menu
por: Madrid
Compartir

Real Jardín Botánico de Madrid

914203017

Plaza de Murillo, 2, Madrid, 28014

Chamartín (Ciudad Jardín)

L1 Atocha

En-Fb de 10:00 a 18:00 / Mar a 19:00 / Ab a 20:00 / May-Ju-Jul-Ag a 21:00 / Sep a 20:00 / Oct a 19:00 / Nov-Dic a 18:00

Real Jardín Botánico de Madrid

El Real Jardín Botánico de Madrid es un espacio dedicado a la investigación y preservación natural que se lleva a cabo desde este organismo oficial. El objetivo es divulgar y difundir el conocimiento y el respeto por el mundo de las plantas y, en general, por la naturaleza.

Este espacio se dedica a investigar de manera científica el mundo de las plantas y los hongos para, así, comprender mejor el mundo en el que vivimos. Pero, además, en el Real Jardín Botánico de Madrid también encontrarás una preciosa exhibición de plantas vivas y plantas secas, así como el arte de la jardinería.

Actividades, Parques y Jardines

Artículos en los que aparece Real Jardín Botánico de Madrid

Sitios interesantes cerca de Real Jardín Botánico de Madrid

Sube una foto de Real Jardín Botánico de Madrid

Sube una foto de este sitio

Escribir comentario sobre Real Jardín Botánico de Madrid

¿Qué te ha parecido el sitio?
27 comentarios
Su valoración:
waitsorcos
Visitas de mi infancia. Mi madre es madrileña. Durante toda mi infancia visitamos Madrid con cierta asiduidad, visitábamos a familiares, pasábamos el rato en el Corte Inglés y paseábamos por las más míticas calles (que por entonces yo conocía gracias al Monopoly). Mis padres también organizaban el tiempo para que pudiéramos, tanto mi hermana como yo, ver algunos de los sitios obligados. Entre ellos se encontraba el Real Jardín Botánico de Madrid. Me encantaba.
Su valoración:
JANOREMESAL
Tan bonito como pequeño. Lo mejor es perderse por sus zonas exóticas y creer por un momento que se ha viajado por el mundo con sólo cruzar ua puerta. Pero no todo son 'flores' (y nunca mejor dicho): es más pequeño de lo que cabría esperar, no está a la altura de otros jardines de capitales europeas, y se echan en falta regiones que no se tocan.
Su valoración:
roscharch
Hermoso. El Real Jardín Botánico de Madrid es una visita obligatoria tanto para los amantes de las plantas como para aquellos que quieran aislarse del ruido y las prisas de la ciudad y adentrarse y disfrutar de la belleza de las hermosas plantas y flores que aquí se pueden contemplar. Sin duda merece la pena visitarlo.
Su valoración:
alain
Un choque tremendo. Lo siento mucho, porque voy a discrepar de la opinión general. Al menos para mí, el Real Jardín Botánico de Madrid, por muy Real, muy Jardín, muy Botánico y sobre todo muy Madrid, que sea, me decepcionó por completo. Me explico. Es pequeño, se ve en un momento, y a pesar de que tienen gran variedad de plantas y flores, como era invierno cuando fui, no estaban en flor, lo cual entristeció bastante la visita. Además, me lo esperaba más romántico, tratándose de la capital, y del Real Jardín Botánico...No le recomiendo a NADIE pagar por verlo, guardaos el dinero para otras cosas. Además, acababa de salir del Prado y el choque fue tremendo...comprendedme.
Su valoración:
tximeleta
Un diez. ¡Cuántas veces he ido al Museo del Prado y he dejado de ir al Jardín Botánico¡ Pues un día me decidí y entré. Era un domingo y es bastante barato, creo recordad que con carnet de estudiante un euro con cincuenta y sin carnet de estudiante unos tres euros. Dentro se pueden encontrar diferentes especies de plantas y flores, gracias a que Madrid también tiene un clima bastante caluroso para albergar plantas más exóticas, y un punto humedo para plantas más norteñas. Si la humedad no es la adecuada, el Real Jardín Botánico de Madrid tiene un invernadero muy especial, que hace sudar bastante, pero tiene en su haber bastantes especies importantes. Recomendable.
Su valoración:
matthewyatt
Muy bueno. Aunque fui hace muchísimo de excurso al “Jardín Botánico” de Madrid he de decir que me impresiono bastante. Era pequeño y fácil de impresionar, pero sin embargo la cantidad de plantas, el ambiente que todo lo envuelve y sobre todo la plantación tan pura que se puede respirar allí lo hace un paraje estupendo para visitar. Además no solo de las plantas bonitas y preciosas, sino también aquellas raras que no puedes ver en otra parte, allí las puedes contemplar.
Su valoración:
nykel
Estupendo. Es cierto que los jardines botánicos al final acaban siendo muy parecidos los unos a los otros, porque hay muchas ciudades que tienen un jardin botánico y precisamente fue por este motivo por el cual casi estuve a punto de no entrar a este fantástico lugar pero menos mal que estaba ahí mi prima para convencerme y animarme porque he de reconocer que mereció la pena la visita. Está situado además en un sitio precioso y al lado justo del museo del prado
Su valoración:
Cris85
El oasis de la capital. Es un lugar obligada si visitas Madrid. Lo mejor hacerlo en primavero u otoño, además de ser cuando más bonitas están las platas, en primavera floreciendo y en otoño apagándose, evitas el excesivo calor del verano o el frío del invierno. Es ideal para pasear y admirar la increíble variedad de plantas que existen y que desconocemos por completo. Es además una forma de desconectar, como un oasis gigante lleno de diferentes variedades vegatales.
Su valoración:
asampedro
Pequeño paraiso. La ultima vez que estuve en el Jardin botanico de Madrid, situado junto al museo del Prado, fue porque tenia unas citas y presentaciones de negocio y me sobro algo de tiempo y estaba por alli cerca de la zona. Fue un autentico placer porque tuve la opcion de pasear tranquilamente, contemplar todo el variado helenco de plantas y arboles y tambien de sentarme en un banquito tomando el sol, y leer algo. Lo dicho, un autentico placer para los sentidos.
Su valoración:
deuda77
El patio del pueblo. El Jardín Botánico es el jardín del pueblo de madrid, infinidad de especies se encuentran en este parque. Puedes pasar un rato muy agradable paseando y viendo todo lo que hay por descubrir, el único problema puede ser el frío o el calor, hay que evitarlos a toda costa. Pero seguro que te gustará, al menos a mí me gustó bastante. Es un sitio diferente para visitar en Madrid.
Su valoración:
Alda
Un maravilloso museo vivo. Disfrutas de un oasis en el centro de Madrid al tiempo que aprendes muchas cosas sobre las plantas y la ciencia botánica. Estupendas las actividades (yo he asistido con mi familia a talleres con niños y a visitas guiadas) que puedes hacer gratuitamente, sólo con una reserva de plaza.
Si tienes suerte puedes ver también una buena exposición de fotografía u otros temas en un edificio que se llama Pabellón Villanueva y que está a punto de ser inaugurado tras su restauración.
El precio de la entrada me parece razonable y hace que el público lo valore más y lo cuide y lo respete.
Una auténtica joya su invernadero antiguo y se pueden comprar recuerdos y regalos preciosos (y nada caros) en la tienda que tienen a la entrada.
Absolutamente imprescindible para todos los amantes de la conservación medioambiental, los descubrimientos científicos y la cultura.
Su valoración:
satrapi
Visita obligatoria. El jardín Botánico es uno de mis sitios preferidos de Madrid, fui por primera vez con el colegio y desde entonces no he dejado de hacerlo. Es un parque majestuoso con siglos a su espalda pero que conserva la elegancia de siempre. Lo mejor es visitarlo en primavera o en otoño aunque es un poco tópico es cuando más bonito está. Me encanta ir a ver exposiciones de Photoespaña dentro.
Su valoración:
Anónimo
El jardín de Madrid. El jardín botánico de Madrid tiene varios siglos de existencia y alberga plantas de especies procedentes de todas partes del mundo. Por supuesto, es uno de los puntos de obligada visita para todo el que viene a la ciudad. Es un sitio precioso para pasear y ya que estás aprender algo nuevo sobre vegetación. El jardín tiene varias terrazas, cada una de ellas con su diseño particular y su historia...una maravilla de sitio que no se puede dejar de visitar. También tiene un herbario y una biblioteca.
Su valoración:
claudia_granger
Para huir de la rutina. El Jardín Botánico… aún recuerdo la primera vez que lo pise, fue en una excursión del colegio, iba yo con mi faldita del uniforme, cargada con un cuaderno y un boli apuntando todo lo que no explicando para luego poder hacer el trabajo pertinente (ya que te sacan de excursión podrían dejarte disfrutar ¿no?). Aún así lo disfrute como una enana… más de lo que ya era claro! Lo único que amargo un poco el día fue un par de chavales que no pararon de incordiar: que si pijos, que si tal, que si cual... ya se sabe que a ciertas edades se puede ser muy impertinente.
Desde ese día mucho ha llovido, pero el Jardín Botánico no ha perdido su encanto, y ahora sin boli en mano puedo aprovechar mejor la belleza de cada una de las plantas, árboles y flores que allí habitan.
Su valoración:
Dwarf
Una experiencia diferente. No sé por qué nos decidimos a visitar el jardín botánico. De hecho, es algo que no recuerdo haber hecho ni en mi ciudad de origen. En cualquier caso, creo que si al final optamos por esta opción fue por el deseo de hacer algo diferente. Por no perdernos de buenas a primeras en los puntos de visita obligada para los recién llegados a la capital del reino, supongo.

Sea como fuere, lo cierto es que, tras perdernos por este bellísimo recinto, nos quedamos con la sensación de haber olvidado por unos minutos el ajetreo propio de las grandes ciudades y de haber disfrutado de un precioso espectáculo de flores y plantas, a cual más bonita y exótica.

Especialmente sorprendente resulta el trabajo de poda de los jardineros sobre los arbustos, que en algunos casos llegan a recordar a los de las Tullerías de París o a las jardines del palacio de Versalles.

Y otra cosa: el precio era de risa.
Su valoración:
legnatore
Algo mágico. Es algo absolutamente mágico, estar en el centro de una de las mayores ciudades de Europa, pero en vez de rodearte feos edificios, te rodean árboles y plantas de todo tipo. El espectáculo de la naturaleza, aunque sea organizado por el hombre, en todo su esplendor! Uno de esos lugares que deberia ser obligatorio para cualquier persona que visite Madrid. Y si vives alli, yo creo que sería un buen lugar para pasar una tarde agradable, paseando y aprendiendo un poco sobre las plantas, y admirando una de las razones por las que hay que conservar la vida en el planeta.
Su valoración:
kng
Espectacular primavera. Hay que reconocer que tiene mucho mérito encontrar un lugar así en pleno centro de la ciudad. En pleno paseo del prado, justo al lado del museo con el mismo nombre se encuentra una colección botánica con una variedad dificil de superar en toda españa. Fundada por Carlos Tercero el real jardín botánico de madrid es todo un espectaculo sobretodo en primavera, ahora en invierno la cosa está un poco de capa caída, así que merece más la pena esperar a que vuelva a brillar el sol y las plantas estén en flor. Si eres alérgico, olvidalo este no es tu lugar, porque igual lo pasa fatal con tanta graminea, pero para el resto os aconsejo pasar por allí y dedicarle un buen rato a pasear entre la sombre o leer un buen libro.
Su valoración:
godi
Debe ser un espejismo. En el centro de Madrid, asomándose a una de las vías con más tráfico de la capital, parapetada tras unos muros vegetales de un verde intenso, coqueteando con el Prado y el Reina Sofía... Allí se encuentra el Jardín Botánico. Una obra de arte inmensa y natural, que hace las delicias de todos, a pesar de su timidez. Se aconseja ralentizar el ritmo de vida una vez has entrado en él. Se aconseja también respirar hondo; se aceptan cambios: problemas y dolores de cabeza son canjeables por oxígeno del bueno. No importa ser un inculto en nombres, tipologías y familias de plantas. No se requiere; es totalmente prescindible. Sí es necesario cierto anhelo de belleza, esplendor, y tranquilidad.
Su valoración:
kykie
Descubriendo la Naturaleza. Soy ‘urbanita’, me encantan las ciudades, todas, pero también la naturaleza, sobre todo cuando se presenta como un oasis en medio de las grandes ciudades. El Jardín Botánico de Madrid, es un claro ejemplo de lo que intento explicaros. Personalmente, disfruto al pasear por la calles de una gran urbe, pero el otro disfruté de la paz y tranquilidad de este sitio. O mejor dicho, escrute con la mirada, a muchas de las especies que allí se encuentran.
Es increíble lo heterogénea que es la naturaleza! El caso, es que no puedo dejar de sorprenderme, y eso que allí no había más que una ínfima parte de las que hay en el mundo, y para mi, descubrirlas, es toda una aventura.
Su valoración:
vitalic
Un paraíso en mitad de la polución. Es un lugar encantador, no muy extenso en terreno, pero en el que se pueden encontrar plantas procedentes de cualquier parte del mundo. Si os gustan debéis visitarlo, aunque si lo visitáis debéis saber al menos si sois alérgicos. Yo estuve una vez con una amiga, que resultó ser alérgica a las plantas y la verdad es que lo pasó fatal, sobre todo después. Tuve que verlo deprisa y corriendo, pero he vuelto después para verlo más tranquilamente y poder disfrutar de cada una de las maravillas que allí hay. Parece mentira que en el centro de Madrid, entre tanto tráfico y polución pueda haber un lugar de estas características.

Real Jardín Botánico de Madrid
Real Jardín Botánico de Madrid

Volver arriba