menu
por: Barcelona
Compartir

Sala Bikini

933220800

Avda. Diagonal, 547, Barcelona, 08029

Les Corts (Les Corts)

Bikini BCN

La Sala Bikini es una de las discotecas de Barcelona con más historia. Situada junto al centro comercial L'Illa, esta sala de fiestas es todo un referente en la noche de la ciudad condal ya que ofrece una gran variedad de fiestas y conciertos en directo de muchos estilos musicales.

Dentro de su programación musical, Bikini Barcelona destaca por ser una discoteca perfecta para bailar con los mejores hits de los 80 y 90 pero, eso sí, te recomendamos que antes de ir te informes sobre la programación pues hay días que ofrecen fiestas temáticas y, por tanto, la selección musical puede cambiar.

Cuenta con diferentes salas donde se puede escuchar música rock, pop, comercial e, incluso, algo de electrónica. Gracias a su capacidad sonora y de aforo, esta es también una de las principales salas de concierto de la ciudad.

De noche, Discotecas, Actuaciones en directo, Bares de copas y pubs, Música en directo, Dance, 80s / 90s, Coctelerías, Latina

Artículos en los que aparece Sala Bikini

Sitios interesantes cerca de Sala Bikini

Sube una foto de Sala Bikini

Sube una foto de este sitio

Escribir comentario sobre Sala Bikini

¿Qué te ha parecido el sitio?
30 comentarios
Su valoración:
Marcelo
De lo mejorcito que he visto en Barcelona
Su valoración:
Anónimo
Discrimina por sexo. Imagínate que varios amigos (todos chicos) se desplazan expresamente a Bikini, desde lejos, cogiendo el último metro para llegar. ¿Cuál sería vuestra cara al encontaros que el portero no os deja entrar porque no estáis en lista y si no estáis en lista la discoteca está, literamente, llena (según sus palabras)? Pocos segundos más tarde ves como un grupo de chicas, en vuestra misma situación, si que se les permite entrar.
Parece ser que algunos locales sólo permiten la entrada a grupos donde haya chicas, Bikini, es uno de ellos. Ejemplo claro de discriminación sexista.
Considerad este hecho a la hora de salir y gastaros el dinero en Bikini.
Su valoración:
mynona
Robo!. Puede que algun dia el Bikini era bueno, puede incluso, que tenga buen sonido....
pero 4,50 € por una cervecita en vasito de plastico es un robo abierto.
Su valoración:
magma
¡¡Fiesta, fiesta!!. He ido solo un par de veces, pero siempre me lo he pasado genial. Tiene dos ambientes convertibles en uno. Es decir, en una sala ponen música más house y en la otra más salsa y pachanga, pero de vez en cuando se levanta la pared que separa las dos salas y se convierten en una sola, para dar paso al baile de los gogos. Luego se vuelven a separar y cada uno sigue la fiesta en la sala que quiere.
Su valoración:
aracelimoreno
Medio siglo y sigue. Muchos años siendo puntera en barcelona,quien no a bailado en bikini en alguna ocasion,ofrecen concietos,desfiles de moda y eventos varios.Nada mas estrar ya ves que esta separado en varias partes,musica pop,musica salsa y el dry martini para sentarse y sentirse comodo.Para todas las edades.
Su valoración:
criski
Versatilidad en la sala. Una de las salas más famosas de Barcelona. Bikini es conocida por sus conciertos y las noches de fiesta. Suele haber distintos tipos de gente ya que no siempre suena la misma variedad de música. Lo que más me gusta es eso, que es una sala muy "versátil".
Lo malo es que si no entras por lista puede resultar un poco caro, pero claro está que se paga por el ambiente que te encuentras dentro.
Su valoración:
imagenia
un clásico que nunca muere. Para mí una de las mejores salas de toda Barcelona. Una sala con trayectoria, con carisma, con un buen ambiente, y de lo mejor de nuestra ciudad. Si tengo que ponerle alguna pega, es que alguna de las veces que he ido, me he encontrado gente un poco pureta, pero la música, y el local en sí, están muy bien.
Su valoración:
sowhat
Un regalo para los oídos. La Bikini puede presumir de tener la mejor acústica de entre todas las salas de conciertos de Barcelona. Además, el buen equipo de sonido con el que cuenta acaba de redondear esta capacidad del local para obtener un resultado sonoro exquisito. Los directos en Bikini ganan muchísimo, en parte por esta razón. Qué decir más de esta sala que no se haya dicho ya, es un mito vivo de indispensable visita.
Su valoración:
magitorras
Sala mítica.
La sala Bikini es, quizás, la sala más mítica de Barcelona. O al menos está en el top5.
Todo el mundo ha ido o debe ir. Allí se encuentra un montón de gente especial y especializada en música.
Además todos los buenos grupos o solistas han empezado tocando en Bikini. Y lo entiendo, es una sala que respira cultura por los cuatro costados.
Su valoración:
Gimena
Genial siempre. Vayas cuando vayas esta sala promete diversion y una buena noche para todos, hacen conciertos que estan bastante bien, tambien dependendiendo del grupo, pero bueno, como experiencia no esta mal. Y las noches dicostequeras se llena un monton, hay gente de todos los colores por lo qu eel ambiente es de lo mejor, las bebidas son algo caras, pero en cualquier sitio lo son no?
Su valoración:
yrdiana
versátil. Una de las salas en Barcelona con más trayectoria de toda la ciudad.
Tanto como sala de conciertos, como discoteca merece una mención. He llegado a disfrutar de noches de todo tipo en ella. El tipo de gente que congrega allí es de lo más variada y variopinta. Pero es una noche de diversión asegurada.
Su valoración:
quel84
Bikini. Només hi he anat de concerts, i la veritat que la sala està molt bé però siusplau que fiquin aire acondicionat que fa molta calor. Els preus de les consumicions són una mica elevats.
Su valoración:
artemisabcn
Tu sala desde 1953. La historia del Bikini nace en el 1953, casi contemporáneamente a cuando Brigitte Bardot vistió solo con el primer bikini de Vichy. Bueno, desde entonces esta sala barcelonesa no ha parado de regalar a sus aficionados conciertos de alta calidad y un excelente ambiente. En particular os racimando de ir los domingos cuando hay actuación en vivo de la Black Batucada Brasil.
Su valoración:
lucaslunar
Sonido. La Sala responde a su nombre, está dividida en dos partes. Cuando se dedica a conciertos, y cuando se transforma en club. Como sala para actuaciones es posiblemente la mejor de la ciudad con respecto al sonido. Les pasa el trapo con suficiencia al razz y garitos afines. Cuando se acaban los shows y abre la disco, todo ese nivel desciende hasta el subsuelo. La palabra clave es cutre. Ahora han cambiado la entrada para no molestar a los vecinos, y hay que pasar por un tunel extraño desde la plaza interna de l´illa.
Su valoración:
fotogramaclave
Famosos y música. Bikini es más conocida por su clientela que por la sala en sí. Supongo que al estar situada en la zona bien de Barcelona sus clientes habituales son pijos y derivados (o normales en busca de famosos). El caso es que yo solamente he ido a conciertos y como sala es una de las que tienen mejor acústica. Suelen acertar con la variedad de estilos y la programación al gusto de todos.
Su valoración:
DaysInTheWake
Conciertos de calidad y noches de todo tipo. La bikini aglutina en sus fines de semana fiestas de distinto género, desde la salsa hasta el house. Quizá un poco caro, pero dentro de los precios de las discotecas de más nombre de la ciudad (Razz, Apolo). Conviene mirar qué hay en la programación de cada noche para no llevarnos un chasco con el estilo de la música, debido a su eclecticismo. Eso sí, también está bien echar un ojo a los conciertos que propone la sala porque la selección es bastante cuidada y recomendable.
Su valoración:
enrics
Llevad dinero de sobras si quereis beber. Lo que menos me gustó fue el precio, nada económico para mi gusto de las bebidas. Por un tubo de cerveza, de plástico y algo más pequeño que los de cristal, piden 4,5 euros (749 pesetas). Creo que para un concierto a las 20:00 o 21:00 de la noche es pasarse un poco, otra cosa sería los precios en hora de discoteca pero yo solo he ido a conciertos.

Un día me pasó que se les acabó la cerveza de barril y me ofrecieron una mediana, por la que tuve que pagar medio euro más para acabar vertida en el mismo vaso de plastiquete, ya que no permiten cristal.

Ante mi asombro pregunté a la camarera que por qué me cobraba más por la misma cantidad de cerveza si yo no tenia culpa que el barril se hubiera acabado. Su respuesta fue que eso era porque era de botella. Pero la que sobró, porque no cupo en el vaso, acabó en el desagüe.

Además estaba calentucha, como orín de rumiante.

Así que pocas veces más me compraré algo de beber en Bikini a no ser que tenga mucha sed y la lengua como un gatete. Beberé antes y después de entrar.

Como sala de conciertos no está mal, eso sí, pierde un poco si no hay mucho público. Por lo demás, depende de los técnicos de sonido (y algo de los músicos....)

El ambiente bien, sin humo. Los lavabos cool, chiki chiki a Eurovision y dios en la de todos.
Su valoración:
Bitxopigat
Bitxopigat. Esta discoteca, antaño, era de las mejores de Barcelona, pero como siga de la misma manera que la pasada noche, a mí van a tardar en verme mucho más que un siglo, y eso que la última vez que fui, fué la primera semana de Junio y todo seguía como siempre de bien... Los porteros de la entrada siguen en su estilo, te revisan de la manera que vas vestida y punto, cosa que a mí nunca me ha importado, porque siempre paso, pero una vez dentro, y pagas los 15 euros de rigor, haz cola para el guardarropía, en el que te aguardan 1,50 por prenda o objeto depositado, y las chicas de la guardarropía son muy majas (por ejemplo, si no te cabe la bufanda en el bolso, te la hacen guardar en un bolsillo del abrigo, para que no pagues de más). Hasta ahí todo correcto. Una vez mi pareja deja su chaqueta, el ¿vigilante? lo hace pasar al otro lado, y no deja que se pueda esperar a su pareja, y todo con malos modos, como si quedarse ahí fuera de mal fario. Total, que yo voy con mi amiga a dejar los cacharritos y a mí me hace igual, le digo: oye, por favor, que estoy esperando, que le están ya dando el ticket, (todo bien dicho) y viene a buscarme para hacerme bajar las escaleras hacia la discoteca: le digo, oye, esto nunca había funcionado así antes, te digo que no me cojas, que ya se bajar yo solita.... bueno, que queda en un hecho. Total, que una vez en la sala disco, la música nos empieza a sonar como a chino, unas mezclas que no son limpias, muy acusadas en los graves, el destination calabria de alex gaudino que empieza a sonar de fondo y yo me digo menos mal, porque esto ya no tenía cabeza ni pies, total que le empiezan a poner unas remezclas medio techno, que quedan fatal, cuando esta antes le hubiesen recmezclado con cualquier otra y hubiese quedado mas elegante... Nos vamos a la sala arutanga y lo mismo, alguna que se salva, pero demasiado reggaetón... Vamos, que salimos con mal sabor de boca y nuestra duda de si algun dia la antaña sala Bikini volverá a tener la misma música de antes.
Su valoración:
Sodapop
El fabuloso ataque de los Bikini. El Bikini es un local pijo en toda regla, tanto por su fisonomía, como por su filosofía, y cómo consecuencia de lo anterior por su clientela (sí es algo relativamente normal encontrarse con algún jugador del Barça de juerga). Un local que los domingos abra y tenga su público, quiere decir que el público tiene pasta suficiente o va en su búsqueda. Todo esto tiene un factor positivo para todos los varones, y es que en él se pasean una chicas de quitar el hipo, muchas de ellas, quizás ni te miran si no tienes un R8 aparcado en la entrada, pero bueno siempre hay joyas escondidas. El local se divide entre la sala de pachanga y una con ambiente más electrónico, a veces no logró diferenciar los estilos en esta discoteca. De forma curiosa hay una especie de pared que separa los dos ambientes y los junta cuándo las gogos reproducen el fabuloso ataque de los Bikini, la primera vez me quedé flipando cuándo vi que se subía esa pared. Esta sala además se utiliza para conciertos, pero eso es otro cantar.
Su valoración:
Esa_Morena_Bcn
Ponte el Biquini y para Bikini.... Bikini me gusta mucho. Es una discoteca considerada mas bien “pijita” pero esa percepción es más bien por la zona en la que se encuentra y por la gente que te puedes encontrar allí.

Las personas que suelen estar en Bikini, son las que viven por alrededor, y si la zona está por Pedralbes, te encontrarás normalmente con personas de allí. Esto puede ser bueno, no tiene por que pasar nada, o como me ha pasado a mi en alguna ocasión de encontrarte con petardos que se creen algo en la vida....

En fin, esos pequeños personajillos no hacen cambiar mi percepción por Bikini, una discoteca con dos salas, buena música, una de House y otra de Salsa, donde siempre me podréis encontrar como os podéis imaginar, en la de salsa.

A parte de ir a Bikini por las noches en plan discoteca, también he estado en Bikini en varias ocasiones por ir a conciertos. En uno de los conciertos que estuve fue para ver a OBK, un grupo no demasiado bien valorado, o por lo menos, no se los valora por lo buenos que son musicalmente, y solo hablan de ellos por su supuesta homosexualidad. De todas maneras, estuvieron genial y la sala se habilitó de maravilla para que sonara perfecto todo.

Respecto a la entrada, si que es algo cara, 15 € con una consumición, pero a veces hacen descuentos o 2 x 1. Además, muchos jueves por la noche hacen clases de salsa, y para los que participan si que les dan entradas gratis para los sábados. Amigas mías van, y la verdad que dicen que les gusta mucho, así que algún día tendré que ir a probar...

Sala Bikini
Sala Bikini

Volver arriba