por: Madrid
Compartir

Living in London

913197958 - 913103932

Santa Engracia, 4, Madrid, 28010

Chamberí (Trafalgar)

L4,L5,L10 Alonso Martínez

Living in London es un pedacito de Londres en Madrid, situado en la calle Santa Engracia.

El salón de té, que se encuentra al fondo del establecimiento, es un lugar que evoca los tradicionales tea room londinenses con manteles, paredes empapeladas de flores, mesitas pequeñas y adornos decimonónicos que le prestan un ambiente retro típicamente victoriano.

Aquí puedes desayunar o merendar algunas de las especialidades británicas que elaboran artesanalmente, como los scones con clotted cream y mermelada de fresa, y puedes almorzar platos ligeros como sopas, pollo tikka massala o un milhojas de foie.

A la entrada hay una tienda donde se venden mermeladas, galletas inglesas, patatas, conservas y tartas caseras, además de sándwiches de elaboración propia. También puedes darte un capricho con objetos de decoración para el hogar, productos de belleza, mugs, bolsas (muy parecidas a las que venden en Harrods), delantales, cajas para galletas, etc.

De compras, Teterías, Alimentación, Acepta tarjeta de crédito/débito, Regalos

Artículos en los que aparece Living in London

Sitios interesantes cerca de Living in London

Sube una foto de Living in London

Sube una foto de este sitio

Escribir comentario sobre Living in London

¿Qué te ha parecido el sitio?
17 comentarios
Su valoración:
omlaura
Empezar el día siendo estafado. Uno entra en Living in London asumiendo que es un sitio caro. Porque asumir que te vas a tomar un desayuno normalito a 3,75, para como está el patio, ya es suficiente creo. El desayuno de marras incluye té o café con tostada o english muffin. La tostada es de bimbo del fino, eso sí, untegral. Y el english muffin es lo más parecido a un mollete pequeño y tiene poco de inglés y menos de english muffin. Así que, decepcionante en si mismo.

Pero la historia no acaba ahí. Si uno se pide simplemente un zumo de naranja pequeño y una tostada le cobran 2,10 + 3,40 respectivamente. ¡3,40! ¡Por una tostada con aceite! Y ya no se consigue salir del estupor cuando ve que por 3,50 en el mismo estabecimiento le venden a uno café, tostada y zumo pequeño. Una pena no haber podido pedir el café porque no había leche de soja (si bien las empleadas piensan que es lo mismo que la desnatada).
En fin y en resumen, una calamidad.
Su valoración:
letrare
Uno de los peores desayunos de mi vida. Había leído buenas críticas y fui con mi novio a desayunar.
Había una oferta de desayuno, te o café + zumo + cookie, muffin, donut o bollería y fue lo que pedimos. Menuda decepción, el servicio fue nefasto a pesar de que había sólo dos mesas ocupadas. Nos pusieron muffins de los que venden en las gasolineras (me abstengo de decir la marca). Yo pedí te verde y mi novio café, el café era como el que te ponen en vaso en cualquier bar de platos combinados y mi te venía ya servido, a pesar de cobrar 3,5€ por un te no saben que el té verde se pasa en dos minutos. Y el zumo? Pues el zumo nunca fue servido. Después de pagar y volver a leer el cartel de la oferta, cerciorarme de que el zumo estaba incluido entre y se lo comenté. No hicieron absolutamente nada. Creo que esto es lo más importante teniendo en cuenta que cobran 6€ por una porción de tarta. En cuanto a la decoración, acumular objetos y tapar agujeros con telas de mala manera no significa decorar. No volveré nunca.
Su valoración:
Gatitamadrid
Muy British. He ido a este salón de te en varias ocasiones y me parece q esta muy bien ambientado, el servicio es excelente, la carta esta bien para probar productos q en otros lugares no puedes, la calidad del te muy buena. Inconveniente se masifica cuando bajan las temperaturas. Seguiré yendo
Su valoración:
anonimo2222
anonimo. La verdad es q no se si hay quien tiene el liston muy bajo, o es q en realidad ha visitado pocos sitios verdaderamente excelentes, despues de oir hablar tan bien de este sitio me decici a ir y ha sido una completa decepción, el sitios es demasiad pequeño, tanto q el de la mesa de a lado te respira encima, el servicio descuidado y la decoracion no es alucinante y quien ha estado en una autentica teteria inglesa estara deacuerdo conmigo. Lo siento no volvere.
Su valoración:
gdgekel
gdgekel. Buen ambiente. Comida ajustada a precio. Mesas algo incomodas, más para tomar el té que para almorzar.
Su valoración:
Anónimo
Decoración maravillosa. Me gusta tanto este tea room y la tienda de productos ingleses, que incluso le he dedicado una entrada en mi blog http://hamptonshabbychic.blogspot.com/2011/04/living-in-london-madrid.html
Su valoración:
milky
Desayunos ideales. Este sitio es increible. La decoración es totalmente anacrónica, y respetando a la perfección de lo que nosotros imaginamos como una tetería inglesa de campo, con un aire por un lado rústico y por el otro kitch. Todo en lila y verde pastel, parece que estás en una casita de muñecas. Cuenta con una tienda donde puedes comprar los productos típicos.
Aquí puedes tomar desayunos deliciosos y tartas durante todo el día, eso sí, los precios son desorbitados. 6 euros por un batido, 2'50 por una minitostada con mermelada... que sí, que el sitio mola, pero que si lo que quieres es comer... mejor vas a otra parte.
Su valoración:
nikkoleta
Entra, entra en el país de las maravillas. Ultimamente tengo la suerte de encontrar y adentrarme en locales como este, que a proposito te alejan de la realidad común y descolorida, haciéndote sentir parte de algo maravillos. Es como un cuento, un pequeño mundo dentro del mundo que todos pisamos a diario.
Aparte de este ambiente desde luego sorprendente y obviamente difícil de igualar, encuentras buenas infusiones y dulces que te hacen derretirte de placer. La atención es cuidada y delicada, así que lo único que no me ha gustado son los precios.
Es muy recomendable para cualquier ocasión, para estar con los amigos, con las personas especiales, o por qué no sol@?
Su valoración:
Naymar
Muy coqueto. Este desde luego es un verdadero salón de té. Es tan acogedor y coqueto como dicta el código british. El local cuida mucho los detalles, la vajilla, la decoración, los aromas y en cuanto al servicio os puedo decir que es muy cuidado y agradable. Eso sí no es un sitio para ir todos los días ya que su precio es bastante elevado pero seguro que os encanta como a mí
Su valoración:
arrancartedemi
encantador. sales con un buen sabor de boca,tanto de las tartas como del ambiente que se respira,volvere
Su valoración:
Palomita
Tardes de invierno. Lo descubrimos de casualidad y es todo un hallazgo. ¡Genial!. Es una cafetería muy bonita, está cuidado hasta el mínimo detalle. La vajilla, la cubertería, la decoración...buah! una pasada. Tienen todo tipo de tes, ponen una tetera bastante grande. Azucar blanquilla, azucar morena, cristalitos, edulcorantes...Pasteleria casera ñam, ñam, yo no soy muy dulcera, pero los scones me chiflan, ¡pruebalos! tienen pinta de hacerlo ellos, los sacan calientes con mermelada casera y una mantequilla casera también de chuparte los dedos...qué gusto da engordar asi...jejeje...No te la puedes perder. Eso si, si vas a la hora punta tienes que esperar y anotarte, hay mucha gente y es pequeña. ¡El invierno se ve mucho mejor desde aquí!
Su valoración:
Gosh_ip
Too much British. Desayuné en este local no hace mucho. Un té con milk, una tostada con mantequilla y mermelade; total: 6 leuros. Precio absolutely British. Eso sí, muy bien presentado todo: la mesita pequeña con sus mantelitos de hilo, las bandejitas, las tazitas y toda la British parafernalia. Te gustará si te gusta el barroquismo de Harrods y deseas sentirte como un Windsor en la corte. Pero el mercado real está lejos de allí. Y ni siquiera dan English breakfast
Su valoración:
airun
Recomendable. Acogedor salón de té de ambiente victoriano con una pequeña tienda de infusiones a la entrada.

Desde luego que no es la típica cafetería del centro de Madrid, sino que es cómo estar en Harrods pero sin la necesidad que tomar un avión.
Quizás sea un pelín caro pero los beneficios son destinados a ayudas en Tanzania, así que merece la pena.
Un aspecto curioso es que como antaño la ceremonia del té parece mas bien destinada a las mujeres ya que escasean bastante, que se le va a hacer..
Su valoración:
Anónimo
Sentirse como en London. La primera vez que entré me quedé impresionada, realmente parece que estás en un salón de té inglés: es mágico. La decoración es increíble, está cuidado hasta el más mínimo detalle, desde la mantelería hasta los cuadros, pasando por las tapicerías y las tazas del té. Todo en tonos pasteles, tan agradables, que dan ganas de comerse todo.
Tiene una amplia carta de tartas, zumos, sándwiches y tes. Todo exquisito. La comida es casera del todo, y se puede comprar a la entrada en una pequeña zona de tienda que hay. Pero para mi lo más rico son los zumos. Hay muchísimos distintos y están exquisitos. Además, al consumir se contribuye con una buena causa, ya que la dueña del salón lo es también de una ONG, y se utilizan los beneficios para mantener la organización.
Su valoración:
tatiana
ENTRAR EN UNA CASITA DE MUÑECAS. Entrar en Living in London es como sentirse una muñeca en de una de las casas con las que jugabas de pequeña. Todo es encantador, todo son florecitas, ganchillo, tapices en colores pasteles; tiene un aire británico y retro que lo hace único, romántico, memorable. Puedes ir a comer o a merendar. Sus tés y sus pastas, tartas y demás pastelitos son un deleite para los sentidos de la vista y del gusto. Puedes también comprar objetos de la marca y llevártelos a casa, tazas, pasteles, chocolates,tés, y muchas más cosas.Es un gustazo pasar allí la tarde charlando, tomando un cafelito o un té con las amigas porque es un lugar muy agradable para salir a merendar. Ya se sabe que en España se queda para desayunar, para comer o para tapear o para cenar...pero es seguro que se queda para comer...jajajaja No concebimos quedar con alguien sin comer algo y ahora a estos planes hemos añadido la merienda, o sea una nueva excusa para ver a alguien querido y comunicarnos, dejarnos de e-mails y de mensajitos de móvil y vernos cara a cara, sabiendo lo que estamos sintiendo y expresándonos mientraas nos miramos a los ojos. ¿Hay algo más bonito? En Living in London te sentirás tan a gusto merendando que seguro que repetirás. Es un sitio que no se olvida. Para algunos será cursi, pijo, pero es diferente y tiene el encanto de las cosas tradicionales, de las cosas antiguas.
Su valoración:
belenukka
La hora del té. Me encantan los sitios que mantienen un aire diferente y en el que realmente parece que estás fuera de Madrid cuando entras. Así es Living in London. A mi me lo recomendó una amiga findlandesa y la verdad es que se lo agradecí mucho. En este sitio completamente "british" se cuidan todos los detalles, la vajilla, la mantelería, los dulces y por supuesto el té. También puedes comer un sandwich casero típicamente inglés. Puedes llevarte a casa alguno de los productos alimenticios que venden, aunque tiene mucho más encanto tomarlo allí. El que sea un pelín caro es mi única crítica.
Su valoración:
topnotch
¿Harrods?. Living London es un salón de té además de una tienda de productos relacionados con esta infusión.

El local creo que intenta imitar bastante al salón de té de Harrods pero, claro, Spain is diferent. Y que conste que no lo digo con mala idea, me gustó mucho el sitio y lo que nos sirvieron estaba estupendo pero no deja ser un merendero de señoras de 60 años en Alonso Martínez.

Living London no es muy grande y está decorado de forma muy inglesa, muy elegante y, si no lo han cambiado desde que fui, en tonos rosa. No es que sea importante pero un sitio bonito atrae más que un antro sin gusto (es un hecho).

En fin, el asunto que me ocupa es contar un poco mi experiencia. Ya digo que el sitio en sí me gustó pero lo encontré un poco caro. Tomamos té blanco (que por otra parte es el más caro del mercado y costaba lo mismo que el verde y el negro) y unas napolitanas de chocolate. Éramos tres y pagamos como 20 euros. Sí, 20 euros.

No lo recomiendo para gente joven, la verdad, es más para que vayan los padres e incluso los abuelos pero tienen una carta de té muy variada y unas tartas con muy buena pinta.

Original para España pero muy manido el concepto.

Living in London
1 de 3
Living in London

Volver arriba