por: A Coruña
Compartir

Paraíso Perdido

El Paraíso Perdido es uno de los bares de copas más conocidos de la ciudad. Se trata de un pub ambientado como si de una cueva se tratara y cuenta con detalles muy destacables como, por ejemplo, mesas con antiguas máquinas de coser, objetos de decoración vintage, etcétera.

Se trata de un paraíso en medio de la ciudad donde el paso del tiempo parece no haber hecho mella y donde podrás escuchar buena música y tomar copas de calidad. Paraíso Perdido se encuentra ubicado en una plaza tranquila y alejada del bullicio de la ciudad y que resulta perfecto para desconectar de todo y vivir un momento para ti y los tuyos.

De noche, Bares de copas y pubs

Artículos en los que aparece Paraíso Perdido

Sitios interesantes cerca de Paraíso Perdido

Sube una foto de Paraíso Perdido

Sube una foto de este sitio

Escribir comentario sobre Paraíso Perdido

¿Qué te ha parecido el sitio?
11 comentarios
Su valoración:
Kosakdeschamps
Pero por favor.... ¿Pero alguna vez habéis ido algún sitio? ¿Cómo se puede decir que es un sitio muy bonito, bien decorado, etc.? No se puede engañar así a la gente. Este pub es un antro, sucio, lleno de humo, cochambroso y abandonado como tantos otros pubs de Santiago. El ambiente es de pena, y no me mueve nada contra el personal del pub. El servicio normalito, con la misma cara de culo que en general en la ciudad.
Su valoración:
milky
Allá abajo. Este lugar tiene bastante encanto, -más allá del nombre, que es de por sí encantador-. No es fácil llegar, yo creo que siempre me metía por la calle de al lado o algo así y venga a dar vueltas. A veces creíamos que había desaparecido. Sospecho que porque estaba cerrado, y cerrado es una puerta sin demasiado ornamento que bien se puede confundir con cualquier otra.
Supongo que parte de su encanto deriva de su aspecto de gruta fantástica, pero en el fondo, lo que es es un lugar bastante amplio, pero sin una sola ventana - pero se puede decir que aprovecharon bien las características negativas del lugar como ventaja-. Se entra por unas escaleras y allí te mueves después en el ultramundo. Mesas de maderas, a veces demasiado juntas. Es tranquilo y agradable para tomar algo.
Su valoración:
alain
Haciendo honor al nombre. A todo el mundo le cuesta encontrar este pub que hace honor a su nombre, el Paraíso Perdido....y tan perdido. A mí también me costó, ya que no conozco muy bien la ciudad de Santiago. Pero una vez que lo encontré, primero sentí satisfacción y, segundo, no paré de ir una y otra vez. Es como entrar en una cueva perdida, y en todo un paraiso al mismo tiempo. La entrada a forma de cueva y las salas, muy bien decoradas y con un gran ambiente.
Su valoración:
magitorras
Te han de llevar.
Creo que es casi imposible de descubrir este sitio porque está realmente bien escondido o "perdido" como dice su nombre.
Una vez llegas la verdad es que está bien, el local bien ambientado y con buenos precios y copas realmente ricas.
Lo malo es la música, demasiado fuerte como para tener una conversación minimamente interesante.
Su valoración:
Cidans
bien hallado. Discretos en el trato, música a volumenes tolerables para poder conversar, buena bebida, excelente atención
Su valoración:
nykel
Y tan perdido. La verdad es que este local hace honor a su nombre, me pase casi un año para encontrarlo. Todo el mundo me hablaba bien de este sitio y me recomendaban ir y cuanto más me lo recomendaban más me apetecíair, pero n osé si por las malas explicaciones o por mi mal entendimiento nunca lograba encontrarlo. Pasaba por la zona pero no daba encontrado el sitio exacto y la verdad es que está muy escondido, resulta complicado, todo hay que decirlo. Pero la búsqueda merec ela pena
Su valoración:
tsunamina
Un pequeño paraiso oculto. Es un local muy bonito, oculto eso sí, si no conoces la ciudad te costará encontrarlo pero vale la pena...desde fuera solo ves una puerta con unas escaleras empinadas y paredes que dan el aspecto de que entras en una cueva, la verdad que el interior parece una cueva totalmente, con paredes de piedra, muy decorado con madera y curiosidades en las paredes. Las consumiciones me parecen caras pero si no has ido es interesante que vayas al menos una vez en la vida.
Su valoración:
Anónimo
Demasiado tarde. Yo como siempre despistada y en mi mundo tarde en enterarme de que ecistia este sitio y me entere precisamente el ultimo año que estuve en santiago porque una compañera de clase comento algo de que habia estado alli y justo coincidio que unos dias despues una muy amiga mia me comento que ese sitio estaba muy bien que a ver si ibamos hasta alli un dia. El caso es que ya sol oel nombre y la descripción que me dieron del sitio abrio en mi mente unas ganas enormes d eir y me empece a imaginar com opodia ser el sitio porque me lo iamginaba como un oasis en el desierto, como un lugar con magia pero al final s eme hizo tarde y nunca logre descubrir como pdoria ser ese paraiso, que para mi se se perdio
Su valoración:
sara
Paraiso encontrado!!!. Q lugar mas bonito es este!!! ni siquiera me acuerdo cómo lo descubrí, pero seguro que fue en una tarde-noche lluviosa y por casualidad!!! la mejor forma de descubrir lugares como el Paraíso Perdido!!!
Desde fuera no llama la atención, puerta de madera, pequeño cartelito y poco más, pero nada más traspasar el umbral la cosa cambia, parece que te estás adentrando en una cueva decorada de pintadas y marcas de los que por allí pasaron alguna vez.

El local está compuesto por dos salas acogedoras y con mesas de diferentes tamaños, la decoración es muy original con fuentes y esculturas de velas derretidas. Lo malo que al ser subterráneo es demasiado húmedo y en invierno tienes que dejarte la rebequita puesta!

Totalmente recomendado para tomarse un mojito o un café a primera hora o por la tarde, siempre está bien pasarse de vez en cuando, nunca defrauda!!!
Su valoración:
qwerty06
Tomarse algo en un lugar mágico. Santiago está lleno a rebosar de cafés con encanto... pero pocos alcanzan la dimensión de este. Recuerdo con precisión la primera vez que fui a este lugar. Me llevó un buen amigo de la infancia, que estudiaba en Santiago como yo, y ese día habíamos quedado. Me dijo: "Te voy a llevar a un sitio...".
Y yo tampoco pregunté más, pero la verdad me quedé bastante intrigada. Era por la tarde y tampoco había muchas opciones más que un café, en una fría tarde de invierno compostelana.
Mi sorpresa fue enorme. Al empezar a bajar las escaleras de este extraño lugar dudé de hacia donde íbamos exactamente... Era un café, sí, pero de los más originales y bellos en los que había estado en mucho tiempo.
Es como una antigua cueva o catacumba, una estancia excavada, y decorada con las marcas y las palabras de las personas que han deseado dejar su impronta en ella.
El Paraíso Perdido es perfecto para tomarse algo y disfrutar de la compañía y la conversación. Os recomiendo probar alguna de las variedades de los ricos cafés de su carta. Un lugar auténtico y mágico como pocos.

Paraíso Perdido
Paraíso Perdido

Volver arriba