menu
por: Sevilla
Compartir

Bodega Santa Cruz (Las columnas)

La Bodega Santa Cruz es un lugar de tapas de Sevilla donde podrás comer barato y muy bien. Se trata de un espacio que se encuentra muy cerca de La Giralda y que te ofrece un amplio surtido de tapas y platillos de índole tradicional.

Se trata de un restaurante tradicional en el que encontrarás tapas cuyo precio medio es de 2€ así como cervezas por 1.5€. Un sitio perfecto para hacer una pausa y disfrutar de un tentempié sabroso y delicioso en el corazón turístico de Sevilla.

Restaurantes, Tapas - pinchos, Bodegas, Bares, Cocina mediterránea

Artículos en los que aparece Bodega Santa Cruz (Las columnas)

Sitios interesantes cerca de Bodega Santa Cruz (Las columnas)

Sube una foto de Bodega Santa Cruz (Las columnas)

Sube una foto de este sitio

Escribir comentario sobre Bodega Santa Cruz (Las columnas)

¿Qué te ha parecido el sitio?
18 comentarios
Su valoración:
Ana Belén
Queria saber si las tapas son grandes ,mándeme fotos de cómo son ,voy con una amiga y quiero saber si las tapas son buenas .
Su valoración:
abueloramon
Ramon y carmen. Es el bar sevillano perfecto, con buenos vinos, cerveza de grifo fria, tapitas muy sugestivas y precios muy asequibles. calidad precio fabuloso, pero lo mejor el personal que atiende la barra, tanto los camareros, como una camarera (no recuerdo su nombre) de lo mas simpatico y agradable.
Volvere a Sevilla y por supuesto no faltara mi visita a las Columnas diaria. Gracias por todo.
Su valoración:
meripelis
Con ambiente. Cuando no había nadie en el resto de bares, este estaba lleno. Aún así, pillamos una mesita y comí un montadito de pringá y un flamenquín con una cerveza sin de barril mucho más buena que las de botellín. También estaba muy rico el pinchito de pollo.
Su valoración:
Ratona_ratonera
Comencemos con el cerveceo sevillano!. El sitio no tiene nada del otro mundo. Es más que nada por la gente. A mí me gusta ir porque es uno de los sitios en los que te encuentras ambiente sea el día que sea. La gente se agolpa con su cervecita en la puerta y charla de las cosas del día a día. Luego es imprescindible subir un poco más arriba y entrar en el Peregil. El sitio también es inmejorable, al ladito de la Giralda.
Su valoración:
JANOREMESAL
Mejor relación autenticidad/precio, imposible. Tapas generosas a 2 euros o incluso menos, ambiente sevillano a más no poder, buen trato con el cliente, variedad tremenda en comida y bebida, producto de primera calidad... Es imposible no enamorarse de una bodega así. Eso sí, date prisa en pedir, porque a medida que se van acabando las tapas las van borrando de la lista de tiza, así que puedes encontrarte con que se acaba tu favorita mientras te decides.
Su valoración:
Kreator
Lo mejor, la compañía. ¿No has quedado con nadie? Pues aquí podrás disfrutar de la mismísima Giralda como acompañante de excepción. Qué buenas vistas tiene este local, y qué buen ambiente. Normalmente tienes que salirte afuera, porque el interior suele estar lleno, es un local bastante pequeño. Fuera tienen un par de mesas para apoyarte. En lo referente al público, hay de todo: es evidente que una importante parte de sus clientes son turistas, por su ubicación en el casco histórico de la ciudad, pero también hay muchos sevillanos. Así que no es justo ponerle la etiqueta de 'bar para guiris'. La comida está bien y a buen precio, destacando los montaditos y los boquerones, que están de muerte. Es un sitio recomendable sobre todo ahora que llega la primavera, con los naranjos en flor y una temperatura ideal. Buena elección.
Su valoración:
ItziarMG
Con la Giralda enfrente. Sevilla es uno de los mejores sitios de españa para degustar las tapas y los diversos productos autóctonos. En pleno centro, puede encontrarse este bar restaurante, ideal tanto para tomar unas cañitas como para probar las variadas tapas y raciones que ofrece. Es bastante barato para hallarse en el centro de esta gran ciudad.
Su valoración:
apiteja
Siempre "petao". Me gusta porque está muy bien situado, pero que estrechez!! siempre lleno de gente, tienes q comer d pie...ufff.
Su valoración:
SalirenSevilla
Bien para cervecear y tomar copas. Yo he ido muchas veces. Una de ellas fue cuando el Sevilla ganó la segunda UEFA y teníamos que esperar a que llegara a la Catedral. Nos fuimos allí, y había los típicos guiris que no se enteraban de ná más los sevillistas de turno. Ni un bético obviamente. Me pedí una copa, y nada de garrafón, así que tuve la vía libre. Al día siguiente, nada de resaca. El ambiente mu bueno y me lo pasé genial. Además es visita obligada.
Su valoración:
el_Fol
Un sitio estupendo si estás en el centro. Le pongo 4 estrellas no por el sitio en sí, sino por el ambiente. Como bien dice la gente por aquí, es un sitio de encuentro donde se reunen grupos de amigos de toda clase y condición, con abundancia de extranjeros y estudiantes. Teniendo en cuenta que la comida está muy buena y las tapas son baratas, pues se comprende el éxito. Lugar ideal para tomar una cerveza y algo para picar en cualquier momento del día.
Su valoración:
tamtam
Imprescindible para una noche de verano. En una calurosa noche de verano en Sevilla, sin quererlo, el cuerpo te pide salir cuando se esconde el sol a buscar los rincones del centro para tomar unas tapitas con los amigos.

Las Columnas te ofrece una gran variedad de tapas típicas sevillanas y unas vistas impresionantes y privilegiadas. Por muchas veces que vayas no te cansas de admirarlo.

El precio está muy bien y la calidad de la comida excelente. El ambiente fuera es mágico, hay que probarlo.
Su valoración:
Jungle_Julia
Noches memorables. Las columnas es casi siempre nuestro punto de partida de la noche. En un entorno privilegiado, pleno barrio Santa Cruz, es uno de los bares más animados de Sevilla. Cervecita fresquita que puedes tomarte en la calle y muy buen ambiente, mucho erasmus pero muy auténtico. Normalmente aparece por allí la tuna. Para ir de tapeo también está bien pero hay que ir prontito porque suele estar lleno. Otra opción es pedirse un montadito y la cerve y tomarselo en la calle.
Su valoración:
frankyla
Tapitas a la luz de la Giralda. Las Columnas es uno de esos bares en los que tienes que parar cuando visitas el centro histórico de la capital hispalense.

Este establecimiento se encuentra ubicado junto a la famosa Giralda, así que las vistas por la noche son impresionantes por eso es aconsejable pedir en barra y sacar la comida y la bebida a la calle para contemplar estas bellas vistas.

En este bar, hay un montón de tapas típicas aunque mis favoritas son las croquetas y la tortilla y los precios son más que razonables por lo que se puede decir que éste es uno de los tantos bares céntricos de Sevilla a los que hay que acudir en esas noches de verano en las que no no apetece bailar en una discoteca sino que lo que queremos es tomar algo contemplando unas más que hermosas vistas.
Su valoración:
Anónimo
La alegría de vivir. Este es el bar donde te sientes orgulloso de llevar a tus amigos cuando vienen a verte desde otros lugares. Los camareros lo saben, y siempre están dispuestos a posar la para la foto mientras hacen la cuenta con una tiza encima de la mesa. Como esa, guardan otras costumbres con solera como ordenar a gritos los platos a cocina y trabajar contando chistes, lo que le otorgan un carácter de autenticidad. El personal se lo pasa bien, y saben transmitirle a la clientela su optimismo.
Una comida tradicional y un mejor enclave terminan por hacer de este bar una cita ineludible en cualquier ocasión de tapear por Sevilla, o de tomar unas cervecitas a cualquier hora del día.
Su valoración:
syra
Imprescindible si vienes de visita. Si eres de los que les gusta salir a tomar copitas la buena comida y las impresionantes vistas, no puedes dejar de visitar este bar situado en pleno centro de sevilla. Al lado de la giralda y rodeado de otros tantos bares que dan a la zona una apariencia de continua fiesta, se encuentra el bar las columnas. En él podrás encontrar gran variedad de tapas caseras, muy andaluzas todas ellas. Destacables los caracoles y las chacinas que sirven. De noche merece la pena salir copa en mano a la puerta del local y admirar la giralda iluminada.
El público que acude a este lugar es muy variopinto y de todas las edades aunque quizás predomine el público joven, universitarios y muchos extranjeros todos atraídos por la buena comida, las vistas y los buenos precios. Las tapas son abundantes y rondan los 2€.
Su valoración:
Bodom
La Giralda también está invitada. Con la Giralda como invitada de excepción, siempre encontrarás lleno este bar, vayas a la hora que vayas. De este bar me llamaron la atención dos cosas: la diversidad de gente que puedes encontrarte allí y la rapidez con la que te sirven los platos y tapas que pides para comer. Y eso es algo que se agradece, creedme. Alitas de pollo, buñuelos de bacalao, tortilla rellena, aliño de melva, calamares, sardinas, atún encebollao y mil delicias de esta índole. De entre los montaditos, destacan el de palometa con queso fresco y el de morcilla. Tiene un par de mesas en la calle (aunque tienes que estar de pie), pero siempre están ocupadas, por lo que es recomendable ir a una hora medio qué. A pesar de su ubicación, los precios se ajustan a cualquier bolsillo, lo que le aporta más interés si cabe. El servicio es muy bueno.
Su valoración:
fangoria54
Auténtico Sevillano. Esta antigua bodega situada en pleno barrio de Santa Cruz, destaca por su ambiente plural y sus buenas tapas. Su carta (escrita en una pizarra con tiza, incluye tortilla, bacalao, japuta, potage de garbanzos, flamenquín, tortillas de camarones, boquerones, montaditos, y un largo etcétera. Todas las tapas a un precio medio de 1´40 Euros. El local se ha conservado sin remodelar lo que da un carácter aún más típico como quedan pocas bodegas en Sevilla. Posiblemente sea una de las más antiguas, todavía los camareros llevan la cuenta escribiendo con tiza sobre la barra. El público que va es variado en edad y tipo, desde turistas (está a un paso de la catedral) hasta sevillanos que conocen bien la zona y eligen este pintoresco rincón. Normalmente se llena a la hora de comer y cenar, por lo que los clientes se sitúan en el porche que forma en la esquina, de pie tomando cañas haciendo una parada en el paseo por el Casco Antiguo. Es un sitio que recomiendo totalmente, ya sea para Sevillanos como para turistas, no deja de sorprender y se come muy bien, variado y barato. Recomiendo el flamenquín (2 Euros), riquísimo.
Su valoración:
nando_k
Clavelitos y guiris. Otro de los rincones de Sevilla en los que tomar una cervecita es cita obligada. En este peculiar bar, situado en un enclave privilegiado con vistas a la Catedral, se pueden tomar una gran variedad de tapas rodeados por una parte de guiris totales con todos sus tópicos, y de personajes de lo más populares y clásicos, como son los tunos, de hecho, es un lugar frecuente de quedadas de tunas para sus salidas, juramentos o fiestas.

El precio está un poco subido, aunque los guiris no se dan cuenta. Otro de los problemas es que debido a sus pequeñas dimensiones, frecuentemente, hay que pedir metiendo codos a los rivales que se encuentran ya pidiendo, porque nadie se retira. Fuera tiene colocado veladores, insuficientes para el gran número de tapeadores que asisten después del trabajo.

El servicio o cuarto de necesidades es una cutrada, pero estamos obligados a utilizarlo.

Te doy un consejo, tómate algo rapidito y vete a hacer botellona al Salvador o a la Plaza del Pan, ya que como te toquen tunos pesados te ponen la cabeza embotada de coplas y canciones populares.

Bodega Santa Cruz (Las columnas)
Bodega Santa Cruz (Las columnas)

Volver arriba