por: Granada
Compartir

La Bella y la Bestia II

La Bella y la Bestia II es uno de los bares de tapeo más conocidos de Granada. El motivo es que se trata de un bar en el que, con solo dos cañas, cenarás y te quedarás más que satisfecho. Normalmente sirven tapa gratis con la bebida y el tamaño de las raciones son MUY grandes, por este motivo, suele ser un local que está lleno a rebosar.

Algunas de las tapas que te sirven son patatas con alioli, croquetas, hamburguesa pequeña, jamón serrano... Pagando solo 2.20€ que cuesta la caña disfrutarás de una tapa abundante y perfecta para compartir.

Restaurantes, Bares, Bodegas, Tapas - pinchos

Artículos en los que aparece La Bella y la Bestia II

Sitios interesantes cerca de La Bella y la Bestia II

Sube una foto de La Bella y la Bestia II

Sube una foto de este sitio

Escribir comentario sobre La Bella y la Bestia II

¿Qué te ha parecido el sitio?
6 comentarios
Su valoración:
Ropa_vieja
Para matar el hambre con montaditos. Nada que destacar. Local muy céntrico, y por lo tanto con mucha gente. Lo típico de este sitio es pedirte una bebida, y ellos te dan la tapa gratis, que siempre es un montadito con algo más. Ya tienen establecido lo que te dan en cada ronda.
Su valoración:
Laurencia
Uno más. La Bella y la Bestia es un bar de tapas situado en el centro de la ciudad, cerca de la catedral. Generalmente, los fines de semana está lleno siempre, hasta tal punto que muchas veces es imposible entrar. Las tapas son abundantes, clásicos montaditos y patatas fritas, nada del otro mundo, eso sí con dos rondas llenas el estómago. El precio es bueno y el servicio rápido.
Su valoración:
Afrik
Roscos. Un bar nada del otro mundo,para lo que hay en Granada,de montaditos mas que na.Los hay mejores.
Su valoración:
lunitap
tapas ricas. La bella y la bestia es uno de los mejores sitios de tapas del centro de granada, tiene unos rosquillas bastante buena y de todo tipo, por otro lado tiene un vino bastante bueno y la cerveza no esta bastante fría. Por otro lado, el decorado esta muy bien ya que parece como un castillo medieval, aunque tiene muy pocos lugares para sentarse. Por ello, tienes que llegar bastante temprano o no ir para que puedas estar agusto sentada en las mesas. La musica esta bien y los camareros son bastante jóvenes, eso si eres chica cuidadito que querrán ligar contigo.
Su valoración:
sara
Roscos, malditos roscos!!. eso es lo que diría Adri si le preguntan por la Bella y la Bestia! y no le falta razón porque de tapa simpre te ponen unos roscos un poco secos con algo dentro, si tienes suerte jamon y tomate y si la estrella hoy no está contigo choped cutre y barato, además no se por qué, pero acompañan el rosco con patatas fritas (bien) y una especie de ensala china o intento de serlo que nunca, nunca jamás he visto a ningún ser humano comerse!! lo bueno es q si estás sólo te entretienes viendo la cara de incredulidad de la gente al probarla!!!
Otra cosa que no entiendo bien es cómo en un sitio tan pequeño puede haber tanta mierda, porque sucio está un rato, da igual, a cualquier hora, recién abiertos o a punto de cerrar la porquería por el suelo es un factor invariable, eso, y la ausencia de papel en el baño, para q tendrán el portarrollos si nunca lo utilizan???
Su valoración:
oker
Tapeo en La bella y la bestia. Si algo se puede destacar de este local es lo céntrico que es, está situado en la calle cárcel baja, junto a la discoteca Granada 10, entre Gran vía y Elvira. Esta reformado hace poco, así que su aspecto es impecable, aunque un poco pequeño, y eso se nota las noches de los viernes y sábados. Aun con todo ello, yo no lo recomiendo. Creo que en vez de llamarse "la bella y la bestia" podría llamarse "la bella" a secas, me explico; pasé por allí la semana pasada, y como ya he comentado, su buena presencia me animo a entrar a tomar algo con mi pareja. Me acerque a la barra y pronto me dí cuenta de que los camareros, tres chicos jóvenes, tan solo miraban a las chicas que allí estaban, así que tuve que esperar un ratillo a que me atendieran. Mas tarde, ya con las cervezas en una de las mesas del bar, me tuve que levantar dos veces para pedir las tapas, que veía como se daban, entre sonrisas, otra vez a las chicas que allí había, y por supuesto, no las conseguimos hasta que mi novia se levanto a pedirlas. Pero, lo mejor y para rematar la faena, en una ocasión que fui al lavabo, uno de los camareros aprovechó para acercarse a nuestra mesa, eso si, para intentar ligar con mi novia. Así que por todo ello, creo que yo no apareceré por allí hasta que salga con un buen grupo de chicas, entonces seré bien atendido.

La Bella y la Bestia II
La Bella y la Bestia II

Volver arriba