menu
por: A Coruña
Compartir

Pub Momo

981565580

Rúa Virxe da Cerca, 23, Santiago de Compostela, 15703

De 16:00 a 4:00 de Domingo a Miércoles y de 16:00 a 4:30 jueves, viernes y sábado

Pub Momo

El Pub Momo es uno de los locales de ocio nocturno más conocidos de Santiago Compostela ¡y no es para menos! Se trata de un original establecimiento que se encuentra en frente de la plaza de Abastos y que lleva más de 25 años abierto al público de la ciudad.

Se trata de un bar musical que cuenta con buena música y cuatro ambientes claramente diferenciados entre los que encontrarás una cárcel que tiene el letrero de "Alcatraz" o una barra especializada en cócteles que se encuentra situada en la denominada calle de Nunca Jamás.

En verano podrás disfrutar de su precioso jardín exterior que contiene vistas inéditas de la ciudad. Pub Momo es un lugar mágico en el centro de Santiago de Compostela y perfecto para disfrutar de tus noches de fin de semana.

De noche, Bares de copas y pubs, Terrazas de verano, Coctelerías

Artículos en los que aparece Pub Momo

Sitios interesantes cerca de Pub Momo

Sube una foto de Pub Momo

Sube una foto de este sitio

Escribir comentario sobre Pub Momo

¿Qué te ha parecido el sitio?
18 comentarios
Su valoración:
Anónimo
alberto. uno de los locales de copas mas chulos y emblematicos de santiago,pero en contra,personal muy estirado y copas demasiado caras,siendo aun asi la tercera gratis;de todos modos,recomiendo conocerlo
Su valoración:
eumesma
Eu mesma. Estamos indignados, fuimos a tomar una copa en este sitio y después de que nos sirvieran y nos pasaran la cuenta (13,80 €) ofrecimos pagar con tarjeta, ya que sólo teníamos 10 € en metálico. El camarero llamó al dueño y este nos dijo que o nos íbamos a sacar dinero a un cajero o nos tenía que retirar las copas. Le ofrecimos tomarnos la copa tranquilamente, dejarle los 10 euros y luego ir a casa a buscar los 3,80 restantes, pero no quiso, así que nos fuimos, no sin antes advertirle que había perdido dos buenísimos clientes para siempre jamás. Por cierto, ayer nos pasó lo mismo en otro local de la zona vieja, y eso que no llevábamos nada en metálico, y la camarera nos dijo que volviésemos otro día, cosa que hicimos al día siguiente, y haremos en lo sucesivo. ya sabemos a dónde hay que ir y a dónde no. Cutres, más que cutres!! Por cierto, la caipirinha estaba asquerosa
Su valoración:
Anónimo
la terraza esta muy bien. sobre todo ahora en verano. lo malo es que es bastante caro
Su valoración:
alain
El encanto de Momo. El Pub Momo es un lugar con mucho mucho encanto. No se trata del típico bar de copas y punto, sino que Momo juega mucho con la decoración y el ambiente. Decoración que parece sacada de un cuento hiperrealista que podría ir firmado por el mismísimo Dalí: Pasos de cebras en el suelo, un jardín secreto que actua de patio interior...Toda una delicia, aunque tenga que decir que las consumiciones son algo caras. Normal si tenemos en cuenta el resto.
Su valoración:
magitorras
Muy caro.
Es un local muy bien situado entre las dos zonas de marchas mejor diferenciadas de la ciudad.
Es como un punto estratégico, lo saben y lo explotan.
Suelen hacerse conciertos y demás. Y lo peor de todo es que las consumiciones tienen un precio demasiado elevado, comparándolo con la media de locales.
Creo que hay sitios mejores.
Su valoración:
Cidans
caro y descuidado. Lástima que la desidia de la gerencia actual desaproveche las oportunidades de un local tan hermoso y bien situado como este.
Cuando hacen actuaciones sólo importa hacer caja. (Q el público esté cómodo, se escuche/vea bien, puntualidad, etc. son secundarios para el Sr. Rivera.
La higiene deja bastante q desear (Hace falta algo + q pasar una fregona para mantener limpio y agradable un local tan amplio)
Los precios excesivos teniendo en cuenta la relación atención-calidad-precio
en verano parece que la luz de la luna en la terraza te vuelve transparente y los camareros no te ven...
En fin, no compensa, sobre todo para los que lo conocimos en los buenos tiempos, en que se cuidaba el trato, la música, Ya ha llovido desde entonces!
Su valoración:
nykel
Chulo pero caro. Este local es muy chulo, es el ideal para tomar la primera copa, lo único negativo es el precio de las consumiciones que es quizá demasiado elevado pero merece la pena visitarlo de vez en cuando, a poder ser en los meses de calor porque al entrar no parece tan grande como realmente es, ya que tiene una terraza interior preciosa y que le da un montón de vidilla.
Su valoración:
Naymar
Para la segunda copa. Siempre que voy a la ciudad me encanta ir a este local. Eso sí me gusta tomarme ahí la segunda copa de la noche. Es un sitio colocado estratégicamente entre el casco viejo y el ensanche. La zona de la entrada, una casa de piedra, es más apropiada para charlar y al fondo la gente busca un hueco en un gigantesco jardín cubierto.
Su valoración:
tsunamina
Un espacio para tod@s. Es un local muy visitado por la gente por su encanto y decoración que te trasladan a un ambiente con un rollo mágico y de fantasía. Las paredes están repletas de curiosidades y hasta el suelo es curioso! hay paso de cebra y aceras. Además no te puedes aburrir aquí porque cuenta con futbolín, billar y dardos. Hay actuaciones por la semana. Las copas me parecen algo caras pero como cada dos consumiciones te dan una tercera, el precio queda finalmente asequible. Es muy grande, cuenta con 4 espacios a distintas alturas (uno d estos espacios es el jardín)...cuando se trata de una pandilla variopinta es un wen sitio porque le suele gustar a todo el mundo, la música es muy variada y probablemente algo que escuches te guste.
Nota: en la actualidad la zona trasera grande y el jardín están cerrados al público, espero que temporalmente.
Su valoración:
Rob
Multiforme. El pub Momo se adapta a todos los gustos ofreciendo tres ambientes o espacios claramente diferenciados. Nada más entrar nos encontramos con una zona que simula una calle con varias mesas y una barra. Al atravesar una puerta veréis otra sala más amplia en donde se encuentra otra barra, muchas más mesas y una mesa de billar. Por último, al fondo, se accede a un jardín que, cuando abre con la llegada del buen tiempo es un lugar realmente paradisíaco. Los precios no son muy baratos pero tienen un dos x uno hasta las dos de la madrugada.
Su valoración:
isidora
Jardín secreto. Este es uno de los locales más chulos que hay en Santiago, no sólo por la calle empedrada que hay dentro, que parece que entras en un mundo de sueños, y con su farola y todo!! No, es que además tiene un jardín enorme hacia atrás que en veranito es una delicia, iluminado y con sillas de tela.

Cuando yo lo frecuentaba solín hacer sesiones de hip hop, y era muy conocido porque allí hacía sus monólogos Carlos Blanco, que ahora se ha pasado al mundo televisivo. Pero en invierno es también un buen lugar para resguardarse de la lluvia intensa y tomar un cafelito.
Su valoración:
senoritapepis
Paseando por una calle de cuento . Para aquellos a los que les gusten los sitios diferentes, con encanto tienen que acudir al Momo. Su decoración posee reminiscencias de la novela de Michael Ende, ya que nos encontramos en un pub decorado a modo de calle. Uno de los mejores detalles que tiene este lugar es su terraza, que por la noche decoran con antorchas, y donde da gusto tomarse una sangría en medio de un jardín de cuento. Siempre está lleno de gente y la música por la noche no está nada mal.
Además, cuando tomas una copa allí puedes servirte tantas palomitas como quieras.
Su valoración:
milky
Futbolines, cuentacuentos y capoeira. El Momo tiene varias cosas positivas, es un sitio en general, muy agradable. Es enorme y tiene una parte como en terracita, con plantitas y eso. Además, tiene futbolín y de vez en cuando realizan actividades tipo cuentacuentos o rodas de capoeira (que no tienen nada que ver, efectivamente, así que pican de esto y aquello, nos ofrecen cosas variadas y son, por lo tanto, entrañables).
Sin embargo, yo no creo que esté muy céntrico (como leí en otras opiniones), no es que esté lejos, pero sí queda un tanto apartado tanto de los bares de la zona vieja como de los de la zona nueva. Y si llueve, está en una calle muy larga que apenas tiene balcones que tapen.
Por lo demás, mi única queja es respecto a las sillas, que me resultan muy muy incómodas, y siendo el Momo un sitio de esos que invitan a quedarte horas charlando, pues es una pena.
Su valoración:
Anónimo
Una caja de sorpresas. Con el Momo ocurre algo curioso, si pasas una tarde fría por delante d esu ventana, quizá no te llame mucho la atención, pero si, con cierta curiosidad, se te ocurre asomar los ojillos a través dé los cristales, lo que conseguirás ver, te gustará seguro porque ya en la pequeña zona del local que se extiende cerca d ela ventana y de la puerta empiezan a asomar esos solores verdosos y mágicos que rodean el establecimiento. Una vez entras, la cosa va mejorando por momentos. El local, que al principio parecía bastante pequeña, comienza a ampliarse en toda una gran estancia cubierta de piedra y en los meses de calor llega lo mejor.... la terraza!! esa genial terraza ambientada como si fuera la calle misma. La verdad es que el local ofrece numerosos atractivos, por ejemplo, muchas veces proyectan fotografías, de forma que mientras tú estas tomándote algo en una mesa puedes comentar con tus colegas lo que exponen ante tus ojos. Además, si lo pides en la barra, te regalan un poster y un bloc de notas con el logotipo del local. Quizá todas estas prestaciones sean el motivo de sus altos precios o quizá la gran afluencia que tienen, pero hay que reconcoer que el local merece mucho la pena.
Su valoración:
sara
Viaje al país de los cuentos!!. eso es lo que pensarás si entras por primera vez en el Momo. Es un poco difícil de encontrar, no porque esté escondido sino porque desde fuera no llama nada la atención sólo un cartel de latón amarillo que representa a una niña y una tortuga colgado en una imponente fachada de piedra lisa. Preo tras pasar el umbral la cosa cambia!!! por dentro es como muchos otros pubs y cafeterías de santiago, paredes de piedra, mesas de madera pero el encanto del Momo está más en su interior en la maravillosa terraza que hay al fondo, llena de plantas y con una fuente presidiéndola, es increible cuando llega el buen tiempo y abren las puertas, encienden antorchas y puedes disfrutar allí de una increible velada. Además siempre hay actuaciones, cantautores, cuentacuentos...q amenizan la noche y que son los causantes de que las horas pasan volando. Además creo que es uno de los lugares más grandes de Santiago así q aunque siempre suele ir mucha gente es más fácil encontrar sitio
Su valoración:
pandora
De cuento. El cartel de la pequeña niña con la tortuga te invita a entrar en este local que destaca por dos cosas: las mil y una actividades que se realizan y por su terraza. Además de tomarte algo puedes tropezar con una actuación de cuentacuentos, cantautores, monologuistas... pero lo mejor llega en veranito cuando abren las puertas de la terraza jardín, encienden las antorchas y puedes disfrutar del fresquito de la noche (lleva siempre una chaqueta por si acaso) junto a la fuente. El sitio es bastante grande y su decoración muy original, por eso, aunque no soy asidua, no está nada mal para tomarse algo algún día que otro.
Su valoración:
apu
acierto seguro. Visitar el Momo en Santiago de Compostela supone un acierto seguro. Es uno de los lugares más dinámicos de la capital de la comunidad gallega. Prácticamente todos los días tienen algún evento que atrae distinto público: cuentacuentos, monólogos etc. No el el típico bar de copas. Es mucho más. Es un lugar de encuentro, donde uno puede ir a pasar un rato y, quizás, se quede toda la noche disfrutando de sus actividades. En cuanto al ambiente está muy bien destacando sobre todo en verano. En verano el Momo abre las puertas de una magnífica terraza que posee al fondo. En la terraza se pueden tomar unas copas en compañía de tu gente con gran tranquilidad. Es un lugar que invita a la charla. Además uno puede tomar copas sin ningún tipo de problemas porque los precios no son excesivos y el garrafón, inexistente. El único pero que le pongo al Momo es que no sirven Coca cola para acompañar las copas. Han optado por Pepsi, no sabiendo igual los cubatas. Con todo, merece mucho la pena. Encima se encuentra en un lugar muy céntrico, lo que te permite desplazarte depués con gran rapidez a otras zonas de marcha de esta mítica urbe universitaria
Su valoración:
Bizet
Un sitio distinto. Parece mentira que un fiestas como yo haya tardado tanto tiempo en conocer el Momo, un sitio peculiar. Está en una zona bastante céntrica y lo que hace peculiar a este local es o era la terraza que tienen en la parte de atrás, un sitio cojonudo para tomarte una copa tranquila en las noches de verano. Lo que ocurre es que si mis informadores no me fallan, creo que les han cerrado la terraza, no estoy seguro de por qué. De todos modos el local es amplio, de piedra, y huele muchísimo a humedad, aunque no es desagrable. De vez en cuando hacen promociones en plan la siguiente copa a la mitad de precio y cosas así, lo que le hace sospechoso de meter bebida de dudosa procedencia. El caso es que yo descubrí tarde este pub, y normalmente cuando he ido no me lo he pasado mal. Hay buen ambiente y se ven chicas monas, pero es más bien de primera hora así que el que quiera ligar algo que se prepare unos chistes en casa porque en ese sitio las chicas aún no están para aguantar a borrachillos.

Pub Momo
Pub Momo

Volver arriba