menu
por: A Coruña
Compartir

A Curtidoría

981554342

Rua da Conga, 2-3, Santiago de Compostela, 15704

De 12:00 a 17:00 y de 20:00 a 00:00 / Domingo noche cerrado

20 €

http://www.acurtidoria.com/

El restaurante A Curtidoría se encuentra situado en uno de los lugares más concurridos y emblemáticos del corazón de Santiago de Compostela. Se trata de un establecimiento que ofrece una exquisita carta de cocina mediterránea elaborada con productos de primera calidad.

El arte culinario se nace y se forma en el restaurante A Curtidoría, donde los paladares más exigentes disfrutan con platos como el arroz meloso con vieiras y un toque de tomate, el cordero asado en cazuela de barro con patatas chips caseras o el lomo de bacalao faroe al horno.

Una casa del siglo diecinueve, minimalismo inteligentemente conjugado con la estructura original, un salón privado que nos recuerda al art-decó, un mueble chino antiguo en rojo y negro, todo enmarcado en paredes con papel pintado comprado en una feria de Lisboa y restaurado para la ocasión... En definitiva, un ambiente perfecto para que la ensoñación y el arte culinario se den la mano en una armónica e inolvidable velada.

Restaurantes, Tradicional renovada, Abierto en domingo, Menú del día, Opciones para celíacos, Acepta Sodexo Pass, Arroces, Para grupos, Acepta ticket restaurant, Banquetes, Menú degustación, Cocina mediterránea, Salas privadas, Acepta Cheque gourmet

Artículos en los que aparece A Curtidoría

Sitios interesantes cerca de A Curtidoría

Sube una foto de A Curtidoría

Sube una foto de este sitio

Escribir comentario sobre A Curtidoría

¿Qué te ha parecido el sitio?
15 comentarios
Su valoración:
SofiM
Para quedar bien. Este restaurante me encanta, para empezar porque no se ha dejado arrastrar por las modas de la "mesa corrida" ni aprovecha el espacio al milímetro haciendo imposible una conversación realmente privada.
Todo el mundo destaca su decoración, pero yo me quedo con su comida, que sorprende sin "impactar por impactar".
No es barato, pero las raciones son generosas y, sobre todo, el producto es bueno y se nota.
Se lo recomiendo a cualquiera que venga a Santiago. Además de arroces hacen muy bien el pescado también.
Su valoración:
Marceloalvez
Favorito, favorito. Hay restaurantes que están bien para comer de diario, otros que están bien para grandes ocasiones, otros para probar cosas distintas... Me encanta A Curtidoría porque siempre me ha dejado muy contento ya sea con su menú del día como para cuando hemos ido en grupo a celebrar cosas.
Da gusto comprobar que aún quedan restaurantes de verdad, pero con un toque moderno.
Su valoración:
Gaudiosa
Fenomenal su "cocina mediterranea con producto gallego". Me resulta difícil decir qué es lo mejor de este restaurante porque la verdad es que me gusta todo: dónde está situado, cómo te atienden, lo grande que es el espacio... y su comida que llaman "mediterránea con producto gallego".
Me parecen recomendables sus arroces pero también su langostinos en pasta brick, sus generosas ensaladas y especialmente sus postres.
No dejéis de probar su Manhattan Mango, incluso los que no seais muy golosos porque es ligero y riquísimo.
Su valoración:
conciertolol
Oda al producto. No es sólo una arrocería, aunque es verdad que sus arroces están muy buenos. Me gusta particularmente por su versatilidad, porque tanto puedes comer una buena carne gallega como una ensalada creativa o un bacalao. Nunca defraudan sus postres, por eso yo, que soy muy goloso, siempre lo propongo cuando tenemos cena de pandilla, ya que tienen un comedor que te permite además intimidad si sois un grupo grande.
Raciones abundantes y buen producto en un marco muy agradable.
Su valoración:
andresoro
Chulísimo y muy ricos sus arroces y postres. Me habían hablado de este restaurante y realmente tras haber ido entiendo el porqué.
Es un sitio con mucho encanto, en un lugar muy bonito y con unos platos riquísimos.
Compartimos una tempura y unos langostinos, y luego un arroz. Todo estaba genial, pero me chiflaron los postres: yo escogí un arroz con leche que fue como volver a mi infancia.
Su valoración:
patgom
Magnífico. Nos encantó todas las veces que fuimos. La última, aún siendo pleno verano y época vacacional, en vez de sus arroces que ya tomamos las otras veces y nos parecieron estupendos, decidimos probar el menú del día, y salimos también encantados: todo riquísimo, abundante, con opciones variadas y solo 11 euros persona.
Volveremos a repetir.
Su valoración:
celiafuentes
Estupendos arroces. Voy muchísimo porque me encantan sus arroces. Siempre pedimos alguno de los estupendos entrantes que figuran en carta (langostinos en tempura con alioli, verduras o pulpo a la plancha o los huevos sobre cama de patatas son alguno de mis favoritos) y luego un arroz para compartir.
También valoro que tienen carta especial para celíacos y un menú del día que por 11€ me parece insuperable.
Lo recomiendo muchísimo. Yo seguiré volviendo.
Su valoración:
celiafuentes
Arroz insuperable. ¡¡Me chiflan sus arroces!
También son muy recomendables otras cosas que tienen en carta como los langostinos en tempura con alioli, huevos sobre cama de patata, pulpo o verduras a la brasa.
Voy con mucha frecuencia y siempre pedimos una de estas cosas para compartir y luego un buen arroz.
Siempre salimos contentos.
Tienen carta especial para personas celíacas y un menú del día que por 11€ yo no he visto cosa igual.
Su valoración:
JosePa
Fantástico. Nunca decepciona. Arroces estupendos y un menú del día que es de lo mejorcito en relación calidad/precio que he tomado en Santiago, y como mucho fuera de casa por motivos de trabajo. El local está puesto con mucho gusto y puedes llevar a clientes o a cualquiera que pretendas impresionar con seguridad de que todo saldrá redondo.
Su valoración:
Anónimo
muy bueno. Siempre que voy salgo encantada, me gustan mucho sus arroces, siempre que voy me tomo uno de setas que esta buenisimo. es muy recomendable, tanto por el ambiente como por la comida.
Su valoración:
milky
Fino y bonito. Se ubica en un edificio muy bonito, y quieren dar impresión se sitio fino. La decoración tiene cierto toque minimalista, pero manteniendo el estilo tradicional, con la piedra al descubierto.
Para lo fino que pretende ser, no es nada caro. Aunque tampoco barato.Los precios se adecúan a la calidad de la comida, que no es mala, pero que tampoco es una cosa del otro mundo.
La carta incluye unos spaguettis con gambas muy ricos, y una muerte por chocolate cuyo nombre lo dice todo!!! Además, tienen platos especiales para celiacos.
Su valoración:
vanechiki
Muy chic. Ambiente muy acogedor, con predominio de los rojos, bancos y beige en la decoración, este restaurante ofrece un ambiente chic y cuidado, entre clásico y moderno. Variedad de platos, entre los que destaco el entrecot de ternera con salsa de setas, el Rissotto, el arroz Abanda o la ensalada Esteirana.
Su valoración:
Rob
Grandes delicias. La Curtidoria es un local que ha sabido fusionar la comida tradicional de Galicia con las nuevas técnicas de la cocina, de manera que en este local vais a poder disfrutar de unos exquisitos manjares preparados meticulosamente. Son especialistas en carnes, mariscos y verduras de Galicia, y el plato que recomiendo es el pulpo a grela que se ha hecho eco en los rincones más inaccesibles de santiago. Si buscáis satisfacer el paladar La Curtidoria puede ser una buena elección, además los precios que maneja son bastante razonables tratándose de un restaurante de calidad culinaria.
Su valoración:
qwerty06
Comer tranquilo en el casco viejo. Si algo tiene de bueno y bonito Santiago de Compostela, es su zona vieja, o histórica... y con esto no descubro nada, ya lo sé, pero hay que decirlo. Es precioso como entorno con historia, y a la vez, vivo, pues alberga muchos establecimientos que lo dinamizan y le dan color.
El restaurante A Curtidoría está en un sitio muy cercano a la catedral, o sea que te puede venir bien si sales de dar una vuelta por la zona, o como turista, para comer o cenar.
La verdad, es que esta zona a veces está llena de gente, arriba y abajo, y es un gran placer entrar en este establecimiento y desconectar.
Aquí puedes reponer fuerzas, beber un buen vino, o tomar simplemente un buen café... y seguir tu camino.
Su valoración:
senoritapepis
Comida deliciosa en un ambiente perfecto. Nada más entrar llama la atención el buen gusto con el que está decorado este restaurante. Tal y como se indica en su página web www.acurtidoria.com esta antigua casa del siglo XIX estaba ocupada por una tienda de curtidos que, tras ser reformada como un proyecto de fin de máster, dio lugar al minimalismo y estilo que ocupan hoy sus salones.
En cuanto a la carta nada más leerla se convierte en una difícil decisión elegir tan sólo uno de los platos cuya lectura hacen la boca agua. El arroz está delicioso, así como la carne y la pasta. Tampoco se quedan atrás los postres, sobre todo el llamado Morir de chocolate. Absolutamente delicioso.

A Curtidoría
1 de 20
A Curtidoría

Volver arriba