menu
por: Sevilla
Compartir

Los mejores patios andaluces de Sevilla

Los mejores patios andaluces de Sevilla

La esencia de Andalucía se encuentra en sus playas, en sus olivares, en su comida, en su gente… y, por supuesto, también en su arquitectura. Porque este rincón privilegiado del sur de España deslumbra con el arte que decenas de generaciones han dejado plasmado en sus edificios y monumentos. Y, entre ellos, destacan sobre todo los maravillosos patios andaluces, que resumen la magia de esta tierra con una elocuencia que excede a las palabras.

En Salir.com queremos contagiaros de ese hechizo maravilloso, de manera que con este breve artículo os invitamos a conocer de primera mano los mejores patios andaluces de Sevilla: ¡una forma diferente e inolvidable de visitar la ciudad que besa el Guadalquivir!

También te puede interesar: Qué hacer en Navidad en Sevilla

Hotel Alfonso XIII

En serio: ¿es posible empezar cualquier visita turística por el centro de Sevilla sin arrancar desde el mítico Hotel Alfonso XIII? Inaugurado en 1928, de cara a la celebración de la Exposición Iberoamericana de 1929, este impresionante edificio de estilo neomudéjar alberga uno de los patios andaluces más elegantes de la ciudad, que sirve además como terraza para el restaurante San Fernando.

Tomarse en café junto a su fuente os hará creer que estáis de vuelta en los felices años 20, pero sin perder de vista ese toque sureño tan característico en sus columnas y en su solería. Este viejo conocido de Salir.com se encuentra en la Calle San Fernando, número 2.

Patio de La Cartuja

Otro de los patios andaluces de Sevilla de lo más interesante en el centro de Sevilla, aunque puede que no tan conocido para el gran público, es el edificio de apartamentos Patio de la Cartuja, que se encuentra en la Calle Lumbreras, número 13. Entre geranios y gitanillas nos espera un precioso patio clásico del siglo XIX, completamente rehabilitado, con un aspecto que recuerda al de las típicas corralas de vecinos del sur de España, aunque mucho más recogido y coqueto.

Es un lugar perfecto para alojarse durante un fin de semana de visita en Sevilla, o también para los que tienen que teletrabajar y buscar un sitio cómodo, ya que el establecimiento dispone de ofertas especiales para estos casos.

Hotel Palacio Villapanés

A falta de uno… ¿qué os parecen tres patios donde pasar una tarde de película? Pues eso es exactamente la oportunidad que nos ofrece el Hotel Palacio Villapanés: una joya arquitectónica del siglo XVIII que se encuentra en la Calle Santiago, número 31, muy cerca de la mítica Casa de Pilatos.

Como hemos dicho, este hotel cuenta con nada menos que tres patios, cada uno con su propia identidad. En primer lugar, está el patio central, el más andaluz de todos, con su fuente central y rodeado por columnas de mármol. Luego tenemos el llamado Patio de las Conchas, del que se cuenta que fue en su día el origen de la ruta jacobea de la Vía de la Plata. Por último, para los más modernos, está el Patio de los Naranjos, ideal para tomar un cóctel.

Palacio de las Dueñas

Palacio de las Dueñas es otro de los mejores patios andaluces de Sevilla y uno de los grandes monumentos de Sevilla no podía faltar en esta lista. El Palacio de las Dueñas es uno de los mayores atractivos arquitectónicos de la ciudad, como lo atestiguan los miles de visitas que recibe cada año procedentes de los cinco continentes.

Fue construido entre los siglos XV y XVI, tomando su nombre del ya desaparecido convento de Santa María de las Dueñas, y en la actualidad es propiedad de la Casa de Alba. Su patio interior, paradigma de su género, fue inmortalizado por los versos de Antonio Machado, que nació aquí en 1875. Está abierto al público todos los días de la semana. La entrada general cuesta solo 10 euros.

Casa de Pilatos

Y de la Casa de Alba saltamos a la Casa Ducal de Medinaceli, que es la propietaria de otro de los palacios más famosos de Sevilla: la mítica Casa de Pilatos. Se trata de un edificio construido a finales del siglo XV, que combina diferentes estilos arquitectónicos, desde el mudéjar español hasta el renacentista italiano.

¿Y el patio? El patio es una auténtica obra de arte de 25 por 25 metros, con una fuente central y rodeado de una balaustrada con inscripciones árabes. Además, en el zócalo hay dispuestas una serie de 24 hornacinas con bustos de personajes históricos, que incluyen a Rómulo, Cicerón, Trajano, Marco Aurelio o Carlos V, entre otros. Se encuentra en la Plaza de Pilatos, número 1.

Casa Palacio Condesa de Lebrija

Ahora nos vamos hasta la Calle Cuna, número 8, donde se encuentra, en palabras del marqués de Lozolla, el palacio mejor pavimentado de Europa. Nos referimos, por supuesto, a la Casa Palacio Condesa de Lebrija, que contiene la mayor colección de mosaicos del mundo, con muestras que abarcan prácticamente toda la historia de España, desde Grecia y Roma hasta la actualidad, así como un buen número de restos arqueológicos.

El edificio data del siglo XVI y tiene dos plantas, con una superficie total de 2000 metros cuadrados. Su patio balaustrado, lleno de helechos, esculturas y varios muestrarios de antigüedades, es uno de sus lugares más emblemáticos. Un sitio muy romántico que resulta perfecto para ir en pareja en Sevilla.

Museo de Bellas Artes de Sevilla

Vamos con otro patio histórico sevillano que no os podéis perder. En esta ocasión se encuentra en el interior del Museo de Bellas Artes de Sevilla, que tiene su origen en el siglo XVII, sustituyendo al antiguo Convento de la Merced Descalza. Esta pinacoteca alberga tres preciosos claustros rehabilitados llenos de vegetación y de historia.

El primero de ellos es el Claustro del Aljibe, de planta trapezoidal y con tres galerías de arcos, en el que se encuentra el mosaico de la Virgen del Rosario. El segundo es el Claustro de los Bojes, que fue en su día la antesala del viejo refectorio. Y por último, el Claustro Mayor es el más impresionante de todos, diseñado según el gusto italiano de la época por el arquitecto Juan de Oviedo.

Patio de los Naranjos

Llevamos ya un buen rato en este artículo yendo y viniendo de sitios maravillosos, contemplando algunos de los mejores patios andaluces de Sevilla y todavía no nos habíamos parado a echarle un vistazo a uno de los más céntricos de la ciudad: el legendario Patio de los Naranjos de la Catedral de Santa María de la Sede.

De este antiguo sahn musulmán persisten dos galerías de arcos apuntados que acotan un terreno frondoso repleto de aromáticos naranjos, en cuyo centro se encuentra una fuente que ocupa el lugar del viejo sabil. Es un sitio bien conocido por las parejas de novios, que suelen elegirlo como marco para su sesión fotográfica de recién casados.

Hotel Las Casas de la Judería

Y de la grandiosidad de la Catedral de Sevilla pasamos ahora a una muestra más humilde, pero innegablemente encantadora, de los patios andaluces que se ocultan en los vericuetos de esta mágica ciudad. Las Casas de la Judería, un hotelito de lo más mono que se encuentra en la Calle Santa María la Blanca, número 5, encierra en su interior un magnífico patio 100% típico, de unas dimensiones reducidas pero estupendas para desconectar.

Al igual que el resto del edificio, este espacio bebe de la herencia arquitectónica judía de su entorno, que aporta al estilo clásico árabe una vuelta de tuerca muy interesante. Un paseo por aquí al caer la tarde, mientras se oye el rumor de la fuente, le anima la vida a cualquiera.

El Alcázar de Sevilla

El palacio real en uso más antiguo de Europa, que se dice pronto. Sí, lo sabemos… es una pequeña trampa, ya que el Real Alcázar de Sevilla no es exactamente un patio andaluz, pero… ¿no contiene todos sus elementos propios elevados a la máxima potencia? Pues eso: sacad vuestras entradas y preparados para disfrutar de lo más granado del legado musulmán de la ciudad.

Nuestra recomendación es que no os perdáis el Patio del Yeso, de finales del siglo XII, famoso por sus columnas califales. Este espacio del Alcázar permaneció en el olvido hasta principios del siglo XX, cuando el marqués de Vega-Inclán ordenó su rehabilitación.

Palacio de San Telmo

Al Palacio de San Telmo, que en la actualidad es la sede del gobierno de la Junta de Andalucía, se le conoció durante el último tercio del siglo XIX como la Corte Chica, ya que allí residía la familia del duque de Montpensier. No es difícil imaginar que la alta aristocracia de la época eligiera para vivir uno de los edificios más emblemáticos de la capital, construido entre los siglos XVII y XVII, siendo una de las cumbres del estilo barroco sevillano.

Además de su inigualable capilla, dedicada a la Virgen del Buen Aire, quizá el espacio más famoso del recinto sea su patio central, que ha aparecido numerosas veces en televisión. Puede visitarse de manera gratuita, aunque es necesario reservar el pase con anterioridad.

Real Fábrica de Tabacos

Para terminar este artículo de los mejores patios andaluces de Sevilla, cerramos el círculo regresando al comienzo y volviendo a la Calle San Fernando, en este caso al número 4, donde se encuentra el que fue en su día el edificio industrial más importante de España: la Real Fábrica de Tabacos. Fue, además, la primera factoría de su clase en Europa, inspirando, entre otras, la historia de Carmen que inmortalizaría en su ópera el genial Bizet.

De todo el lugar, el sitio que más nos interesa para el artículo es el Patio de la Fuente, diseñado por Cayetano da Costa en el año 1756, y que está situado en la confluencia de las puertas por donde antaño entraba y se pesaban los cargamentos de tabaco.

¿Quieres que tu negocio aparezca en este artículo?

Añadir mi negocio

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Marina
¡Cuántos recuerdos de mis visitas a Sevilla! Me apetece esta visita a los patios andaluces porque es algo diferente y realmente ideal para las personas a las que nos encanta ese uso tan especial de las plantas como decoración y creación de entornos únicos y especiales.

Los mejores patios andaluces de Sevilla

Volver arriba