por: Barcelona
Compartir

La Pedrera - Casa Milà

902202138

Provença, 261-265, Barcelona, 08008

Eixample (Dreta Eixample)

L3,L5 Diagonal

http://www.lapedrera.com/

La Casa Milà, conocida popularmente como La Pedrera, es un edificio singular, construido entre 1906 y 1912 por el arquitecto Antoni Gaudí (1852-1926) y declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO el año 1984. Actualmente, el edificio es la sede de la Fundació Catalunya-La Pedrera y aloja un importante centro cultural de referencia en la ciudad de Barcelona por el conjunto de actividades que organiza y por los diferentes espacios museísticos y de uso público que incluye.

La Pedrera es hoy un faro que irradia creación y conocimiento, un gran continente lleno de contenido, con un papel clave en la transformación de la sociedad y de compromiso con su gente. La visita a La Pedrera, uno de los edificios de la época modernista más conocidos en todo el mundo, permite entender y apreciar mejor la arquitectura y trasladarse a la época de Gaudí.

La propuesta de "La Pedrera de día" incluye la visita de cuatro de los espacios más significativos del edificio: la Azotea, el Espai Gaudí (el desván), un piso que recrea la vida burguesa de principios del siglo XX, y por último la sala de exposiciones, que tiene un acceso diferenciado y directo desde la calle y que es visitable siempre que haya alguna exposición.

Actividades, Cultura, Acepta tarjeta de crédito/débito, Monumentos históricos, Museos

Artículos en los que aparece La Pedrera - Casa Milà

Sitios interesantes cerca de La Pedrera - Casa Milà

Sube una foto de La Pedrera - Casa Milà

Sube una foto de este sitio

Escribir comentario sobre La Pedrera - Casa Milà

¿Qué te ha parecido el sitio?
29 comentarios
Su valoración:
yingyang
Really lovely nights with music----
Its like being outside the city but inside!! in the same paseo de gracia.....
Rreally recommend it
Su valoración:
Anónimo
edificio con caracter. este edificio es precioso, antes de llegar ya lo puedes ver desde lejos, ya que es bastante alto, la entrada son 8 euros y el audio guia por 2 euros mas, tienes una version corta y una larga depende del tiempo que quieras invertir alli. Puedes subir hasta el ultimo piso y cansarte de echar fotografias impresionantes con las vistas que ofrece. las personas que trabajan aqui te ayudan desde que haces la fila hasta que entras, son muy amables y simpaticas en su mayoria chicas si no es que todas son mujeres. si quieres evitar las filas abren a las 9AM asi que llega temprano, de otra manera podrias tardar hasta 1 hora y media en entrar.
Su valoración:
Homer77
Maravilla. Menuda maravilla que te encuentras en pleno centro de Barcelona, la Pedrera es uno de esos edificios con encanto que merece la pena visitar, pagar los 10 euritos y esperar la cola, pero vas a quedar realmente maravillado o maravillada. Qué suerte la gente qué vive allí!
Su valoración:
roscharch
Me gusta su forma. La primera vez que vi una fotografía de este edificio cuando estudiaba Arte en el instituto quedé impresionado. Sin embargo, cuando lo vi en persona quedé todavía más impresionado si cabe. ¡Qué formas y qué curvas! Sin duda, Gaudí tenía una mente portentosa y original. Nunca he visto un edificio igual.
Su valoración:
nykel
Alucinante. Este edificio es tremendo, si subes por esta avenida ya lo verás incluso aunque vayas despistado porque llama muchísimo la atención, es una apsada lo original que es, aunque que cabe esperar teniendo en cuenta que es una obra del gran gaudí. Por fuera es tremendo pero es que por dentro no tiene ningún tipo de desperdicio, es un edificio amplísimo con unas columnas y una distribución muy llam,ativa y con una terraza estupenda donde se realizan pequeñas actuaciones
Su valoración:
asampedro
Casa Milá. La Casa Milá o Pedrera es junto a la Casa Batló una insignia de la ciudad de Barcelona y su ilustre artista y arquitecto Antoni Gaudí. Esta ubicada en pleno paseo de Gracia y la visitamos hace unos años, en un mes de Diciembre. En el ultimo piso se ve una decoración antigua de como se vivia en aquel entonces, interesante de ver y muy ilustrativa. Tambien destacan las formas curvas de su azotea, y las grandes vistas de los aticos de la ciudad condal.
Su valoración:
silviamera
Excepcional. La Pedrera es parada ineludible de cualquier visitante a Barcelona. El sumum de la arquitectura modernista, y de la obra de Gaudí. Es, senciallamente, excepcional. Por muchas veces que vaya a Barcelona no dejo de ir a contemplarla o incluso sacarme nuevas fotos con ella... Sus formas curvas, u reminiscencia a una serpiente: todo en ella es original. Y por dentro todavía mejora más. Especialmente cuando llegas al techo y recorres aquellos pasillos, corredores y pequeños túneles junto a esas chimeneas. Sencillamente indescriptible. Hay que ir.
Su valoración:
artemisabcn
Emblematica. No es solo una entre las arquitecturas más emblemáticas de Barcelona. Sino que también es un verdadero y propio centro cultural, en el cual se alternan exposiciones, conciertos y actividades culturales. Además es verdaderamente impresionante perderse bajo los techos borrascosos de Gaudi.
Su valoración:
Anónimo
La Casa Milà. Se trata de uno de los edificios emblemáticos de Barcelona, obra arquitectónica del genio Gaudí. Todos la recordamos por ver sus fotos en los libros de arte en el colegio, pero en primera persona es mucho más impresionante, como todo lo que hacía este hombre. Como muchos han comentado antes, lo realmente interesante de La Pedrera está en el exterior, en sus líneas, sus formas, su diseño. Lo que más me gustó fue la azotea, desde donde se puede contemplar una estupenda vista de la ciudad paseando entre sus chimeneas coloridas y muy al estilo Gaudí. En el interior también hay exposiciones y además se recrea el ambiente de la época en la que vivió el arquitecto. Me resultó curioso los objetos antiguos que vendían en una de las tiendas de 'souvenirs' nada típicas....cajas de música de esas que se hacen sonar girando una manivela, toda una vuelta a la infancia para muchos.
Su valoración:
Anónimo
Te quedarás alucinado. Todas las obras de Gaudí me parecen como subrrealistas, que no son de est emundo, creo que es aluciannte que en su tiempo este hombre tuviera la capacidad para inventarse esas formas y mezclase de colores. Esta casa, también llamada casa milá es una de las obras de este genio que más me gustan. La casa batlló que está justo en frente tiene unos colroe smucho más espectaculares y quizá puede llamar más la atención en un principio, pero la casa milá tiene una forma mucho más complicada y original y una estructura alucinante, además tiene una terraza donde se organizan actuaciones y creo que tiene una especie de cafetería, debe ser maravilloso tomarse algo ahí arriba disfrutando d elas formas y colores de Gaudí y de las vistas de Basrcelona. Eso sí, tengo una crítica y es que creo que se ha convertido en un puto negocio, no es normal cobrar 16 euros por poder entrar a verla y hacer colas d emiles y miles de hora a pleno sol, ha perdido en parte su valor, su encanto y su gracia, convirtiéndose en un simple fin turístico.
Su valoración:
labrujaaveria
Tuya y mía... nuestra. Uno de los emblemas arquitectónicos de Barna es, además de una delicia de construcción de estilo modernista (grande Gaudí, grande), el edificio de mi chico y mío.

Por tanto, al margen de las cualidades artísticas de La Pedrera (indudables, innumerables e inigualables), para mí tiene un valor sentimental tan grande que hace que se me salten las lágrimas con sólo verla.

No fue sólo el símbolo de nuestro primer viaje juntos, sino también un regalo fotográfico vía sms durante uno los largos periodos de tiempo en los que estamos sin vernos debido a que él es natural de una ciudad que se encuentra bastante lejos de Madrid.

Y es que, si en Casablanca a Humphrey Bogart e Ingrid Bergman siempre les quedará París, a mi chico y a mí siempre nos quedará Barcelona y su Pedrera.

Siempre me he quedado con las ganas de entrar, pero en mis viajes relámpago a la Ciudad Condal el tiempo juega en mi contra (algún día entraremos juntos... seguro).
Su valoración:
Ibazvi
Gaudí al cien por cien-.... Si pasas por barcelona debes ir a la casa de la pedrera o casa milá. es flipante estar por su terraza al lado de las chimeneas con forma de guerreros y ver por un lado el paseo de gracia y por el otro dentro de un arco al fondo la Sagrada Familia. Todo muy acorde con lo que seguro este artista queria conseguir. Lo mejor de este museo es que tiene una zona interactiva donde te van hablando de todo un poco, no solo de la casa en si, tambien del Parque guell, sagrada familia, casa Batlo..asique pagas pero por lo menos tienes la oprtunidad de conocer un poco de la vida de gaudi y de sus obras en general. Aun asi decir que podia ser un poco mas barato para ser un museo financiado por la caixa.
Su valoración:
dbeltra
Lo mejor está dentro. La Pedrera es un edificio muy chulo por fuera, pero si lo comparas con la Casa Batlló o el Parc Güell, pues quizás no es tan espectacular... por eso hay que entrar dentro, que es donde está lo mejor (perdonadme los expertos en arquitectura, éste es un comentario desde la ignorancia completa sobre el tema)

Con la entrada se puede visitar una de las plantas, donde podemos recorrer las estancias de una de las lujosas casas del edificio, el ático, donde hay una exposición muy chula sobre los proyectos y la arquitectura de Gaudí, y la azotea, que para mi es lo mejor.

En la azotea hay un montón de esculturas, pórticos y rincones que me encantan, además hay una gran vista de todo el centro de la ciudad, y si nos fijamos, desde uno de los lados podemos ver la Sagrada Família.

¡Una visita obligada si vienes a Barcelona!
Su valoración:
mireieta
Modernismo y cultura. La Pedrera es un edificio realmente precioso, tanto por fuera como por dentro. El vestíbulo es realmente impresionante, y la guinda se encuentra en la parte de arriba, con sus guardianes de piedra vigilando Barcelona...100% gaudiniano.

Una vez conocí un chico italiano, y naturalmente entre otras cosas le hice el "tour gaudiniano"... Lo que más le gustó: El parque Guell y la Pedrera!

En el caso de la Pedrera,además tuvimos la suerte de ver una exposición que había de un escultor que fue trabajando con distintos materiales, del cual no recuerdo el nombre, pero que nos dejó pasmados... Y es que eso es lo mejor de la Pedrera: Además de la belleza del edifico, en éste se hacen exposiciones tamporales de arte de gran calidad, en todos los idiomas y además gratuitas...Por fin un monumento que se utiliza para algo útil, difundir cultura...!
Su valoración:
ruben
La cueva urbana. Es uno de los edificios más emblemáticos de Gaudí, y uno de los más reconocibles de Barcelona, aunque particularmente me quedo con la Casa Batló.

No obstante, Gaudí es Gaudí y raro es un proyecto suyo sin que contenga alguna genialidad. En este caso, me quedo con la fachada, que es simplemente brutal. Hace forma de L, y sitúa la puerta de entrada en la esquina de ambas calles, rematándola con lo que yo siempre he reconocido como una pata de elefante (de piedra, claro). El interior merece la pena verlo, sobre todo la subida a la azotea aunque, personalmente, no me parece que tenga tanta fuerza y, desde luego, no consigue sorprender tanto como la fachada.

De la terraza quiero destacar la leyenda urbana/anécdota porque se dice-se comenta-se oye por ahí que Georges Lucas se inspiró en las chimeneas de este edificio para crear el casco de Darth Vader. Un aire sí se dan, y conociendo la fama de Lucas no me extrañaría, pero no seré yo el que se meta en un juicio con ese señor.
Su valoración:
Dwarf
¿El contenido o el continente?. Me explico: tras atravesar la gigantesca puerta de la Pedrera o Casa Milà (un exquisito trabajo de forja, por cierto) y entrar en su sala de exposiciones, uno/a no sabe qué vale más la pena: si disfrutar de las obras de arte que en ella se exhiben o perderse en el vestíbulo de este impresionante edificio.

En cualquier caso, como hay tiempo para todo, lo más recomendable es combinar ambas cosas: visitar esta magnífica obra gaudiniana (si se quiere acceder al terrado, coronado por espectaculares chimeneas, hay que pagar entrada) y admirar luego las muestras artísticas organizadas por Caixa Catalunya.

La temática de las mismas suele estar estrechamente ligada al arte. Yo he tenido la ocasión de disfrutar de tres soberbias exposiciones pictóricas (sobre Kandinsky, grabados de la Biblioteca Nacional de París y lienzos sobre ruinas arqueológicas) y, pese a no ser muy extensas (el espacio que se destina a la mismas es reducido), la calidad de las mismas es extraordinaria.

Además, La Pedrera alberga periódicamente actuaciones musicales.
Su valoración:
edie
esplendor atemporal. Desde luego es uno de los edificios más bonitos de ver de la ciudad. No sólo para los turistas sino que los barceloneses le tenemos un cariño especial. Es como la nota más alta de nuestro currículum de ciudadano que vamos enseñando al mundo, si la Sagrada Familia me lo permite. Además es un edificio mágico en todos los aspectos. Su exterior es inimaginable, literalmente, ¿Cómo pudo alguien imaginar esa fachada y llevarla a cabo? y su interior no se queda atrás. Busca cualquier ocasión que tengas (exposiciones, proyecciones...) y entra a ver esta obra de arte en todo su esplendor.
Su valoración:
megghara
La Rockera. Gaudí en estado puro, una de sus obras más colosales, que se puede visitar por un “módico” precio. Aún así, tiene dos espacios en el que se organizan exposiciones gratuitas y realmente, muy interesantes. Y durante el verano, en varios años diferentes, se han programado actuaciones en directo en la terraza del edificio, que incluían una visita libre por el edificio. Valía la pena, ya que más o menos, era el mismo precio de la entrada, pero menos masivo y con Barcelona vestida de noche a tus pies.

Durante el año, hay días que se organizan jornadas de puertas abiertas, lo que hace que puedas visitar toda la casa de forma gratuita, pero aguantando largas colas de curiosos como tú que no les apetece demasiado pagar la entrada.

Aún así, vale la pena meterse en este universo gaudiniano, que te hace ver el mundo de otra manera, a través de formas imposibles y caracolas de colores.
Su valoración:
campanilla
Una MARAVILLA, así, en mayúsculas.
Ahora que en nuestra sociedad todo depende del envoltorio, este es buen caso. Sólo que aquí no nos engañan, aquí sí que sólo por el envase el producto ya vale la pena.

Y es que vaya un edificio. Yo siempre que voy me paso más rato fuera que dentro (contemplándolo desde la calle) también es verdad que yo soy un poco rara. Tanto la exposición permanente como las itinerantes, valen la pena. Y el edificio por dentro también, por supuesto, por supestísimo en realidad.

Gaudi era un genio, estamos cansados de oírlo pero no voy a ser yo quien me canse de repetirlo. Mis amigos de fuera de la ciudad cuando hablan de Gaudi y dicen la suerte que tenemos, yo no puedo evitar esbozar una sonrisa tonta y sentirme estúpidamente orgullosa de no sé bien qué.

Esas curvas y esos colores... Es imposible que no te contagien alegría.

Ah, si eres alérgica/o a los guiris lo vas a pasar mal, hasta entre semana al mediodía rondan por ahí.
Su valoración:
nuria
Un gran centro cultural. La Fundació Caixa Catalunya se dedica a preservar este edificio de estilo modernista y a la divulgación de diversas actividades artísticas mediante la organización de exposiciones, actividades...

Yo he visitado tanto la exposición permanente como algunas de las exposiciones itinerantes que organizan. La exposición permanente y aunque se hacen largas colas (aunque vayas entre semana, hay turistas!) vale la pena verla. Visitas el Espacio Gaudí que se sitúa en el desván y la azotea y realmente es una pasada y un piso de La Pedrera (hay que recordar que era un bloque donde vivía la burguesía catalana).

La Pedrera - Casa Milà
1 de 2
La Pedrera - Casa Milà

Volver arriba