por: Valencia
Compartir

Restaurante La Cepa Vieja

963423236

San Vicente Mártir, 209, Valencia, 46007

L1,L5 Joaquín Sorolla

http://www.lacepavieja.es/

A pesar de su nombre, el restaurante La Cepa Vieja es un establecimiento moderno e informal donde degustar las mejores especialidades de la cocina mediterránea. Situado en la popular calle de San Vicente Mártir, La Cepa Vieja recoge uno de los principales productos nacionales que han dotado de personalidad la gatronomía mediterránea y española: el vino.

La Cepa Vieja sabe que el vino no sólo se saborea, sino que es el producto ideal para disfrutar con todos sus sentidos y la mejor forma de acompañarlo son las tapas de calidad. Por ello, en la carta de La Cepa Vieja, tiene un espacio reservado las tapas de charcutería selecta -quesos artesanos, productos ibéricos y foie mi-cuit- y las tapas templadas, como las croquetas caseras, además de castizas especialidades como las chuletas del macizo del Caroig y el solomillo de bacalao al vapor con dos salsas.

Como buen defensor del vino de calidad, La Cepa Vieja realiza cursos de cata, cursos de iniciación al vino y presentaciones de bodegas. Sin embargo, la amplitud de su local es notoria para cenas de empresa, cenas en grupo y la realización de cenas temáticas.

Restaurantes, Local climatizado, Menú Noche, Admite reservas, Opciones para vegetarianos, Acepta Sodexo Pass, Parking, Bodega/Sumiller, Acepta Cheque gourmet, Menú del día, Menú para celíacos, Acepta ticket restaurant, Cocina mediterránea, Zona WiFi/Conexión Internet, Acepta tarjeta de crédito/débito

Sitios interesantes cerca de Restaurante La Cepa Vieja

Sube una foto de Restaurante La Cepa Vieja

Sube una foto de este sitio
Comentarios (10)

Escribir comentario sobre Restaurante La Cepa Vieja

¿Qué te ha parecido el sitio?
10 comentarios
Su valoración:
Al6bert
El mejor arroz de verduras de Valencia. Buen trato, buen ambiente y buenos vinos por copas, pero el tema del arroz de verduras se sale, almenos el que yo me he comido, (va cambiando segun su huerto), el mio tenía ajitos tiernos, alcachofas, habitas baby ...Brutal!!!
Su valoración:
Ruth73
Chapeau!!!. Cena Sábado noche para 2 parejas, acudi con algo de miedo, el local estaba lleno cuando reserve pero me dijo que recolocaría unas mesas para poder sentarnos. El concepto de restaurante nos encanto, 4 platos al centro para compartir, te preguntan si tienes alguna alergia o si algún plato no te gusta para sustituirlo, tomamos una ensalada con una presencia genial y una mezcla de sabores muy logrados (migas de bacalao, trocitos de cebolla tierna, naranja, apio, mango...), luego un contraste de ventrescas de atún, (una en aceite, otra en escabeche y otra en tostadas con el higado del atún confitado), el tercero un contraste entre una botifarra blanca de perol en tosta calentita con puerros y setas y un steak tartar de longaniza con un buen punto picante, fantastica combinación. Para rematar una carrillera ibérica al vino tinto, sabor potente a guiso trabajado, en su punto de cocción para mojar y mojar.
Pero lo mejor es que te maridan cada plato con una copa de vino para potenciar los sabores de cada plato, empezamos con un vino blanco del Sur de Francia y terminamos en Lanzarote con un vino muy curioso 7 Fuentes.
Para los postres nos dejamos recomedar y disfrutamos con una tarta riquisima de queso curado y otra de chocolate fondant.
Al estar el local lleno había algo de exceso de ruido, pero el servicio no se resintio y los tiempos entre plato y plato y vino y vino fueron correctos.
El servicio fenomenal, nos aclararon varias dudas de los platos y nos explicaron con detalle cada vino. Volveremos seguro.
El precio 68€ la pareja, buena R.C:P.
Su valoración:
Luis74
Buena opción. Llevaba tiempo sin acudir a este local, el trato del vino sigue siendo esquisito, pero la comida, al menos en esta ocasión estubo igual o mejor, tome crema de pescado con carpaccio de pulpo (buenisimo) , acompañado de un Riesling de Alsacia Granc Cru y un arroz de verduras de temporada (hacía tiempo que no tomaba un arroz tan bueno) preparado al momento y meloso...para acompañarlo un Monastrell de Castellón riquisimo y de postre la bomba!!! una tarta de queso curado que no se parecia a ninguna tarta de queso que había probado, fantástica, como detalle no me cobraron por repetir postre.
Su valoración:
fatimation
un sitio genial para aprender de vinos. Este sitio me encantó! la decoración minimalista con mucha clase. EL tema de explicar que vino va bien con cada tapa me parece una idea de lo más buena y atractiva. Una forma de aprender sobre vinos genial!!! Estuve aquí con un amigo que hacia tiempo que me propuso de venir y tenia ilusión de que probara, por que sabe que sin ser una entendida, yo se aprenciar los buenos vinos, lo cual puede ser que sea cierto, lo que si tengo claro es que el vino me gusta y si es bueno, lo disfruto como una enana. Las tapas, muy buenas. Tenemos que repetir.
Su valoración:
jotoba
Algo mas que un restaurante. La Cepa Vieja, podriamos definirlo como algo mas que un restaurante, ya que a parte de comer bien, te ofrecen la posibilidad de realizar catas de vinos y cenas tematicas. Lo mio fue una cena de dos mi novia y yo, nada mas entrar nos sorprendio la decoracion moderna del local, llena de fotos, poemas y vinilos. Otra de las cosas que mas me sorprendio de este local fue su amplia carta de vinos, vamos que seguro te gusta alguno, su comida tampoco estaba nada mal me gustaria recomendaros las chuletas del macizo del Caroig y las peras al Oporto, vamos eso es lo que yo pedí y me encanto.
Su valoración:
josanar
Vino, vino y mas vino. Es un local para los auténticos amantes del vino, mejor dicho, del buen vino, ya que conozco a algún que otro amante del vino que lo bebe con gaseosa o directamente del tetrabrick.
El lugar es una oda al buen gusto y al minimalismo, tiene mucha clase y un ambiente realmente distinguido donde podrás probar muchos tipos de vino diferentes. Yo que no soy un entendido en la materia, apenas pude disfrutar de ese aspecto, pero sin embargo si que disfruté del lugar en si, con una decoración cuidada hasta el mas mínimo detalle y un trato mas que bueno por parte del personal.
Su valoración:
senecor
A mi me gusta el vino. El lema de este restaurante es que, a quien no le guste el vino es un animal...esta muy bien montado y su propuesta tiene más gancho que la sonrisa de Gardfiel. Entras y huele a vino,saldrás también oliendo a vino. Esto se explica porque la decoración que gira entorno al vino y a su cuidado pero con toques minimalistas que al final las que salen peor paradas con este estilo decorativo son las sillas, cada cual más incómoda. Tienes un sumiller a punto para que hagas el paripé de la cata y esas cosas tan tradicionales. Después las tapas de gran selección, frías o templadas, el rincón gourmet, cenas temáticas y cursos de cata...esto más que un restaurante parece un parque de atracciones.
El servicio corre a cargo del propietario que además es también sumiller , el cual te hace recomendaciones que solo entienden los que entienden de vino. El precio; 30 E más o menos.

Su valoración:
labuenasuerte
A cada tapa le corresponde una copa de vino. Curiosa la filosofía de este local de la zona de Giorgeta: a cada tapa le corresponde una copa de vino determinada que, según dicen, mejora el sabor.

Así, en la carta, junto a las ensaladas, embutidos, quesos y carnes encuentras una letra "t" para los tintos, "man" para las manzanillas y "bl cr" para los blancos crianza, por ejemplo.

Merece la pena probar porque es un sitio curioso, bien montado, coqueto y con la cocina al aire, para que veas al personal preparando tu plato. Eso da ambiente.
Su valoración:
herbu
Innovación y apuesta de futuro. Restaurante de ambiente moderno y minimalista, bien decorado alrededor del mundo del vino. Cava de vinos a la vista y cocina también, lo que es de agradecer pues se controla algo lo que se hace con aquello que te vas a comer.
La carta es reducida, aunque bien estructurada, con renovación por estación mas o menos, para poder repetir con alguna frecuencia. Los platos bien presentados y mejor resueltos. Nos ofrecieron un plato que no estaba en carta, pechuga de pintada rellena de salsa de setas y carne, lo cual amplía la oferta y se agradece.
El servicio del vino impecable. El somelier cata el vino con antelación y envina las copas, algo bastante infrecuente en esta ciudad. Carta de vinos muy original, organizada por variedades de uva y suficientes referencias. Ya se sabe que no hay carta de vinos completa o a gusto de todos, pero esta cumple muy bien. Además se puede cenar maridando el plato con el vino mediante copas sueltas que te propone el somelier, una opción muy acertada.
Recomendable. Por el tamaño del local conviene reservar.
Su valoración:
Monastrell
Local moderno con nuevos conceptos. Buen planteamiento, cenas por tapas de buena calidad y si lo deseas te ponen un tipo de vino diferente con cada tapa.
Ademas tiene la carta de vinos organizada por variedades y realiza actividades gastronomicas de todo tipo.

Restaurante La Cepa Vieja
1 de 5
Restaurante La Cepa Vieja