menu
por: Madrid
Compartir

Las Fatigas del Querer

915232131

Calle de la Cruz, 17, Madrid, 28012

Centro (Sol)

L1,L2,L3 Sol

Las Fatigas del Querer es una taberna del centro de Madrid en la que se puede disfrutar de la auténtica esencia del sur gracias a su amplia variedad de tapas y raciones de primera calidad. Se trata de un local que está decorado al modo más tradicional y en el que podrás disfrutar de actuaciones de flamenco íntimo y cercano para que te sientas más cerquita de Andalucía.

Las raciones que sirven en Las Fatigas del Querer son muy generosas y satisfarán tu apetito con platos tradicionales como chocos, croquetas, tortilla de patatas, huevos rotos y un largo etcétera.

Restaurantes, Tapas - pinchos, Cocina Española, Cocina tradicional, Española

Artículos en los que aparece Las Fatigas del Querer

Sitios interesantes cerca de Las Fatigas del Querer

Sube una foto de Las Fatigas del Querer

Sube una foto de este sitio

Escribir comentario sobre Las Fatigas del Querer

¿Qué te ha parecido el sitio?
14 comentarios
Su valoración:
Manuel Rodriguez Peña
Sitio decorado como antiguo que no lo es.
Lo importante, mala comida, malos gestos de los camareros.
Un montaje para cazar turistas, y ahora no los hay.
Su valoración:
Ivan larenas sanchez
Los mejores callos a la madrileña del mundo!!. Lo malo: no me dieron la receta!! Según el mozo es más secreta que la de Coca Cola
Su valoración:
Inmaculada Rodriguez Alvarez
fuimos doce personas a comer. para beber pedimos unas botellas de vino varias cervezas y unas jarras de agua. Nos dijeron que jarras de agua no tenían así es que pedimos tres botellas grandes de agua nos dijeron que tenían que ser pequeñas, al final se generaron 16 envases de plástico.. Deberian estar obligados a poner jarras de agua y así se generarían menos residuos, pero no les debe interesar economicamente. EL MEDIO AMBIENTE es secundario,
Su valoración:
Elvira2015
Elvira. El mejor sitio por el precio del menú.Las almejas a las marineras con una de las salsas más buenas que he probado.Os lo recomiendo sin dudar.
Su valoración:
aarribarriba
lo mejor de madrid. Calidad, cantidad, buen precio, y loba es mejor, el servicio, los camareros son amables simpáticos... Me da igual esperar si tengo q hacerlo, me lo paso genial, soy asiduo del lugar y es el mejor bar,de Madrid, lo mejor, el menú del día. Los camareros atienden muy bien, chapó por ellos. El dueño sabe lo q quiere la gente, sabe lo q hace...
Su valoración:
Anónimo
Camareros ligones. Si vas al Fatigas, normalmente te vas a encontrar a un montón de grupos femeninos furulando por ahí, porque los camareros no están muy mal que digamos y normalmente siempre te tiran un poco los trastos, te invitan a cañas....vamos, que disparan a todo lo que se mueve, ahora......NUNCA TE ILUSIONES......igual que lo hacen contigo, lo han hecho con 50 que pasaron antes que tú y lo harán con otras 80 que vayan después!!!!!!
Su valoración:
Anónimo
José Miguel. Yo estuve con mi mujer a comer y la atencion por parte del servicio fué muy buena, la relación calidad precio esta bien, eso si es mejor ir a las dos por que se pone a tope de gente. Creo que merece la pena, si puedo volveré
Su valoración:
Anónimo
Cambiar los camareros. Es verdad de lo que dicen los comentarios anteriores, tiene camareros muy mal educados, creo que el dueño deberia tomar nota de esto, por que lo demas esta muy bien, ( Comida. Precio y Ambiente). Pero realmente que pena lo de los camareros!
Su valoración:
Anónimo
Horroroso. Servicio, comida, calidad, precio y lo que es peor: la educación de los camareros. algo increíble, de verdad, que en el centro de Madrid te encuentres con camareros que te gritan, que te atienden mal y que no son profesionales. Solo os pongo dos ejemplo de lo que ocurrió:
1 - El primer camarero (que nos gritó dos veces ante lo cual casi nos vamos), cuando vino a tomar nota puso la libreta encima de la mesa y se apoyó con las dos manos sobre ella. Delirante.
2 - Cuando nos fuimos, pedi la cuenta, dejé el dinero con propina (mal hecho) y al irnos me cogió un camarero del brazo y me dijo: "Oye, ¿has dejado el dinero en la mesa verdad?". No daba crédito. Menudo ANTRO. Justo enfrente está la tasca del abuelo, sin duda un millón de veces mejor opción. No lo dudéis.
Su valoración:
Anónimo
Profesional Hostelería. Más que Fatigas del querer debería llamarse Fatigas para servir, pésima profesionalidad y
atención, lentitud excesiva y lo peor el enfrentamiento y discusiones entre los camareros. Es una pena porque la comida es buena y los precios también, el dueño o dueños, deberían tomar buena nota de cara al servicio del cliente y más con los tiempos que corren que lo de que en Madrid hay más restaurantes donde ir a la larga puede causar el cierre. Un cliente satisfecho siempre recomienda y si vuelve por Madrid repite, cosa que en mi caso no volverá a ocurrir
Su valoración:
elisabeta
buena comida y buen servicio. ayer andábamos buscando un garito original pero con aire rústico por el centro y dimos con fatigas del querer.
nos gustó mucho el trato y la comida, cantidad y calidad y muy bien de precio.
el cocido madrileño muy bueno
lo único intentad entrar antes de las dos, se pone a tope! aunque es rápido igualmente
Su valoración:
alain
Todo puntos fuertes. Se trata de un bar de tapas de pleno centro de Madrid cuyo punto fuerte, aparte del ambiente (siempre lleno de gente y es verdad que a veces puede llegar a agobiar, aunque conmigo nunca ha pasado), son sus precios y su variedad de tapas y raciones. Puedes comer barato, comer bien, y de paso divertirte. También destaco su decoración, mezclando perfectamente modernidad y tradición...Ahora que lo pienso, todos son puntos fuertes.
Su valoración:
JJM_fcb
Fatiga, fatiga!. Pésima comida y precios muy elevados para tan baja calidad. Para fatiga la que me entró al día siguiente en el estómago, gracias a un super rebozado chamuscado de setas con all i oli y unas patatas bravísimas que repugnaban. Sitio muy poco recomendable. Encima la carta que figura en su página web no correspondía en absoluto con los precios reales, que los doblaban. Asímismo, lo que había para elegir era escaso (no más de 8 platos entre todo), te daban a elegir entre 5 croquetas por 10 euros o bien un churrasco por 25!!! Increible!
Su valoración:
Clarence
El delirio del querer. En la zona de Huertas y situado concretamente en la Calle de la Cruz, está el restaurante y bodega Fatigas del querer. El nombre es de por sí bastante original. El local está decorado de una forma muy atractiva y está repleto casi todos los días. Muy buena pinta tiene la comida de primeras y de segunda ya ni palabras. Diferentes vinos, raciones y platos para degustar. Dos problemillas le veo. El primero es que, como pasa siempre en los sitios más o menos conocidos, a veces es insoportable la cantidad de gente que hay y es mejor optar por una alternativa cercana. El segundo es que los bafles de la zona de transición al fondo de mesas están excesivamente altos y llegan a molestar. De todos modos, pásate y prueba una copita del vino “cojonudo2 por 3 euros.

Las Fatigas del Querer
Las Fatigas del Querer

Volver arriba