menu
por: Madrid
Compartir

Café de Oriente

915471564

Plaza de Oriente, 2, Madrid, 28013

Centro (Palacio)

L2,L5 Ópera

Cafetería: L-V de 08:30 a 01:30, S-D de 09:00 a 02:00 // Restaurante: L-D de 13:00 a 16:00 y de 21:00 a 00:00 // De lunes a viernes ALMUERZOS solo dentro restaurante

35 €

Ver carta de Café de Oriente

Café de Oriente

Desde su creación, el Café de Oriente es una de las principales marcas del Grupo Lezama, por su gastronomía, su emplazamiento único, en frente del Palacio Real de madrid, y por ser un referente en el mundo de la restauración en Madrid.

Actualmente presenta una imagen totalmente renovada despojada por completo de la pátina del tiempo. Con su encanto especial de levantarse sobre las bóvedas del antiguo convento de San Gil del siglo XVII, combina a la perfección, historia, elegancia y modernidad.

Para cada momento del día, el Café de Oriente tiene su espacio. La cafetería ofrece desde por la mañana temprano una variedad de desayunos, a la hora del almuerzo el menú del día es el rey con varias opciones para elegir. La tarde se divide en dos, las primeras horas están dedicadas al café y las meriendas, mientras que en la tarde-noche, el café se convierte en un espacio perfecto para tomarse esa copa afterwork, un cóctel con los amigos, picotear mientras tanto, y dejarse llevar por la música. Se trata en definitiva de un Bistró siempre en marcha.

El Restaurante del Café de Oriente, es el otro espacio, un oasis en medio de la vertiginosa ciudad, apartado del gran atractivo que tiene la parte de cafetería: las vistas. Su mayor atractivo son sus rincones y bóvedas, repletas de historia. Con una decoración estilo años 20 que ilumina cada metro² de este oasis, se hace imperdonable no disfrutar de su mejor cualidad: la cocina mediterránea de Roberto Hierro, que incorpora novedades y recetas de fusión que sorprenderán a los comensales.

Así se puede hablar de platos como el tartar de salmón rojo, el ceviche “filipino”, la crema de guisantes de cristal, el manjar de ternera o la hamburguesa de Wagyu. Tampoco podía falta el postre por excelencia el Café, la Torrija “Café de Oriente”

En su conjunto, el Café de Oriente reabre sus puertas a una nueva etapa llena de novedades y de retos. La Historia, esta vez, se reinventa.

Restaurantes, Creativa y de autor, Cafeterías, Cocina tradicional, Cocina moderna

Artículos en los que aparece Café de Oriente

Sitios interesantes cerca de Café de Oriente

Sube una foto de Café de Oriente

Sube una foto de este sitio

Escribir comentario sobre Café de Oriente

¿Qué te ha parecido el sitio?
19 comentarios
Su valoración:
MissClever
Bien pero.... Se desayuna muy bien,tiene una hermosa terracita en la Plaza de Oriente.
Admite reservas en internet,pero es horrorosamente caro,te dejan pagar con la tarjeta de credito.
Su valoración:
gzamoralaguna
Gloria Zamora. Menú variado y buen servicio en un entorno único de Madrid.
Su valoración:
ignacioibabe
Ignacio Ibabe. Magnífico el servicio y trato de los camareros y la comida muy buena para tratarse de un menú económico.
El entorno, sensacional
Su valoración:
vvcb01
Exquisitas croquetas. Ambiente muy agradable, con un trato excelente, buena calidad y exquisitas croquetas
Su valoración:
InigoMontoya
No está mal. Comimos en el interior y eso le quita parte de su encanto.
La comida y el trato fueron sobresalientes, pero el precio un poco caro.
No es para ir todos los días, pero sí para darse un capricho de vez en cuando...
Su valoración:
jotoba
Distinguido . Café de Oriente es uno de esos sitios que brillan por si solos donde la elegancia y la pulcritud rebosan por todos sun rincones, el local es elegante de los pies a la cabeza y su decoraracion es simplemente perfecta, le da un toque de distincion al local, su entrada tampoco podria dejar de mencionarla, ya que llama la atencion desde lejos y te deja entrever lo que dentro te encontraras.
Comer en este local es todo un lujo que como podreis imaginar no esta al alcanze de cualquier bolsillo
Su valoración:
fatimation
Menudo lujo. Menudo lujazo de sitio, y que caro también, pero no se pudde esperar otra cosa y se entra aqui sabiendo lo que hay. Pero vale la pena venir alguna vez y darse el lujazo. La decoración, clásica, tradicional, distinguida con un punto modernista en los detalles lo hacen expecial y por supuesto que no resulta frio ni estirado, sino más bien acogedor, sobre todo por el buen trato del personal. Nos tomamos un simple café, pero que buen café, eso si!
Su valoración:
alevosia
Cita obligatoria. Es un sitio especial y distinguido. en un entorno inmejorable y con unos precios que también te sorprenderán, y no pecisamente por lo barato que es. Si quieres sorprender a alguien, o enseñar Madrid a quien no lo conozca una cita obligatoria es el Café de Oriente.
Su valoración:
tximeleta
Distinguido. Cuando vas al café de Oriente ya sabes a lo que vas: a hacerle un poquito de daño al bolsillo. Pero cuando te sientas, y ves el maravilloso paisaje del Palacio Real, el Teatro Real, las estatuas del jardín, los maravillosos áticos... se te pasan las penas. Al menos una vez en la vida hay que tomarse un cafelito allí, aunque sólo sea por contemplar las vistas y ver a algún que otro famoso como vi yo a Javier Bardem.
Su valoración:
indienauta
Un lujo. Si nos olvidamos de su precio, es un sitio privilegiado para tomar un cafe. Justo en frente del palacio de oriente, una de las mejores vistas de Madrid. Estan cuidados todos los detalles, pero lo veo mas enfocado al turismo, ya que su precio es carisimo y solo si estas de vacaciones te puedes atrever a caer en la tentacion.
Su valoración:
alain
Caro pero bueno. ¿Te imaginas estar sentado en una terraza enfrente del Palacio Real de Madrid en pleno verano y con aspersores de agua que te refrescan la cabeza? No es un sueño, es el Café de Oriente. Es cierto que hay tres o cuatro iguales en la plaza, pero todos tienen su encanto. Por dentro está decorado a lo Palacio (como su emplazamiento así lo indica), y por fuera, que es donde yo estuve, sirven unos cafés riquísimos. ¿Caro? obvio, pero bueno.
Su valoración:
josanar
Pura elegancia. Este lugar rebosa elegancia por los cuatro costados, tanto por su refinada carta, por su cuidado interior, por su bonita terraza e incluso por su sobrio exterior.
Y si encima le unimos una ubicación envidiable, muy cerquita del Palacio Real, el resultado es que no le pueden faltar los clientes, tanto los asiduos como los novatos y curiosos, ya que resulta un autentico lujo tomarse cualquier cosa aquí, eso si, no te olvides hacerte fotos por que es uno de los lugares mas bonitos de Madrid.
Resulta un poco caro todo hay que decirlo, pero el servicio siempre ha sido muy bueno y el lugar vale lo que cuesta.
Su valoración:
Cris85
Un café con mucha historia. Sólo por su ubicación, en plena plaza de Oriente, frente al Palacio Real y la Basílica de la Almudena, merece la pena visitar esta cafetería histórica. Entre sus paredes se han escrito muchas novelas. Al entrar se respira un ambiente propio de la época de Los Austrias. No son los cafés más económicos de Madrid, pero es de esos sitios a los que hay que ir al menos una vez en la vida. No he estado nunca comiendoni cenando pero por lo que he oído la carta es muy completa y creativa a la par que tradicional. Inmejorable la presencia y el buen hacer de todos sus camareros.
Su valoración:
Naymar
Entorno espectacular. Situado en uno de los entornos más espectaculares de la ciudad, este precioso local vuelve a ser un punto de referencia en la gastronomía autóctona. De los fogones sale indiscutiblemente una cocina cuidada. Cuando fui me encantaron su tartar de hongos y aguacate y sus deliciosos filetes de gallo. Además sus postres son caseros y dispone de una preciosa terraza en la plaza.
Su valoración:
BatidoDeCoco
De los de siempre. Sobrio, elegante, algo conservador y lleno de turistas. Aún así, el Café de Oriente tiene el privilegio de ubicarse en el lugar más encantador que los madrileños heredamos de la época de los Austrias. Sin embargo, cuando se entra hay que ser consciente de lo que te vas a encontrar. Vamos, que la gente joven escasea y el precio del café es más elevado que en una cafetería normal pero es un lugar encantador y con mucha historia.
Su valoración:
Pac2008
Un lugar con vistas. Si quieres sorprender a alguien que no sea de Madrid llévale al histórico Cafe de Oriente. Su ubicación es inmejorable: en la Plaza de Oriente, frente al Palacio Real y junto al teatro de la Opera y está construido sobre los restos del Convento de San Gil del S. XVII. La terraza en verano hace que te sientas un ser privilegiado al degustar delicias de la cocina española con espectaculares vistas. Si prefieres ceñirte al menu del día lo podrás tomar en la cafeteria por 13 euros o en el restaurante el menú ejecutivo por 29 euros.
Su valoración:
Urbano
Un café especial. Puede que resulte, en opinión de algunos, un sitio demasiado turístico, excesivamente intelectual o lejos de las posibilidades de un bolsillo medio. Podría estar de acuerdo con todo. Sin embargo, me parece un sitio muy interesante para ver. Es un café como los de antes, con sus camareros bien vestidos que conocen su oficio y con ese ambiente especial. Me resulta muy placentero ir de vez en cuando y observar a la gente que acude a este establecimiento. Hasta me parece interesante ir al baño y ver el lujo con el que se ha construido este espacio. Creo que aunque el café cueste más de 2 euros, merece la pena conocerlo.
Su valoración:
terete
Café histórico. Si he de ser sincera lo he visto mil veces, pero sólo he entrado una vez, y fue antes de vivir en Madrid, en una visita turística..porque se ha convertido en eso...algo turístico, cosa que por otra parte no tiene porque ser mala. Está situado frente al Palacio de Oriente y justo al ladito de la Opera, por ello si vas de paso por Madrid y vas por esta zona es pecado no ir a este café. Recuerdo que era bastante agradable, con una decoración cuidada y un servicio atento. Aunque si tuviese que quedarme con algo, me parece que lo mejor es su terraza, con vistas al palacio y a los jardines que lo presiden. Un sitio para conocer.
Su valoración:
stenzes
Café turístico con solera. Este ha sido el café de los intelectuales. Un lugar de reunión para poetas conspiradores, burguesitos con inclinaciones literarias y gente medio bien que se podían tomar un cafecito y alargarlo horas, que para más no daba el sueldito de oficinista. Sí, un café con historia, que para sobrevivir y adaptarse a los nuevos tiempos, se ha transformado en café turístico. Y lo mismo acoge a señores con gabardina y puro que a muchachos con zapatillas indies.

El Café de Oriente tiene un aspecto muy cuidado y un servicio correcto. Puedes comer por un precio razonable y bajar las grasas dándote un paseo por los jardines del Palacio Real.

Café de Oriente
1 de 12
Café de Oriente

Volver arriba