por: Madrid
Compartir

A 2 Velas

914461863 - 655458367

San Vicente Ferrer, 16, Madrid, 28004

Centro (Malasaña)

L1,L10 Tribunal / L2,L3,L10 Noviciado / Bus M2 Pza. de Juan Pujol

D-J de 13:15 a 17:00 y de 20:30 a 00:15 / V y S de 13:15 a 17:00 y de 20:30 a 02:00

20 €

Ver carta de A 2 Velas

http://www.adosvelas.net/

A 2 Velas es un moderno restaurante ubicado en pleno corazón de Malasaña, en la que predomina una cocina de fusión y de mercado que podrás disfrutar rodeado una decoración diferente, con toques étnicos, fuera de minimalismos.

Una de sus principales características es la oferta de platos para gente de buen comer, con raciones generosas y que estén buenos, una comida en la que se fusionaran cocinas de diferentes orígenes, pero siempre contando con nuestros sabores tradicionales y a precios competitivos. Algunas de las especialidades del restaurante A 2 Velas son el Pad Thai Vegetal, el Blinis ruso o el Pollo Indio

La música está presente durante la comida y cena, aunque siempre, a un nivel sonoro que te permita mantener una conversación y variando ritmos como el house, música electrónica, música étnica y de los ochenta.

Te esperamos en A 2 Velas, un "Urban Restaurant" pensado para un público sin etiquetas.

Restaurantes, Banquetes, Menú degustación, Acepta ticket restaurant, Menú del día, Menú infantil, Catering, Creativa y de autor, Salas privadas, Opciones para vegetarianos, Acepta Cheque gourmet, Comida para llevar, Servicio a domicilio, Menú Noche, Cocina de fusión, Actividades dirigidas, Abierto en domingo, Acepta Sodexo Pass

Sitios interesantes cerca de A 2 Velas

Sube una foto de A 2 Velas

Sube una foto de este sitio

Escribir comentario sobre A 2 Velas

¿Qué te ha parecido el sitio?
15 comentarios
Su valoración:
alevosia
Una velada a dos velas. Es pequeñito, acogedor y romántico. La velada perfecta para ir en parejita, tener una tranquila charla y brindar juntos mientras degustais uno de los platos de la carta. Pero si quieres ir con amigos también, que la gente soltera que está a dos velas (pero de otro tipo) también existen.
Su valoración:
alain
A la luz de un par de velas. Como el propio nombre indica, este restaurante es un lugar ideal para poder ir con tu pareja y disfrutar de una cena más que romántica...a la luz de un par de velas...Se sitúa en la calle San Vicente Ferrer, cerquita del metro de Tribunal, y es un bar moderno pero acogedor e íntimo al mismo tiempo...Al igual que su carta, de lo más creativa y original. Es un poco caro, pero de verdad que os gustará...a tí pero también a tu novia.
Su valoración:
josanar
Calidad a buen precio. Calidad a buen precio. Eso es lo que ofrece este restaurante de la calle San Vicente Ferrer, una via que me recuerda enórmemente a mi tierra, todo sea dicho de paso.
El local no es excesívamente ámplio y se llena con mucha facilidad, por lo que lo mejor es reservar para asegurarte un sitio y poder disfrutar de una agradable velada con tu pareja, ya que aunque el ambiente no resulte especialmente romántico, creo que por el tipo de comida que sirven se antoja perfecto para acudir "bien acompañado".
El lugar es bonito, con la iluminación justa y con pequeños detallitos como los floreritos de las mesas que le confieren cierta peculiaridad.
Los platos son originales y creativos, pero en la cantidad justa, lo digo por que en muchos casos la cocina creativa es sinónimo de minimalismo pero aquí no ocurre eso.
Su valoración:
magitorras
Muy buena relacion calidad-precio.
Parece el típico restaurante de modernos, creado para nuevos pijos, de la zona centro. Sin embargo, pese a su estética muy cuidada nos encontramos unos precios muy buenos.
La atención es un poco lenta, eso sí, pero es que suele haber mucha gente.
El local pese a tener dos emplazamientos, no es muy grande, por lo que ayuda a tener una muy buena velada. Realmente recomendable.
Su valoración:
matthewyatt
Muy bueno. Sencillo, acogedor y agradable, son las tres palabras que podrían definir perfectamente “A dos velas”. Se engloba con un ambiente estupendo, en un emplazamiento no excesivamente grande, de hecho es recogido lo que le hace muy hogareño. Camareros amables, música de fondo romántica, decorado para la ocasión, podría hacer las delicias de cualquier pareja ya que es el establecimiento perfecto para una cena en plan sentimental. Eso sí, y aunque los platos están deliciosos con toques innovadores, quien pague que prepare dinero porque no se distingue por ser barato.
Su valoración:
Arancha
Sencillo y encantador. Es un sitio genial, la comida es una delicia (recomiendo el bizcocho de chocolate con helado de dulce de leche).... el servicio es muy atento.
Lo único malo es que si quieres ir en fin de semana ya puedes reservar con días de antelación porque te quedas sin sitio y, la verdad.... es un apena perderse un restaurante así!!! yo voy siempre que puedo...
Su valoración:
Palomita
No me gustó. El sitio no está mal, aunque me parece muy típico sitio 'guay'. Es acojedor. Tiene dos plantas. Nos pusieron abajo que pienso que es donde ponen a los grandes grupos. El servicio lento. Ibamos 11 personas y unos platos fríos, otros sin terminar de hacer, otros calientes...
Desde luego mi bacalao, estaba incomestible. Frío, debío ser el primero que sacaron y estaba como descongelado. Se notaba bastante. Igual yendo menos gente está mejor. Pero vamos la comida nada del otro mundo. Si acaso unos spaguettis negros, que no estaban mal, pero nada novedoso el sabor.
No volveré.
Su valoración:
casera
Genial!. Este restaurante está fenomenal. He ido cuatro veces y por ahora no me ha decepcionado. Los restaurantes cuando se ponen de moda se estropean, este sigue con todo su encanto. Comida rica rica y abundante. Ambiente genial para ir en pareja. Situación privilegiada para tomar unas copitas luego (el star café que está al lado está muy bien si te gustan los cockteils y los juegos, pues tienen una pared llena de juegos de todo tipo para pasar un buen rato mientras te tomas una copa, un combinado o un helado)
Su valoración:
fangoria54
Ecléctico y funcional. Este ecléctico restaurante situado en plena Malasaña destaca por su original carta y su ambiente funcional, agradable y distendido. La decoración no se puede clasificar, si bien consigue un estilo particular y sencillo con la mezcla de elementos de distintos estilos. A dos velas dispone de dos espacios divididos en dos plantas, la segunda es una especie de sótano abovedado de ladrillos vistos al igual que las paredes y que consigue un ambiente muy acogedor, cálido, agradable y moderno. El sótano suele abrir fines de semana y también se puede reservar para grupos más amplios. Entre su carta encontramos pollo indio, pez espada con lima y aguacate, raviolis de calabaza. Sin embargo hay que decir que últimamente su cocina ha ido empeorando, la última vez que fuí pedí pollo indio que era uno de mis favoritos en Madrid y cual fué mi sorpresa que las piezas de pollo contenían un 70% de ternilla. Recomiendo el helado de yogurt búlgaro. Es un sitio más bien para una comida relajada entre amigos y aprovechar su menú del día ya que los precios tampoco son tan económicos en comparación con la calidad y variedad de restaurantes de la zona.
Su valoración:
Tito
Depende de los comensales.... Excepcional si quieres ir con la chavala, degustar comidas de mil sitios, tomarte tu vinito tranquilo... vaya, que embauca. Eso sí, yo no lo veo muy recomendable si quieres ir a cenar y montarla con quince colegas de tu barrio con la ebria necesidad de comer como cochinillos y montarla...

A 2 Velas
1 de 21
A 2 Velas

Volver arriba