el primer dia que entré en el de Antón Martín y os aseguro que ha sido el último.
Si quereis saber el motivo pedid una paella serrana.
Su valoración:
Rania
Después de investigar en la Biblioteca de la Filmoteca. En la carrera tuve que hacer varios trabajos de investigación que me llevaban a indagar en los archivos y libros de la Biblioteca de la Filmoteca Nacional, muy cerca de este Museo del Jamón. Por supuesto, no perdonaba la caña a 0'60 y la pulga de jamón a otros 0'60. De hecho, caían varios. El pincho que ponían solía ser bastante rancio, pero con la pulga de jamón a ese precio... Lo del pincho rancio se mantiene, no tanto el precio. Aún así, sigue barato. Eso sí, olvídate de todo glamour.
Su valoración:
tximeleta
Al rico bocadillo de jamón!. Pues más bocadillito de jamón por buen precio, y buenas cañitas bien tiradas. Para tomar un tentempié siempre viene bien tener a mano El Museo del Jamón, pues te costará poco, tienes el Retiro cerca (en el caso del de Atocha) y además no tienes que hacer sobremesa en los días de buen tiempo es ideal.
Su valoración:
alain
El mítico museo de Madrid. Siempre había creido que el Museo del Jamón sería un sitio caro...Quizás porque sé de sobra que nuestro preciado jamón serrano es un producto bueno, pero para nada económico. Quizás porque al estar en el centro y disponer de varios establecimientos, también pensaba que sería caro...Pues no, todo lo contrario.Además de tener un encanto especial con todas esas patas de cerdo colgando, ¡esta tienda/bar te ofrece cañas a 0,70 céntimos y caña más tapa a un euro! Un lujo amigos.
Su valoración:
matthewyatt
Bueno. Cuando me dijeron que existía un sitio como este no me lo podía creer, y como dicen que “ver para creer” tuve que ir a comprobarlo en mis propias carnes. No es demasiado común encontrar un establecimiento tan sumamente español que den cañas a 70 céntimos, y además bien generosas en abundancia. De hecho creo que ningún bar que yo conozca las tiene tan bajas de precio, es posible que ese sea su principal reclamo. Y aunque la decoración deja bastante que desear el ambiente es agradecido y las tapas que acompañan a la caña bien escogidas y ricas.
Su valoración:
Misuky
Ya ni el precio. Antes cuando quedaba por esta zona este era el punto de encuentro ya que así en lo que estas esperando puedes ir entrando en calor tomándote una cañita y su correspondiente pinchito de embutido escaso y malucho, lo mejor es que por 70 centimos te ponían unas cañas bastante hermosas pero ahora lo han subido y ya no vale tanto la pena. No se si tendríamos mala suerte y pillamos el camarero gruñón pero su atención dejo mucho que desear sobre todo en modales todo el mundo tiene un mal día pero este creo que los tiene todos.Y para quien le interese también venden al publico, embutidos, pasteles y pan.
Su valoración:
diegola
a subir el colesterol. Paseando por madrid pasamos por el museo del jamón de la calle gran via y vimos en la puerta que tenian un menú a 8 euros, a si que entramos a ver que tal se comia.
Nos subieron a la planta de arriba y nos pusieron en una mesa al lado de la ventana, quedaban pocas mesas y no me extraña porque comimos super bien. La decoracion es mas bien sencillita, para mi gusto demasiadas mesas, estabamos muy encima de los señores que estaban en la mesa de al lado.
Pedimos paella todos, que buena estaba, tenia muchos tropiezos, a mi me cayeron 4 cangrejos grandotes, y la racion abundante, tanto que no la acabe, de segundo pedi filetes de lomo con salsa, me pusieron tres filetes majos, luego el postre, yo pedi helado, es el tipico de tarrina pequeño, los demas pidieron flan y me dijeron que estaba super bueno.
En la parte de abajo del local venden pinchos de jamon a 1.20, y estan muy buenos.
Si quereis comer bien, y a un precio asequible os recomiendo que vayais al museo del jamon, ademas hay muchos locales repartidos por madrid, en el centro hay como tres seguidos.
Su valoración:
pandora
150 gramos de jamón para llevar y una caña para tomar!. Hacer la compra y salir de cañas todo en uno, ¿qué más se puede pedir?. Sólo una cosa, que el pinchillo fuese algo más sustancioso. Rodeada de jamones colgados por todas las paredes, la mezcla de trocitos de embutido sabe a poco (a poquísimo si te toca la mortadela) pero, por lo menos, ponen algo para bajar esas cañitas. Además, por lo general suelen tirarlas muy bien y no hay como amenizar la espera a la charcutería con una caña fresquita, sobre todo si por cada una te cobran menos un euro. Otro puntazo del local es que está situado muy cerca del Cine Doré así que siempre es una buena parada después de la sesión.
Su valoración:
Javichuzo
Monja mon-ja monj-a-mon ja-mon jam-on jamo-n jamon!!!!. El Museo del Jamón de Atocha es un buen lugar para empezar una noche de cañejas por Lavapies. Los cañotes que te ponen son de impresión y el precio muy económico (estaban a 0,70 centimos la ultima vez que estuve). Bueno, hay que decir que si te las tomas en una mesa te las cobran mas caras, pero para eso tenemos dos piernas bien hermosas. La tapa es siempre la misma: una bandejita metálica con trozos de magro, choped, chorizo y salchichon (que glamour!), aunque cada tres cañas es posible que te pongan una de aceitunas. La gente que frecuenta el bar es basicamente de dos tipos: jovenes que van a atiborrarse de cerveza y viejunos y pre-politoxicomanos que van a hacer lo mismo. También van señoras a comprar queso y jamon en la zona de la charcutería (por cierto aqui el pan estan cojonudo). Un consejo: mejor no pidas raciones porque te van a decepcionar. Una vez osado de mi, pedi una ración de jamon serrano y me trajeron seis lonchas contadas, tan finas que podía ver a traves de ellas. Asi que para mi este bar es lo que es, para tomar cañas; si tienes hambre te vas al kebab de la acera de enfrente.
Su valoración:
Kiko
NO APTO PARA SIBARITAS. El Museo del Jamón, uhmm.... un sitio cuando menos peculiar, en cuanto al precio es genial, el tamaño de las cañas es bueno y te ponen algo de picar; en principio todo bien, ¿problemas?; la calidad de los productos.

Depende de lo que pidas, te cobrarán mas o menos lógicamente pero la gama media de los productos es más bien mediocre; pero al precio que lo estas paganso, ¿Que mas quieres?

A mí es un sitio que personalmente me llama la atención por el precio y por el tipo de comida que ponen, no se a mi es un sitio que me gusta, hay todo tipo de gente y al final cenas barato, te tomas un millón de cañas y tu bolsillo sigue intacto que al final si la calidad es aceptable,... pues mira barato y decente, poco más se puede pedir.
Su valoración:
alita_Vo
Una cañita, pero sin glamour. Para que vamos a negarlo, el sitio en sí mismo es bastante cutre. Reflejo de la España más profunda que cuelga jamón hasta en las ventas.

Vamos que no es nada recomendable para aquellos que quieran pasarse despúes de una agotadora tarde de compras porque probablemnte se te ensucie ese vestido blanco, nuevo recien comprado.

Tampoco lo recmiendo a los vegetarianos, obviamente. A más de uno le podría dar un vuelco al corazón entre tanta carnicería. Q impresión!!!!

Pero, donde estén esas cañitas con tapita a 70 céntimos. Siempre para ir con los compañeros de trabajo para pasar el rato, para quedadas improvistas y para tomar un suave croassaint con jamón serrano.

Qué rico. En Solñ hay más de diez mil pero están llenisisisisismo, asi que pasate por este o por el de Goya
Su valoración:
safy
bararto ,barato. Madre mía el día que descubrí este museo del jamón pensé que me encontraba en otra ciudad, del sur por ejemplo donde el precio es más moderado. 70 centimos la caña pero si te puedes hinchar encima te ponen tapita!! todo un lujo. Encima es que todo esta bueno, esos bocatas de jamón, cruasanes o pan tumaca! Además mientras te tomas tu cañita puedes deleitar tu olfato y vista con los jamones que cuelgan de lo alto de la barra. Y si has olvidado llenar tu frigorifico de embutidos puedes marcharte del lugar bebido, comido y con provisiones para el futuro. Cierto es que puede resultar incomodo no poder sentarse pero el precio reducido junto con la calidad del lugar hacen olvidarte de esto. Me parece un lugar para charlar animádamente con tus amigos al mediodia o a media tarde por un módico precio o comer rápidamente y sanamente cuando tu trabajo ni te permite demasiado tiempo. A veces bien es cierto que compartes barra con los borrachos del lugar pero incluso hay suerte con eso porque se ve que el lugar les atrae y no molestan a nadie, Cada uno a lo suyo.
Su valoración:
carmenlopez
Depresión con jamón. A mi el centro del jamón me deprime. Con sus luces de neón, sus patas de porcino curado colgadas por doquier, con esa decoración castizo-cutre y ese ambiente de decadencia que flota en el aire.

No entiendo muy bien el porqué de este sentimiento, poque suelo ser una amante del cutrerío, pero es que el museo del jamón es tan chungo que no llega ni a Kitch.

Eso sí, barato es y el jamón no está malo. Aunque sólo faltaba, con ese nombre que le han puesto.
Su valoración:
Frunfrian
De tripas corazón. Vaya por delante que yo soy de los que le ven el encanto a irse de cañita por los típicos baretos de barrio, de los cutrillos, alicatados hasta el techo y que cuesta distinguir dónde empieza la zona de la cocina y dónde el salón propiamente dichos.

Pues esa es la parte del encanto que tiene el Museo de Atocha (porque cada museo es un mundo!), esa y que lo tengo a tiro de piedra de casa. Las cañas son de tamaño industrial, y de tapita de ponen algo así como recortes de fiambres varios (¿?), así que entre criticas lo cutre que es y todo eso te la zampas tan contento.

Si es que de lo que se trata en este caso es de tomárselo con filosofía y dejarse la pajarita y el frac para otra ocasión. Y si se te ocurre comprar jamón para llevar, por aquí no se estila lo del corte a cuchillo (mal empezamos, lo sé), así que exige que sean lonchas transparentes o si no creerás que te has llevado chuletones!
Su valoración:
carlos
¿Dónde está el jamón?. Recuerdo haber ido a este sitio cuando el dinero escaseaba en mi bolsillo. Siempre me asombraron los precios de los bocadillos de jamón del escaparate.

Es como una ilusión óptica, porque cuando lo tienes en la mano y lo abres te das cuenta de que tiene 1 lonchita de jamón. A ver, como tienda de jamón, pasa, y como restaurante, te ponen unas raciones muy buenas a buen pecio, pero para tomarse un bocadillo de jamón...

Total que no está mal, pero que es más la fama que lo que en realidad es.
Su valoración:
priscila
Super cañas a 0'70 centimos!!!!!!!!. Solo por eso no puede dejar de ir al Museo del Jamón. Te ponen unas cañas enormes a 70 centimos (y algo para picar, tampoco mucho). Puedes tomarte mil cañas y no gastarte ni 6€ es como volver al pasado en los precios.

Pillar sitio sentados en bastante dificil (a parte que te cobran las cañas más caras, ya es fuerte pero cierto). Las raciones y los bocatas son muy baratos, también hay unas pulgas a 60 centimos muy buenas.

Los camareros no son nada agradables, no esperes hacer amigos allí. Si no eres muy amigo del arte, al salir siempre puedes decir que has estado en un Museo.

Museo del Jamón (Atocha)
1 de 4
Museo del Jamón (Atocha)

Volver arriba